Patricio Bobadilla
Patricio Bobadilla

Que dos hombres se pongan de acuerdo en sus trajes de novios puede resultar, o muy fácil y rápido; o más engorroso, si son indecisos y no tienen tan claro qué estilo les queda mejor. Lo primero es definir el tipo de matrimonio, ya sea elegante, campestre, vintage, urbano, glamuroso o hippie-chic, para entonces comenzar a rastrear tendencias.

Eso sí, hay varios factores que influirán en el resultado final. El objetivo es lucir impecables y, sobre todo, fieles a su estilo, así que tómense todo el tiempo que necesiten hasta dar con sus vestuarios ideales. Revisen estos consejos de acuerdo a las decisiones que vayan tomando en el camino.

1. Trajes iguales

Si tienen gustos similares, tal vez los seduzca llevar el mismo traje en su enlace nupcial. Mismo traje, mismo color y mismos accesorios. Esta opción es ideal para aquellos novios que apostarán por una ceremonia clásica o elegante. Además, si no quieren que ninguno destaque por sobre el otro, se ahorrarán ese problema escogiendo trajes idénticos.

2. Trajes distintos

Teatro Montealegre
Teatro Montealegre

Otra alternativa es inclinarse por vestuarios diferentes, pero procurando que sean del mismo estilo. Es decir, no escojan uno un frac y otro un chaqué; o un esmoquin y un terno, ya que visualmente provocará ruido. Por ejemplo, si se deciden por el chaqué, puede que uno sea brocado y el otro liso. O si se quedan con el esmoquin, que uno sea satinado y el otro de acabado mate. O también pueden elegir chaquetas que se abrochen de distinta manera, como en el caso de un terno recto de tres botones y un terno cruzado.

3. Accesorios

Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

¿Prefieren marcar la diferencia con los accesorios? Si escogerán el mismo traje, uno de los novios puede decantarse por una humita y el otro por un corbatón; o uno llevar el traje con chaleco y el otro sin esa prenda. O al contrario, si se enfundarán en trajes diferentes, pueden equilibrar al seleccionar la misma camisa, la misma corbata o el mismo botonier. Y el calzado, tanto en el diseño como color, es otro elemento en el que podrán coincidir o diferenciarse, según lo estimen conveniente.

4. Colores

Natalia Oyarzún Eventos
Natalia Oyarzún Eventos

Siguiendo la fórmula anterior, pueden definir colores diferentes si lucirán un traje idéntico o coincidir en el color si llevarán vestimentas distintas. O bien, en el caso de trajes diferentes, elegir cada uno el color de su preferencia, pero sintonizar en los accesorios. Por ejemplo, un terno marrón y otro verde oliva, pero con las corbata o humitas en burdeos.

Por otra parte, jugar a invertir dentro de una misma gama de colores resulta muy interesante. Es decir, si ambos estrenarán ternos, que el de un contrayente sea azul con corbata celeste y el de su pareja, celeste con corbata azul, pero ambos con camisas blancas. Crearán un efecto muy atractivo y a la vez sofisticado.

Ahora, si el matrimonio será en un tono más informal, siéntanse con la libertad de explorar otras combinaciones. Por ejemplo, que ambos lleven un traje gris, pero los complementos de uno sean morados, mientras que los del otro sean azules. Indaguen en los tonos complementarios.

5. Ir juntos o mantener la sorpresa

Macarena Arellano Photography
Macarena Arellano Photography

Según el tipo de pareja que sean, podrán acudir juntos a elegir el traje, o bien, que cada uno lo haga por su lado para mantener la sorpresa. Si decidirán llevar el mismo atuendo, entonces lo más práctico es que vayan juntos a las pruebas de vestuario. Pero si usarán trajes diferentes, hagan el trabajo por separado, siempre que antes definan algunos puntos, como si elegirán el mismo color o combinarán los accesorios. Así, sin ver sus respectivos outfits hasta encontrarse en el altar, se asegurarán de estar en armonía.

6. Tipos de trajes

Cristian Acosta
Cristian Acosta

Por último, por si no tienen tan clara la diferencia entre un traje y otro, chequeen los distintos tipos que existen para que tomen la mejor decisión.

Frac

Hackett London
Hackett London

Es el traje de máxima elegancia, por lo que solo podrá lucirse en matrimonios de noche y con un código de vestimenta que exija “etiqueta rigurosa”. Se compone de un saco que por delante es corto hasta la cintura, mientras que por detrás presenta dos faldones de corte en V que llegan hasta las rodillas.

Además, incluye chaleco, camisa, humita y un pantalón, por lo general, con una franja de seda en los laterales. El frac en su versión clásica lo encontrarán en negro con blanco, aunque también pueden elegirlo en tonalidades más modernas como azul marino y gris. Los zapatos deben ser de charol con cordones.

Chaqué

Hackett London
Hackett London

Suele usarse en ceremonias de día, ya sea al aire libre o en un salón, aunque sigue siendo muy formal. La parte más vistosa del chaqué corresponde a la levita, con faldones de puntas semicirculares que llegan a la altura de las rodillas y siempre va acompañado de un chaleco recto o cruzado, un pantalón de rayas verticales, camisa de doble puño y corbatón de seda. Asimismo, se pueden incorporar otros accesorios, como sombrero de copa o guantes, solo para los más atrevidos. Los zapatos deben lisos y de acabado mate con cordones.

Esmoquin

Allure Men
Allure Men

Este traje es perfecto para una ceremonia de noche que no exija tanta rigurosidad, ya que es más sofisticado que un terno, pero menos ceremonioso que un frac o chaqué. El esmoquin está conformado por un saco recto que se cierra al frente con uno o dos botones, con solapas en seda o raso, pantalones con una raya lateral, camisa de cuello pajarita, faja o chaleco y humita. Para complementar el look, se usan zapatos con cordones, idealmente de charol.

Terno

BOSS
BOSS

Es ideal para matrimonios por el civil o de corte más informal. El terno se compone de un pantalón, chaleco y chaqueta, generalmente acompañado de una corbata. Es el traje más conocido, ya que es de uso cotidiano, pero que bien puede vestir a los novios en su gran día. Pueden elegirlo en lana y en un color tradicional para un estilo clásico. O bien, decantarse por un terno de lino en crudo para una celebración en la playa. El calzado puede ser con y sin cordones.

Otras opciones

Giorgio Armani
Giorgio Armani

Si se definen como novios menos convencionales, hay otras propuestas que quizás les acomoden más. Entre ellas, un traje compuesto por pantalón de vestir Slim fit con chaqueta americana, para un estilo urbano.

Pantalón recto con camisa manga corta, suspensores y humita, para un look de inspiración hipster. O un conjunto integrado por pantalón tipo jogger de algodón con camisa y chaqueta a juego, si desean marcar una estampa deportiva/chic. Las opciones y combinaciones son muchas, así que comienzan al menos con tres meses de anticipación a buscar sus atuendos para la boda.

Independiente de si deciden ir juntos a recorrer las tiendas o mantener la sorpresa hasta el final, lo primero es que definan el estilo de matrimonio y además consideren otros factores, como el horario y la temporada en que se casarán.