Leo Basoalto/Mati Rodríguez
Leo Basoalto/Mati Rodríguez

A dos meses de intercambiar anillos de matrimonio, ya es un buen momento para empezar a buscar los complementos. Y es que tal como el vestido de novia se enriquece con las joyas y el tocado, el traje de novio también requiere de complementos para brillar. Entre ellos, los suspensores, que hoy se han convertido en una pieza con alta demanda en el universo nupcial. Además, independiente del lugar donde partirás la torta de matrimonio, ya sea en un elegante salón o en el campo, podrás adaptarlos perfectamente a tu estilo.

Sus inicios

Cecilia Estay
Cecilia Estay

Los suspensores, que son correas elásticas de tela que giran sobre los hombros para sostener el pantalón, encuentran su origen en la Revolución Francesa. Al menos, se cree que allí se inventó esta prenda que, por aquellos años, eran simples tiras de cuero que caían sobre los hombros y se sujetaban a la cintura del pantalón por medio de un gancho.

En poco tiempo estos tirantes, que originalmente eran pesados e incómodos, se convirtieron en la pieza favorita de la nobleza. Es decir, se elevaron a la categoría de accesorio digno de un caballero bien vestido. Sin embargo, a partir del 1900 los cinturones comenzaron a tomar fuerza, principalmente por los uniformes militares y ya en el 1920 la mayoría de los hombres sujetaba sus pantalones con un cinturón. Pese a ello, los suspensores no desaparecieron, sino que en letargia esperaron el momento para volver a resplandecer… ¡en el siglo XXI!

Cómo se usan

Yorch Medina Fotografías
Yorch Medina Fotografías

Si te atraen los suspensores y estás pensando lucirlos en tu postura de anillos de oro, hay varias reglas de estilo que debes conocer. Primeramente, que los suspensores no suelen usarse con un cinturón, pues ambas prendas cumplen la misma tarea. Para sujetarlos, en tanto, podrás optar entre botones o clips metálicos, por lo que tendrás que escoger un pantalón adecuado para cada alternativa. Además, los suspensores deben combinar en lo posible con los zapatos y/o calcetines.

Ahora, para lograr armonía con sus looks, elige tus suspensores del mismo color del tocado que la novia portará en su peinado recogido, del ramo de flores o de sus zapatos. Para un mayor toque de elegancia se llevan con chaqueta, aunque también podrás usarlos sin ella para darle más informalidad a tu estilismo. Por otro lado, encontrarás dos tipos básicos de suspensores, que son en forma de “Y” y en forma de “X”, según la figura que se forme con ellos en la parte trasera. Los en “Y” son más gruesos, mientras que los en “X” son más delgados.

Y con respecto a otros complementos, los suspensores se acoplan bien tanto a una corbata como a una humita, pudiendo añadir igualmente el botonier. Eso sí, procura que no sea tan llamativo para no sobrecargar. Por último, los suspensores alargan la figura y la estilizan por su verticalidad, por lo que son excelentes para sumarte unos centímetros extra.

Para qué novios

Karina Baumert Peinados y Maquillaje
Karina Baumert Peinados y Maquillaje

Ya que el objetivo hoy en día es que esta prenda se luzca, es cotizada principalmente por aquellos novios que se alejan del clásico esmoquin, frac o chaqué. Considerando su origen en el siglo XIX, por un lado están aquellos contrayentes de inspiración vintage que querrán evocar el pasado en su outfit nupcial y, por lo tanto, los suspensores les vendrán estupendamente junto a una boina. También están los novios de estilo más alternativo, elegirán con especial cuidado los suspensores que se robarán toda la atención. Muchas veces en telas coloridas o estampados de cuadrillé. No obstante, aquellos que se inclinen por una decoración para matrimonio campestre o hippie chic, igualmente podrán incorporar esta pieza a sus atuendos, ya que suelen prescindir de la chaqueta. Esto último, con el fin de lograr un look más desenfadado.

Dónde se consiguen

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

La oferta en suspensores es cada vez más amplia, así que no te costará encontrar, ya sea en Santiago o regiones. Si no los consigues en la misma tienda donde encargarás tu traje de novio, entonces date una vuelta por sastrerías, boutiques, atelieres o, incluso, chequea en las tiendas tradicionales que están en los centros comerciales.

Dependiendo del material y el diseño, hallarás suspensores entre los $10.000 y los $30.000 aproximadamente. En diversidad de colores, lisos, estampados, de seda, de piel o de algodón, entre muchas opciones más. Eso sí, si vas a escoger un color llamativo, averigua si el vestido de novia con encaje de tu prometida le hará juego. Por ejemplo, si incorpora un cinturón en ese tono o si es posible armonizar con el calzado.

¡Qué nadie te diga lo contrario! Los suspensores son estilosos, una de las prendas más llamativas y seguro te harán lucir todavía más guapo en tu intercambio de argollas de plata. Por lo tanto, si estás enfocado en los detalles de la decoración para matrimonio, y nos has visto nada aún de tu look nupcial, considera los suspensores como un accesorio que siempre te sumará.