Si ya tienes listo tu vestido de novia y decidido cuál será el peinado de novia que le pedirás a tu estilista, el accesorio por excelencia que le va a dar el toque final a look, es el ramo de flores. Algunas novias piensan que el ramo tiene que combinar con los arreglos para matrimonios, pero lo cierto es que no tiene por qué. Si te casas de día o de noche y lo que quieres es dar un estilo campestre y colorido, lo ideal es un ramo de novia con flores silvestre. Aquí te mostramos algunas propuestas para que te inspires con los ramos silvestres más increíbles.

Sobrio y elegante

Al decir flores silvestres el prejuicio de que se verá poco elegante viene a la cabeza, pero lo cierto es que es sólo eso, un prejuicio. Muchas flores silvestres se pueden ver sobrias y elegantes en un ramo de novia, dependiendo de los tipos de flores y los colores. Si te casas de noche puedes escoger tonos blancos, burdeos, rojos y morados, por ejemplo, mezclando margaritas con correhuelas y campanillas azules. También una linda opción es optar por una o dos flores como, por ejemplo, unas calas o unas hortensias muy grandes en tonos rojos, las que pueden ser el complemento ideal a la hora de intercambiar anillos de oro en tu día especial.

Colores por mil

Si tienes una decoración de matrimonio campestre, los colores serán lo tuyo para tu ramo de novia y sabemos que en colorido, las flores silvestres son las soberanas. Amapolas anaranjadas, gerberas de todos los tonos que te imagines, Jacinto, fresias o caléndulas pueden ser las perfectas protagonistas, las que además, desviarán la mirada a tus invitados y las solteras van a querer quedarse con él.

¿Flores secas? ¡Sí!

No es muy usual, pero sí es muy lindo. Si optas por adornos de matrimonio fuera de norma, puedes seguir la tendencia con tu ramo de novia con flores silvestres secas o que parecen que lo estuvieran. Puedes elegir lavanda, craspedias, paniculata, cardo o, incluso, algunas espigas de trigo. La combinación de formas, tamaños y colores, lo hará todo.

Como si las hubieses cortado en el camino

Apegándonos más a lo que supone hablar de flores silvestres, puedes hacer un ramo de florcitas como si estuvieran recién cortadas de la orilla del camino. Aquí las favoritas son los yuyos que ofrecen colores amarillos o lilas, campanitas de oro, flor de manzanilla o abrepuño. Este detalle puede ser muy romántico, más si lo combinas poniendo algunas florcitas en tu peinado con unas trenzas lindas, que inviten a ser adornadas con flores como en Rapunzel.

¿Te inspiraste con alguna de estas ideas? Las flores alegran, adornan y otorgan esos detalles de los que vas a disfrutar en este gran día. Si ya tienes tus favoritas, las combinaciones que harás y los colores que usarás, podrías pensar en los centros de mesa para matrimonio que vas a querer, los que pueden combinar con tu ramo. Y el paso siguiente es pensar qué le dirás a tu futuro marido en el altar y escribir esas frases de amor que no se olvidarán en toda la vida.