Ya tienes tu anillo de compromiso y ahora viene la parte más emocionante: los preparativos. Probablemente ya estás pensando en opciones de vestidos de novia y barajando ideas del estilo que quieres usar para verte radiante en tan importante día, pero aún no logras decidirte.

Entonces aparecen un sinfín de alternativas: vestidos de novia con encaje, diseños sin espalda, cortos, largos y tantos más. También, por supuesto, el favorito de muchas: el vestido de falda plisada y sus diferentes versiones.

¿Quieres saber más sobre este clásico estilo? Lee todo sobre él, a continuación.

Un poco de historia

Los vestidos plisados tuvieron su época dorada a comienzos del siglo XX. En esos años, diferentes diseñadores se inspiraron en las túnicas griegas y la fluidez de sus telas para confeccionar diseños etéreos y, sobre todo, muy cómodos.

Años más tarde, la tendencia siguió viva entregando icónicos momentos, como el inolvidable vestido blanco de Marilyn Monroe en la película “La comezón del séptimo año”. La diseñadora Coco Chanel también fue una fiel representante de esta tendencia, confeccionando trajes que hasta la actualidad son motivo de inspiración para cientos de mujeres en el mundo.

Hoy siguen siendo muchas las que prefieren este tipo de vestidos y las novias no son la excepción. Lo mejor es que hay para todos los gustos y todo depende del estilo que quiera explotar cada una.

El plisado en diseños para novia

Muchas novias prefieren este tipo de vestido, especialmente por su comodidad. Su fluidez permite una libertad de movimiento que otros diseños, como los vestidos de novia cortos y ajustados, no tienen, y que en estaciones como la primavera y el verano, se agradece muchísimo.

Además suelen ser diseños muy elegantes y versátiles. El drapeado de sus telas los hace ser suaves y perfectos para cualquier matrimonio, no importa si es de día o de noche, si es una ceremonia en un hotel, en la playa o en una con decoración para matrimonio campestre. Este tipo de vestido nunca falla.

Por otro lado, sirve para todo tipo de contexturas. Al estar confeccionados con telas livianas, generalmente no marca la figura y tienen caídas anchas que permiten una soltura y comodidad incomparable.

Tipos de vestidos plisados

Si bien hay varios estilos de vestidos plisados, lo que tienen en común todos son su romanticismo y femineidad. Algunos de los tipos de diseños plisados son los vestidos de novia estilo princesa, con volumen y amplio ruedo. También están los clásicos cortes A con modelos de vestidos de novia hippie chic o el corte imperio, que quedan increíble con todo tipo de peinados, pero, sobre todo, con trenzas lindas, si buscas un estilo más boho o con un recatado peinado recogido, si quieres darle elegancia a tu look nupcial.

¿Qué opinas de los vestidos plisados? Si eliges uno de este estilo para lucirte en tu matrimonio, recuerda complementarlo con peinados de novia que estén a la altura de tan hermoso diseño. El resto es sólo disfrutar de la emotiva celebración de intercambio de anillos de oro con tu pareja; símbolo del inicio de su nueva vida y proyecto familiar en conjunto.