Asos
Por Asos
Asos
Por Asos

Independientemente de si contraerás nupcias en la oficina del Registro Civil, en un centro de eventos o en tu propia casa, lo cierto es que el vestido de novia se robará todas las miradas. ¿Por dónde comenzar a rastrear tendencias? Si ya tienes clara la temporada en que se realizará el matrimonio, entonces solo te restará definir un estilo en particular. Chequea las siguientes claves que te ayudarán en la búsqueda de tu atuendo para el gran día.

El largo ideal

¿Cómo debe ser un vestido de novia para el civil? No existe una respuesta única, pero sí muchas opciones en cuanto al largo. Uno de los más buscados, por ejemplo, es el denominado little white dress, que no es otra cosa que un vestido corto, blanco, versátil y atemporal. Una estupenda alternativa para novias que se casarán de día o que apostarán por ceremonias sencillas.

Pueden ser trajes holgados o ceñidos, según el estilo que te acomode. Pero si prefieres un vestido más largo, los diseños midi son otros muy demandados para matrimonios por el civil. Con un corte a media pantorrilla, los trajes midi son perfectos para toda estación e ideales, tanto como los cortos, para exhibir tus zapatos.

¿Sueñas con dar “el sí” enfundada en un vestido largo? Entonces no te resistas a lucir un elegante traje que cubra tus pies e, incluso, que arrastre una cola. Quizás un opulento diseño de línea princesa no sea el más adecuado para una ceremonia discreta por el civil. Sin embargo, los vestidos de inspiración minimal y los boho chic, por ejemplo, destacan entre los favoritos. Ya sean cortos, midi o largos, encontrarás muchas propuestas en los catálogos de novias 2021-2022.

Qué tela elegir

El romántico encaje es un tejido eterno que siempre podrás incluir en tu outfit nupcial, ya sea decantándote por un traje de silueta sirena entero de encaje o por un vestido de línea A con encaje en el escote, por ejemplo. Si buscas telas sobrias y sofisticadas, el crepe y el mikado son perfectos, siendo el primero más liviano y el segundo más pesado; mientras que, si deseas un traje estacional, elije gasa u organza para verano, y otomán o terciopelo para el invierno.

En tanto, si tu estilo es más sensual, un vestido lencero de satén será una estupenda opción para un matrimonio por el civil. Pero si te inclinas por la tendencia hippie-chic, un traje de tul plumeti, chifón o bámbula te garantizará total ligereza y fluidez.

Según la tela y el estilo, además, encontrarás vestidos con más o menos detalles. Entre ellos, diseños con lazadas, mangas abullonadas, escotes con pedrería, aberturas en las faldas, cinturones joya, bordados 3D, volantes, plumas e, incluso, velos, capas y colas. ¡Sí! Que sea una boda civil no implica que no puedas lucir estos complementos. Solo procura escoger un outfit que no te haga lucir recargada.

Colores y estampados

Aunque el blanco pulcro sigue siendo el color más elegido, muchas novias prefieren apostar por otras tonalidades para casarse por el civil. Entre ellas, colores suaves como el marfil, el gris perla, el vainilla, el rosa palo o el nude

Y ya que estas ceremonias suelen ser menos protocolares, otra alternativa es que te inclines por un vestido de novia estampado. Por ejemplo, si tu estilo es romántico, te encantarán los diseños con estampados florales, ya sea cubriendo la totalidad de la pieza o con flores salpicadas en puntos específicos. También son una buena opción para quienes contraerán nupciales en una ceremonia campestre.

Y los lunares son otro estampado que no pasa de moda, los que también podrás encontrar en propuestas para novias. De hecho, si buscas un atuendo con aires vintage, un vestido midi con lunares será un total acierto.

Tanto el print floral como el de lunares son los más comunes. Sin embargo, también encontrarás vestidos con faldas estampadas con rayas verticales o cuerpos con estampados geométricos, entre otras opciones. Ya sea un vestido de corte imperio, línea A, evasé, princesa o sirena, marcarás la diferencia se te inclinas por un modelo con estampado para lucir en tu cita especial.

Faldas y pantalones

Pero si no te convence un vestido para tu matrimonio por el civil, siempre podrás optar por un traje de dos piezas. Por ejemplo, por una falda midi ceñida, acompañada de blusa y blazer, para novias sofisticadas. O por una falda larga y holgada, complementada con un crop top, para prometidas de estilo más casual. Si eliges tu estilismo en blanco, te sentirás igualmente como una auténtica novia.

Ahora, si te acomodan más los pantalones, también tienes varias alternativas. Desde un cómodo y moderno enterito, ya sea de pantalón pitillo, recto o palazzo, hasta un traje de dos piezas tipo esmoquin. Es decir, pantalón y chaqueta.

Y si te casarás en la playa o en una ceremonia informal, también está la opción de escoger un pantalón culotte, que es de tiro alto, holgado y corta un poco más arriba del tobillo. Generalmente incluyen bolsillos y lucen bien con cualquier acompañamiento superior.

Ya ves que hay un amplio abanico de propuestas para deslumbrar en un matrimonio por el civil. Desde vestidos largos con toques clásicos, hasta atuendos de dos piezas de inspiración urban-chic. Vuelve a revisar la galería y recoge ideas según cual sea tu estilo.