Un símbolo de elegancia, estilo y masculinidad. Históricamente, la corbata es mucho más que un accesorio y, en el caso de un novio, es capaz de elevar cualquier traje, siempre y cuando sea correctamente elegida.

Y es que no basta con seleccionar un diseño que encaje con el resto de la prendas, ya que también es fundamental escoger el color adecuado. ¿En base a qué criterio tomar esta decisión? Si estás entre llevar una corbata negra o una roja en tu matrimonio, aclara todas tus dudas a continuación.

Conceptos clave

Por sobre las colleras, los zapatos o el cinturón, la corbata es uno de los accesorios más vistosos, la cual tendrás que elegir en función de tu traje. Y es que no podrás usar la misma para acompañar un esmoquin que para un terno más informal.

¿Qué opciones hay? Las corbatas suelen clasificarse en tres grupos: según el tejido, donde podrás hallar las corbatas de seda, que son las más refinadas y versátiles; corbatas de punto, ligeras y frescas; y las corbatas de lana, que son gruesas y abrigadas.

Según el ancho, entre las que aparecen las corbatas skinny, para looks desenfadados (3-4 cm); las corbatas Slim, para estilos modernos (4-6 cm); las corbatas estándar, adecuadas para trajes tradicionales o clásicos (6-8 cm); y las corbatas anchas, para acompañar outfits formales (8-10 cm).

Y según el diseño, pudiendo encontrar en este apartado corbatas lisas, de falso liso o tramada, de rayas, de puntos o estampadas. Estas últimas, que pueden ser, por ejemplo, escocesas, florales o paisley.

Respecto a la longitud, en tanto, una corbata normal suele medir entre 142 y 148 centímetros, con la punta llegando siempre hasta la cintura. Además, el nudo de la corbata debe estar firmemente anudado, centrado y tapar los botones del cuello de la camisa. ¡Ojo que hay más de treinta formas diferentes de hacer el nudo de la corbata!

La importancia del color

Desde la clásica corbata negra hasta modelos en colores vibrantes. Ya que te toparás con un amplio abanico de colores, la clave para acertar con el color de tu corbata será combinarla correctamente con las demás prendas de tu traje.

Por ejemplo, si vas a lucir un traje azul marino, combínalo con un chaleco en el mismo color, una camisa blanca, y una corbata y botonier morados. O, si quieres decantarte por una corbata en rosa palo, elije el botonier en ese mismo tono, un traje gris y una corbata blanca, para una perfecta simetría. De todos modos, se recomienda definir primero el traje, luego la camisa y en seguida la corbata.

Ahora, históricamente los colores transmiten sensaciones, por lo que, si no logras decidirte, éste puede ser otro punto que te ayude en tu elección. Según los expertos en la materia, los colores emiten señales muy específicas y así también operan en el caso puntual de las corbatas.

  • Amarillo: El amarillo en las corbatas transmite vitalidad, energía y optimismo. Lucen bien con trajes grises o azules oscuros y se destacan más en diseños a rayas o estampados.
  • Rojo: Las corbatas rojas se asocian al poder y la fuerza, aunque el color también está muy vinculado al amor y la pasión. Se potencia en trajes oscuros y camisas claras.
  • Rosado: Este color en la corbata habla de la creatividad y empatía de la persona que la porta. Armoniza perfectamente en trajes grises y azules, con camisas blancas.
  • Azul: En cualquiera de sus matices, se trata de un tono que emite calma y tranquilidad, ya que evoca al mar y al cielo. Combina una corbata azul con camisas blancas y celestes.
  • Morado: Las corbatas moradas sugieren confianza en sí mismo, por lo que si eres un novio tímido o muy nervioso, este color será ideal para ti. Le favorecen los trajes grises y azul marino.
  • Verde: Se relaciona con la naturaleza, la salud, la prosperidad y la fertilidad. Queda muy bien con camisas blancas o de tonalidades verdes más suaves.
  • Gris: Usar una corbata gris dejará en evidencia que eres un hombre elegante y moderno. Combínala con una camisa blanca o de color pastel. Las rayas, puntos o estampados le vienen estupendamente.
  • Negro: Más que una sensación, los modelos negros de corbata emiten una vibración sofisticada que se roba toda la atención. Favorece llevarla con un traje negro y camisa blanca: ¡un clásico!
  • Marrón: Las corbatas en este color expresan naturalidad, constancia y equilibrio. Combinan bien con trajes en azul oscuro o en el mismo tono de marrón, con camisas blancas.
  • Blanco: Representa pureza y honestidad. Y aunque no es un color muy usado por los novios, las corbatas blancas encajan bien en trajes gris oscuro o negro, con camisas también blancas.

Protocolo del color

Aunque eres libre de elegir el color de corbata que más te acomode, lo cierto es que los colores tradicionales, como el negro, azul y gris, son los más adecuados para exhibir con trajes clásicos y elegantes. Por ejemplo, con un esmoquin o chaqué. Y al contrario, los colores vibrantes, como verde menta, lila o amarillo, se llevan con atuendos modernos y más casuales. Por otra parte, de acuerdo al protocolo, los colores oscuros y satinados son ideales para lucir en matrimonios de noche; mientras que los claros y pasteles, en celebraciones de día.

Eso sí, debes evitar escoger para la corbata el mismo color de la camisa y, en cualquier combinación que intentes, procura que la corbata sea más oscura que la camisa. Además, si vas a enfundarte en un traje estampado, la norma indica que la corbata debe ser lisa y de un solo color. Pero antes de elegir tu corbata, no olvides conversar con tu pareja si es que querrán ir combinados. De ser así, podrás seleccionar para tu corbata el mismo color que llevará en sus joyas, en su ramo de flores, en sus zapatos o en su maquillaje.

Aunque parece fácil, conviene que al menos le des una vuelta a la elección del color. Y es que, por mucho que desees llevar una corbata marrón, quizás el traje o el estilo de boda no son compatibles con ese color. O por el contrario, puede que tu vestuario pida a gritos una corbata rosa, de lo cual no te habías percatado hasta ahora. De cualquier forma, no elijas el tono de tu corbata sin antes definir el traje y la camisa.