Sentirse cómoda en su propia piel es el consejo de belleza más real que una novia podría seguir. El día del matrimonio es un espectáculo, sí; pero uno hecho a medida, por lo que no es necesario seguir lo que está de moda para sentirse hermosa. Y esto no solo aplica con el vestido de novia que salga en la revista del momento o el maquillaje de tal actriz en "x" entrega de premios, sino también de elegir un peinado de novia que te haga sentido. ¿Siempre has llevado el pelo suelto y no te sientes tú con un peinado recogido? Entonces ya sabes qué estilo elegir. Ahora debes encontrar el adecuado para ti, sin presiones. Recuerda que solo tú sabrás qué saca lo mejor de ti. 

Hippie o boho chic

Al contrario de lo que puedan pensar muchas mujeres, el pelo suelto en novias está lejos de ser aburrido. En cuanto a accesorios se refiere, esta opción de peinado de novia entrega variadas opciones; aunque no lo creas, más de los que ofrecen los moños, por ejemplo, que suelen ser mucho más recatados. Llevando el pelo suelto puedes jugar con los accesorios y dar a tu look el aspecto que desees. Así, si tu matrimonio es de día, apuesta por una corona de flores de colores o blanca, o por una linda corona de hojas verdes.

Si sueñas con los vestidos de novia hippie chic, pues es muy simple: luce tu pelo suelto ya sea con ondas o liso. De la manera más natural posible estará bien, y opta por complementos como las cadenas para el pelo con piedritas, puede ser como tipo corona o que se mezclen en el pelo como parte de este. Y si lo que buscas son peinados sencillos y un look más vintage, las head band son perfectas para lograr este look. También un tocado tipo rejilla es ideal para lograr un look vintage y elegante con el pelo suelto.

Novia romántica o clásica

Si lo tuyo es llevar un look clásico con un vestido de novia con encaje, el pelo largo también es muy opción muy asertiva. Deja tu pelo suelto, ya sea liso o con ondas, y luce sobre tu cabellera una linda tiara. Apuesta por los peinados con trenzas y pelo suelto; esto te dará un aspecto muy delicado y jovial, si eso es lo que buscas. Puedes de igual manera, optar por un broche de perlas para mantener un estilo clásico sin tener que tomarte el pelo y en caso que desees prescindir de las trenzas.

Cuidados previos

Como ya te has convencido en llevar el pelo suelto, es muy importante que luzca sano y con más fuerza que nunca. Para lograr que se destaque debes darle un cuidado especial meses antes de tu gran día: masajes en la peluquería, desistir de planchas o mucho secador por algún tiempo y tratamientos de brillo y nutrición son algunas de las alternativas para que luzca más. Y si te rehúsas a cortar las puntas porque lo quieres lucir lo más largo posible, no te preocupes, con todo el trabajo y tratamiento que le darán, el día de tu matrimonio no se notará ninguna punta quebrada.

Otra buena opción para que tu melena suelta se destaque es hacerte pequeños toques de luz o color, algo muy natural que sume brillo y vida a tu pelo. La idea es que el color que te apliques sea solo uno dos tonos más que el tuyo, como reflejos, babylights o balayage, para mantener un look natural.

¿Qué textura le doy a mi pelo?

Esto dependerá del estilo de matrimonio que tengas. Las ondas simples como si recién te hubieras deshecho las trenzas, son ideales para una novia playera. Mientras que las ondas al agua son ideales para cualquier ocasión, sobre todo para celebraciones un poco más elegantes y de noche. Otra alternativa es llevar el pelo ultra liso acompañado de los accesorios que más prefieras. Para que el efecto dure toda la noche, tu peluquero deberá usar algunos productos específicos contra el frizz y la humedad.

Ahora que tienes claro qué peinado te harás para dar el "sí", toca hacerse cargo de otros detalles igual de importantes como elegir los anillos de matrimonio; o si eres una novia que gusta de los protocolos, puedes agregar un dress code para los vestidos de fiesta de tus amigas y trajes de amigos. Muchos lo agradecerán