Sebastián Valdivia
Sebastián Valdivia

Tanto si intercambiarán anillos de matrimonio en la oficina del Registro Civil como en un salón privado, elegir el outfit es lo que concentrará toda tu atención. Por lo tanto, si ya estás rastreando tendencias en vestidos de novia, te encantará saber que los pantalones y faldas también son una alternativa a considerar. Cualquiera de ellos, que podrás lucir con tus joyas favoritas o con ese peinado recogido con trenzas que tienes en mente. ¿Pantalón, falda o vestido? Te ayudamos a decidirte.

Dile sí al pantalón

El pantalón de tela es una de las prendas más cómodas, elegantes y versátiles, por lo que destaca entre las favoritas para lucir en un matrimonio civil. Eso sí, cabe identificar tres tipos entre los que podrás optar según lo que andes buscando. Por un lado, está el traje de saco o pantalón con crop top y chaqueta, que representa el estilo más sobrio y sofisticado. Ya sea con pantalones de corte recto, pitillo o de tipo palazzo, conseguirás un look que desprende un suave toque masculino.

En segundo lugar, los monos o enteritos para matrimonio irrumpen como la prenda más moderna y posible de encontrar en modelos lisos, estampados, con encaje, juegos de transparencias e, incluso, rematados con una sobrefalda. Son lúdicos y muy chic. Ahora, si buscas una prenda menos formal o, por ejemplo, tu matrimonio será en la playa, inclínate por un pantalón holgado tipo culotte, que corta un poco más arriba del tobillo y que podrás complementar con una blusa o crop top.

Como ves, hay pantalones para todos los gustos, confeccionados en seda, crepe, gasa, organza o raso, entre las telas más empleadas. Y si no quieres llevarlo en blanco, hallarás muchas alternativas en marfil, nude, champaña o rosa pálido. Una prenda que, por lo demás, te permitirá lidiar con las temperaturas altas o muy bajas, según la tela y modelo en que lo elijas. Por ejemplo, un enterito brocado será perfecto para el invierno, mientras que un culotte de gasa será una opción fresca para días de verano. ¿Un último tip? Combinado con las prendas u accesorios correctos, un pantalón definitivamente lo podrás volver a usar.

Pasión por las faldas

David's Bridal
David's Bridal

Los trajes de dos piezas conformados por faldas son otra excelente opción para lucir en tu matrimonio por el civil. Lo mejor de todo es que encontrarás muchísimos tipos de faldas para escoger de acuerdo a tu estilo. Para novias románticas, por ejemplo, son ideales las faldas largas de tul plisado o gasa en línea A, que podrán acompañar de un delicado crop top de encaje. No obstante, si buscas algo más discreto o, por ejemplo, si la postura de anillos de oro será en la oficina del Registro Civil y no en un centro de eventos, una buena idea será decantarte por una elegante falda tubo que puedas complementar con una chaqueta.

Las faldas midi son una apuesta más fresca y juvenil, mientras que las de corte mullet son perfectas para quienes desean darle un toque novedoso a su estilismo. Los catálogos de moda incluyen cada vez más trajes con piezas separadas, generalmente en blanco, aunque también podrás apostar por un look bicolor. Por ejemplo, lucir una falda celeste con una blusa blanca o una falda blanca con un crop top con pedrería en tonos plateados. Las faldas son cómodas, versátiles y, al igual que los pantalones, seguramente podrás ocupar tu falda de novia en otra ocasión. También encontrarás faldas con bolsillos, tajos o volantes, a lo que suma la opción de incorporar un bonito lazo o cinturón, si el modelo lo amerita.

Vestidos por siempre

Amsale
Amsale

Theia
Theia

Los vestidos de novia para el civil permiten mayores libertades que, por ejemplo, un diseño tradicional para entrar a la iglesia. Por lo tanto, si eres de las que no concibe casarse sin un vestido, podrás optar entre muchas tendencias. Una de ellas son los trajes minimalistas que resultan muy apropiados para dar “el sí” frente a un juez. Diseños sobrios y elegantes que te harán sentir espléndida en tu gran día, como un vestido de corte recto en crepé. O un vestido de estilo lencero en satén.

¿Y qué tal si eres una novia de aires boho? En ese caso tendrás un amplio abanico de modelos donde elegir, confeccionados en telas fluidas, como tul plumeti y con detalles inspiradores, como mangas campana o abullonadas. Los vestidos midi, en tanto, son otra propuesta muy buscada por novias que se casarán por el civil, ya que son románticos, versátiles, cómodos y menos formales que, por ejemplo, un diseño hasta los pies. Y otra tendencia muy demandada son los vestidos de novia cortos, pues son cada vez más las futuras esposas decididas a mostrar piel. En esa línea, encontrarás desde trajes de silueta sirena sobre la rodilla, hasta modelos más discretos de corte evasé a media pierna.

No obstante, si prefieres algo todavía más innovador, atrévete para tu gran día por un vestido high-low. Es decir, aquellos que son cortos por delante y largos por detrás rematado en una gran cola. En general, los vestidos para el civil apuestan por escotes como el barco, el bardot, el ilusión o en el V, pudiendo hallarse diseños también en colores alternativos al blanco, como el beige.

¿Ya tienes claro el vestuario que usarás en tu gran día? Recuerda que, mientras más sobrio el traje, más relevancia podrás darle a tus accesorios. Por ejemplo, si elegirás un vestido de novia sencillo, no dudes en usar un tocado de rejilla, una pamela (sombrero) o un peinado de novia que sea llamativo. O al contrario, si te decantarás por un traje de corte princesa, con unos aros minimalistas bastará.