Niko Serey Fotografía

Se acerca la fecha del matrimonio y la ansiedad aumenta. Ya compraron los anillos de oro para el enlace, eligieron la mejor torta de matrimonio y decidieron qué ideas utilizar en la decoración para matrimonio; sin embargo, hay un ítem muy importante y que, por lo general, los novios suelen evitar: los cuidados previos al día de la boda.

Si no tienes costumbre de hacerlo o no sabes por dónde comenzar, aquí te contamos todo lo que debes saber para lucir una piel hidratada, una mirada fresca y una sonrisa de impacto cuando digas “sí, acepto” frente a tu querida novia.

1. Prepara tu piel

Constanza Miranda Fotografías

Para reparar el cutis y llegar con un rostro libre de impurezas a tu enlace nupcial, comienza por usar una crema humectante con protector solar todos los días. E, idealmente, aplica un sérum antes de la crema, ya que este producto actúa directamente en las capas profundas de la piel, regenerando células.

Por la noche, en tanto, ocupa una loción humectante; eso sí, habiendo lavado primero el rostro con agua templada para abrir los poros y facilitar la absorción de los productos. Recuerda que debes aplicar la crema con movimientos ascendentes.

2. Combate bolsas u ojeras

Sabrina Aquino Fotografia

Si estás cansado porque la preparación del matrimonio ha sido más agotadora de lo pensado y aún no encuentras las copas de novios para brindar ese día, posiblemente se notará un poco del estrés en tu rostro.

Para evitar parecer muy exhausto utiliza dos veces al día un contorno de ojos en gel, el cual, descongestionará la zona y la iluminará, quitándote años de encima y signos de fatiga, cansancio o estrés. Hazlo en la mañana y en la noche y, aunque te sientas un poco sobrepasado por detalles que aún no tienes listos, intenta dormir las 7 u 8 horas diarias que se recomiendan.

3. Cuida tu sonrisa

Rafaela Fotógrafa Retratista

El primer mecanismo para combatir los enemigos de la salud oral, ya sean caries o inflamación de las encías, es mantener una buena conducta de higiene dental. Es decir, una correcta técnica de cepillado, mínimo tres veces al día y después de cada comida.

Tampoco hay que olvidar el uso de seda dental e, idealmente, completar el proceso con un enjuague bucal. Por otro lado, si quieres llegar con una sonrisa perfecta a tu matrimonio, debes evitar el cigarro, pues actúa como un fuerte irritante local sobre los dientes, encías, lengua y otras mucosas de la cavidad oral, debido a las toxinas que contiene.

Por último, si tienes los labios resecos o agrietados, el consejo es que uses a diario una barra protectora hidratante, que podrás encontrar en cualquier farmacia. Este producto, también conocido como bálsamo labial, incorpora agentes nutritivos, como vitamina A y E, que le devuelven el color natural a los labios, dejándolos completamente frescos y humectados.

Una linda sonrisa terminará de conquistar a los invitados y, sobre todo, a la novia, quien estará con ojos de enamorada mirándote, mientras le dedicas unas inesperadas frases de amor cortas al momento del brindis.

4. Atiende a tu afeitado

Daniel Vicuña Fotografía

Ya que este proceso causa estragos en el cutis de los hombres, pues los rastrillos eliminan la primera capa de la piel, quedando ésta desprotegida y expuesta a todo tipo de agresiones externas, la recomendación es que te afeites una vez que hayas salido de la ducha. Ello, debido a que el vapor del agua abrirá tus poros y el rasurado será menos agresivo. También es muy práctico utilizar espumas o geles hidratantes, como los que contienen vitamina E y aloe vera aunque, muy especialmente, no olvides aplicarte a diario una loción aftershave. Encontrarás diversas opciones de este producto, ya sea líquido, en crema, gel y hasta con agentes inhibidores de barba. El aftershave será clave en tu rutina, pues refresca, suaviza, hidrata y desinfecta la piel, a la vez que la calma, cicatriza y devuelve su equilibrio natural.

5. Arregla las cejas

Puede que necesites asesoramiento para depilar tus cejas o entrecejo, aunque también son cada vez más los hombres que saben cómo maniobrar una pinza para aclarar la mirada. El secreto radica en jamás perder la forma natural de las cejas, ni emocionarse sacando más vellos de los que deberías, sobre todo, en el sector del arco. Un consejo es que depiles tus cejas tras haberte duchado, ya que así los poros estarán abiertos y te costará menos trabajo arreglarlas.

6. Define barba o bigote

Tabare Fotografía

Si quieres sentirte cómodo, sin abandonar tu estilo, preocúpate de definir bien la barba o el bigote para ese día. Por ejemplo, para llevar una barba correcta y bien cuidada, debes afeitarte dos o tres días antes de la boda y, en la fecha del enlace, retocar la forma que le quieres dar. Por otro lado, si prefiere mantener tu bigote, prepáralo en las semanas previas, lavándolo con un jabón o gel especial.

Además, recuerda que al momento de recortar el bigote, mejor hacerlo cuando el vello está seco y no mojado, ya que el pelo tiende a parecer más largo y puedes acabar cometiendo un error difícil de arreglar. Luego, cuando el bigote comience a adquirir consistencia, es fundamental aplicar algo de cera, sin pasarse, para que el vello no se disperse. Por último, utiliza un peine para definirlo, que ojalá sea corto, ligeramente curvado y de puntas finas.

Si te preocupa encontrar a alguien para que te ayude en este tema, recurre a tu peluquero de confianza; si no tienes, puedes intentar con el peluquero que cotizó tu novia para su peinado recogido, y pedirle una prueba para ese día.

Si triunfaste con el anillo de compromiso que regalaste, crees que tu look nupcial ya está listo y tienes clara tu rutina de cuidados previos al matrimonio; es hora de enfocarse en buscar frases de amor para dedicar a tu pareja en la ceremonia. ¡Que nada quede al azar en tu gran día!