Mauricio Chaparro Fotógrafo
Mauricio Chaparro Fotógrafo

S siempre has llevado bigote, seguro querrás lucirlo también en tu gran día. Pero si hasta ahora no te has atrevido, tu matrimonio puede ser una buena excusa para estrenarlo. Eso sí, debes comenzar a trabajarlo con tiempo, ya que el bigote no permite improvisaciones.

Y aunque es común ver novios de estilo vintage o hipsters con tupidos bigotes, lo cierto es que este detalle favorece a todos los hombres, ya sean bigotes densos o livianos; clásicos o casuales. Solo es cuestión de elegir el bigote correcto y de mantenerlo siempre en perfecto estado. Descubre cómo lograrlo a través de los siguientes pasos.

1. Dejarlo crecer

El cuidado del bigote comienza en el momento en que decides dejártelo y el vello facial comienza a crecer. Especialmente si aún no decides cual será el estilo que deseas lucir. Lo primero es dejar que la barba crezca durante varios días o, al menos, que llegue a un centímetro. Así tendrás una mejor perspectiva de la forma en la que el vello crece naturalmente en tu rostro, lo que te permitirá elegir un estilo adecuado.

2. Proceder a dar forma

Contar con las herramientas apropiadas para dar forma al bigote es fundamental, por lo que no puede faltar en tu neceser un peine y tijeras para vello facial. Una vez adquiridos y con el vello ya crecido, puedes proceder a dar forma a tu bigote, afeitando el resto de la barba o conservándola, si es parte del estilo que deseas conseguir. Asimismo, debes rebajar el exceso de volumen o despejar las zonas cercanas a las comisuras de la boca.

Para perfilar el bigote, primero debes recortar el vello a una longitud pareja y adecuada, y solo entonces podrás concentrarte en la forma. De ahí en adelante, un recorte periódico te ayudará a mantener el largo ideal.

3. Mantener la limpieza

Para mantenerlo impecable, un paso fundamental es limpiar el bigote regularmente, ya que en él se acumulan diversas bacterias, así como partículas de polvo y suciedad. Podrás escoger entre jabones, champús especiales con acondicionar o geles para higienizar puntualmente esta zona del rostro. Al usar cualquiera de estos productos, comprobarás que tu bigote adquirirá un aspecto más suave, brillante y saludable.

Ximena Muñoz Latuz
Ximena Muñoz Latuz

4. Exfoliar

Sobre todo para quienes sufren de piel escamada, por debajo del vello facial, la exfoliación es otro paso que deben considerar. De hecho, así evitarán que los vellos se encarnen, en el peor de los casos, logrando depurar la piel seca y eliminar células muertas. Se recomienda usar un exfoliante facial, ya sea casero o profesional, una o dos veces por semana.

5. Hidratar

También es importante mantener tu bigote hidratado, ya que esta zona tiende a secarse, provocando irritación o la aparición de antiestéticas escamas. Para este propósito, recurre a un hidratador de bigote o loción para bigote, que son productos que normalmente incorporan aceites esenciales que aportan hidratación y antioxidantes.

Vierte una pequeña cantidad del producto sobre tus palmas, frótalo entre tus manos y procede a pasarlo por tu bigote, iniciando por un lado y luego por el otro, asegurándote de que el producto llegue hasta la piel.

6. Peinar

Mantener tu bigote en perfecto estado es una tarea que requiere dedicación, sobre todo si lo lucirás en tu matrimonio. Por lo mismo, procura siempre andar portando un peine para bigote entre tus objetos personales. Y no solo para sacudir cualquier resto de piel seca que pudiera acumularse entre los pelillos, sino también para ayudarlo a mantener su forma.

7. Fijar

Además de los productos de limpieza e hidratación, también es importante considerar el uso de una cera para bigote. Se trata de un producto que te permitirá moldear y estilizar el bigote hasta conseguir el efecto deseado. Trabaja una pequeña cantidad de producto con las yemas de los dedos antes de aplicarlo. Para el caso de los bigotes de manillar, cuyos extremos rematan en curva hacia arriba, la cera será el producto estrella que ayudará a mantenerlos en perfecto estado.

Valentina y Patricio Fotografía
Valentina y Patricio Fotografía

A días de la boda

Si bien cuidar el bigote es un proceso que puedes hacer tú mismo, procurando ser constante en el tiempo, en la semana previa al matrimonio de todos modos tendrás que pasar por la barbería. Así podrás perfilar tu bigote de manera pulcra, además de acceder a otros servicios como recorte de pelo, camuflaje de canas, afeitado con toallas calientes, manicure/pedicure, arreglo de cejas y depilación en zonas del rostro como pómulos, frente, mejillas, nariz y mentón. Aunque nunca hayas ido a un salón de estética, ten por seguro que el matrimonio es una ocasión especial que lo amerita. Y tu bigote, por cierto, lo agradecerá.

Bigotes según tu tipo de rostro

Tanto si será tu primera vez con bigote, o bien, si deseas mejorar la forma que ya tienes, puedes guiarte según el tipo de rostro. Revisa algunos tips a continuación.

Mat & Fer
Mat & Fer

  • Rostro alargado: un bigote dividirá la cara verticalmente, equilibrando la longitud total de la misma. En este caso te conviene llevar un bigote de estilo tradicional, por ejemplo el manillar, pues centrará la atención en la parte central del rostro. El cantante Adam Levine y el actor David Schwimmer son de los famosos que poseen este estilo de semblante.
  • Rostro cuadrado: si tienes la mandíbula prominente y tus ángulos son bien marcados, un bigote Chevron te quedará fantástico. Y es que al ajustarse a la línea natural del labio superior, es un éxito garantizado para los rostros cuadrados. Ejemplos de celebridades con rostro cuadrado son Brad Pitt y David Beckham.
  • Rostro redondo: El bigote de herradura ayuda a equilibrar los pómulos de gran tamaño, alargando la cara y acentuando la barbilla. Este bigote se basa principalmente en crear líneas verticales por debajo de las comisuras de la boca hasta la mandíbula. Leonardo DiCaprio es uno de los astros hollywoodenses con rostro circular y exponente del bigote herradura.

Elevarás tu prestancia, estilo y masculinidad exhibiendo un bigote bien tratado y cuidado en tu matrimonio. Eso sí, éste es solo uno de los ítems que tendrás que atender en lo que a estética del novio se refiere. No olvides que la piel y las manos también son importantes.