Day Makeup & Hair

Si te encuentras en plena búsqueda de vestidos de novia, entonces estás en el momento preciso para decidir si llevarás velo o no en el gran día. De hecho, también dependerá de esto si te inclinas por peinados recogidos con trenzas o por el pelo suelto, por lo que no es una decisión que debes tomar al azar.

Además, al igual que los anillos de matrimonio, el velo tiene un significado especial y muchas variantes hoy en día. ¡Descubre todo a continuación!

Un poco de historia

Tiempo de Novia

Aunque hay varias vertientes que intentan explicar el origen de esta tradición, la más popular se remota al antiguo mundo greco-romano. En ese entonces nació como una superstición en los matrimonios paganos, ya que se creía que el velo protegería a la novia de los espíritus malignos y de los males de ojo que otras mujeres podían lanzarle al sentir envidia de su felicidad. Por esos años, los velos eran brillantes y de color rojo o amarillo, que eran los colores de la protección.

Este significado se conservó durante la Edad Media y se extendió por Inglaterra como símbolo de la ingenuidad, el recogimiento y la virginidad que la novia debía ofrecer al presentarse ante su futuro marido. Ya entrado el siglo XIX, el cristianismo adoptó el uso del velo como símbolo de pureza.

Distintos tipos

JenniferCarol Makeup

El velo es un clásico de todos los tiempos que, sin embargo, ha logrado reinventarse para satisfacer los estilos y necesidades de todas las contrayentes. El velo catedral, por ejemplo, es ideal para novias ceremoniosas, pues entrarán al altar cargando nada menos que dos metros y medio de género a sus pies.  

Un velo de rejilla, en tanto, le quedará fabuloso a una novia de inspiración vintage. Y es que además de cubrir parte del rostro, estos suelen ir acompañados por incrustaciones en pedrería, flores o plumas.

Los velos de tipo pirata, por su parte, que pueden ser cortos o largos, son perfectos si has optado por un vestido de novia hippie chic, pues la prenda se coloca sobre la cabeza y se amarra por detrás, dejando que caiga por la espalda y hacia los lados. Este estilo surgió en los años 20, pero ha tenido un revival importante en el último tiempo como tendencia boho.

Ahora, si lo que buscas es algo más tradicional, un velo tipo mantilla te quedará hermoso, ya que es súper femenino y enmarcará tu rostro de una manera única. O bien, puedes decantarte por velos largos que pueden ser de estilo vals, que llegan hasta la altura de la pierna y nunca más abajo del tobillo; o de estilo capilla, que bajan de los tobillos y acarician el suelo. ¡Ideal si eres una novia romántica!

No obstante, si quieres darle un toque mucho más actual o chic a tu estilismo, también encontrarás velos cortos o blusher que pueden llevarse cubriendo el rostro o hacia atrás.

Los encontrarás todos en telas como encaje, tul, seda y organza, ya sea lisos, bordados, con brillo o con diversos tipos de apliques.

Cómo elegir el velo adecuado

Peinados Talca

Para acertar con el velo correcto debes tomar en cuenta el estilo de vestido, así como el peinado que vas a lucir en el enlace.

Por ejemplo, a los vestidos de novia estilo princesa le favorecen mucho los velos largos, tipo catedral; mientras que a los vestidos de novia cortos o de silueta sirena les queda mejor el velo blusher, así como uno en capas. O si lucirás un sofisticado traje de corte imperio, el velo tipo capilla te sentará espectacular.

¿Y qué hay con el peinado? A excepción de los velos piratas, ideales para llevar la melena suelta, la mejor forma de lucir un velo es sobre peinados recogidos o semi recogidos, elaborados de manera consistente para sujetar bien la pieza en la parte superior de la cabeza o nuca.

Ahora, si buscas una forma original de dar protagonismo a tu peinado, por ejemplo, a un moño midi, puedes hacer que el velo lo rodee y salga desde los laterales. ¡Quedará muy chic!

Tendencia 2018

Aunque ha habido momentos en que parece sucumbir ante la fuerza de las capas, lo cierto es que el velo se mantiene estoico y, de hecho, este año aparece en los catálogos nupciales, pero con un detalle fascinante: ¡el color!

Y es que dejando a un lado al tradicional velo blanco o marfil, hoy las novias se arriesgan con otros tonos como rosa palo, azul pastel, menta o violeta, que también pueden combinar con el color de las flores de su ramo de novia.

Efectivamente, los velos de colores se están volviendo tendencia y es que son perfectos, por ejemplo, si te vas a casar en la playa o si te has inclinado por una decoración de matrimonio campestre, para darle un estilismo más rústico a tu look de novia.

Un velo turquesa para llevar frente al mar o uno color verde para una boda rústica, te harán lucir y sentir simplemente como la novia más linda.

¿Ya te decidiste a llevar un velo en tu matrimonio? Si te encantó el tema y quieres seguir indagando en él, te invitamos a revisar los vestidos de novia 2018 con velo y, de paso, lo último en peinados de novia para que vayas tomando más ideas sobre este accesorio