Mostrar las piernas no solo está permitido para los vestidos de fiesta, sino que para todo tipo de vestidos y son cada vez más las novias que se inclinan por trajes cortos, ya sea por encima o bajo la rodilla; sobre todo, si se pondrán los anillos de matrimonio en una ceremonia que no sea religiosa, pues los vestidos de novia para el civil suelen ser más sencillos y no se apegan tanto al protocolo. Si quieres saber qué vestido usar para tu matrimonio, sigue leyendo y descubre cuál es el largo que mejor queda con tu personalidad.

Múltiples versiones

Los catálogos de moda nupcial son cada vez más generosos, lo que permite encontrar el traje ideal para cada tipo de novia. Por ejemplo, si lo que deseas es mantener un toque clásico, puedes decantarte por vestidos de novia estilo princesa con largo hasta la rodilla; mientras que, si prefieres algo más discreto, un diseño liso y de línea recta a media pierna te sentará perfectamente.

Por otro lado, si buscas una opción más sensual, hallarás varios modelos con los que podrás lucir tus atributos, como trajes ceñidos a la figura, vestidos de novia sin espalda o reveladores atuendos llenos de encaje.

También encontrarás vestidos de novia hippie chic, muy holgados y cómodos para una boda campestre o en la playa, así como diseños más estrafalarios y recargados de apliques para novias glam. Y si te gusta la inspiración vintage, la que estará presente tanto en las argollas de plata que intercambiarás con tu futuro marido, hasta en el tocado tipo rejilla que usarás de accesorio, entonces un vestido corte midi será el corte ideal para ti; además, te llenará de encanto.

Ahora, si lo que anhelas es algo aún más innovador, te deslumbrarás con los vestidos denominados high-low; es decir, aquellos que son cortos por delante, pero con una larga cola que sobresale. Estos son especialmente elegantes y perfectos para lucir en un matrimonio formal, ya sea por el civil o la Iglesia y los podrás encontrar en tiendas de vestidos de novia en Santiago o mandarlo a hacer a medida con una diseñadora de confianza.

Cortes y telas

Los cortes en A, recto, evasé y princesa son los que más se repiten entre los vestidos cortos, mientras que los escoten dependen exclusivamente de cada atuendo. Es decir, no hay limitaciones en ese sentido, incluso, podrás encontrar vestidos de novia chino, pues el corte evasé es el que más acentúa la cintura y con un amplio faldo bajo el vestido, podrás dar la ilusión de llevar un tradicional vestido de huasa.

En cuanto a las telas, predominan las vaporosas y de caída ligera como la seda, gasa, georgette, encaje, organza e, incluso, crochet para algunos casos, las que son ideales si buscas vestidos de novia para gorditas, porque no hay nada mejor que telas livianas para estilizar el vestido y la figura, sea largo o corto.

Por otro lado, las faldas de tul, volantes y lazos en la cintura son recurrentes en estos diseños, que, contrario a las telas livianas, no son muy favorecedores para usar en vestidos de novias en tallas grandes, sin embargo, si eres amante de los detalles y del tul, puedes uasr un escote en V que estilice tu figura, de este modo, podras sumar detalles como pedrerías, bordados y transparencias en mangas o espalda a tu vestido corto.

Colores y complementos

Aunque el blanco absoluto predomina en los catálogos, los diseñadores de vestidos cortos se permiten jugar un poco más con los tonos, ofreciendo modelos en rosa empolvado, champagne, marfil, beige y lavanda, entre otros. Estos últimos, colores ideales, por ejemplo, para una ceremonia de segundas nupcias.

Y es que más allá de la tonalidad, los trajes cortos permiten mayor libertad, lo que también se traspasa a los accesorios. Si bien los peinados con trenzas y pelo suelto son tendencia hoy en día, un traje corto bien puede acompañarse de un tocado con rejilla, un velo o incluso un sombrero, dependiendo del estilo.

Por ejemplo, si eliges un vestido de novia sencillo, podrías marcar la diferencia llevando un elegante velo largo. Porque si bien los velos y colas son propios de los trajes de novia tradicionales, y se ha visto en la mayoría de las colecciones de vestidos de novia 2017, también aparecen en los vestidos cortos en sus versiones renovadas. Velos tipo blusher y mantilla destacan entre los favoritos, mientras que las colas derrochan puro glamur.

Y si necesitas cubrirte cuando llegue la tarde, siempre podrás recurrir a un delicado bolero o a una capa, similares a los tapados para vestidos de fiesta, pero adaptados para la novia; entre otras opciones para cerrar el look.

¡Ah! Un último dato: elige el mejor par de zapatos, pues los lucirás más que nunca con tu vestido corto. Además, no te olvides de que el calzado, tanto como los peinados de novia, las joyas y otros complementos, deben armonizar en su conjunto. Vestidos de novia para inspirarte hay muchos, lo importante es que te sientas cómoda y segura en tu gran día. Te verás hermosa con cualquier elección. ¡Tú decides!