H&M
Por H&M

Organizar una boda nunca es fácil, aun cuando se trate de una ceremonia civil, que aparentemente requiere de menos trámites y protocolos. Sin embargo, lo cierto es que tendrás que atender a muchísimas tareas, desde elegir los anillos de matrimonio, hasta preparar la recepción, los recuerdos e, incluso, definir las frases de amor que incorporarás en los votos nupciales.

Ello, sin contar que mirar vestidos de novia acaparará gran parte de tu tiempo. ¿Necesitas ayuda en este ítem? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre los vestidos para el civil.

Según el largo

Dependiendo de lo que desees para tu matrimonio, podrás elegir entre vestidos de novia cortos, término medio o largos. Si planeas una ceremonia en temporada de buen tiempo y al aire libre, un traje sobre la rodilla será perfecto y te dará un toque sensual, aunque quizás te parezca más cómodo el corte midi, que es a media pantorrilla.

No obstante, si prefieres algo más elegante, definitivamente un vestido largo será el indicado. Eso sí, no tiene por qué ser despampanante ni voluminoso tipo princesa. Por el contrario, un vestido de novia sencillo, que armonice bien con tu figura, será suficiente para deslumbrar en tu matrimonio civil.

En algunos casos, la elegancia viene por añadidura en algún detalle, ya sea un lazo en la cintura, unas mangas campana o un drapeado sutil.

Las telas

Si bien depende fundamentalmente de la época del año en la que te cases, muchas novias se inclinan para sus vestidos por tejidos fluidos, ligeros y vaporosos, como la seda, la gasa, la organza y el crepé. Ello, pues la tendencia en matrimonios civiles es apostar por lo natural y de ahí que los vestidos de novia hippie chic también aparezcan como una buena alternativa.

Ahora, si bien se destacan los diseños lisos entre los favoritos para lucir en un civil, las nuevas tendencias vienen cargadas hacia modelos con mucho encaje, bordado, transparencias en mangas y escote, y telas superpuestas, entre otros detalles. 

Predominan en esta línea los vestidos corte en A, corte recto y corte imperio, con escotes de tipo barco, ilusión y en V en la mayoría de los modelos.

Colores y accesorios

El blanco puro sigue siendo el color más elegido para los vestidos de novia por el civil. Sin embargo, también hay otras opciones para aquellas futuras esposas que desean innovar. Tonos como el champagne, el color crema y el vainilla se destacan entre los más llamativos; mientras que en lo que respecta a accesorios, solo es cuestión de gustos de cada una.

Eso sí, mientras más sobrio el vestido, más importancia puedes darle a los accesorios. Por ejemplo, usar un tocado con rejilla o incluso un velo si tu elección es simple. O, por el contrario, si te inclinarás por vestidos de novia con encaje, unos aros de perla bastarán.

Además, si te gustan los tapados, siempre podrás complementar tu outfit nupcial con algún delicado bolero, estola o capa.

El plan B

Ya que de por sí un civil se adhiere a menos protocolos, eso también implica una mayor libertad en el vestuario. Por lo tanto, no tienes que usar necesariamente un vestido, también puedes decantarte por un traje-pantalón, acompañado de un bonito blazer. De hecho, los enteritos para matrimonio están cada vez más de moda y si eliges un diseño en blanco, sin duda te verás espléndida.

Ahora ya sabes que son diversas las opciones para tu ceremonia civil, más allá de un vestido de cóctel, por lo que sin duda encontrarás un traje a tu medida. Eso sí, no te olvides de revisar nuestras galerías con peinados de novia para completar tu look, así como chequear las últimas tendencias en decoración para matrimonio, tanto para adoptar en tu casa como en el salón que elijan para casarse. ¡Buena suerte!