Además de elegir el vestido de novia, seleccionar el banquete y definir la decoración para matrimonio, entre otros ítems, hay ciertas cosas igualmente importantes que suelen dejarse para el final. Entre ellas, el cuidado de la piel y la depilación.

No obstante, si pretendes optar por la depilación láser de cara a tu postura de anillos de oro, necesitarás planificarte y comenzar con tiempo. Si tienes dudas sobre este procedimiento, revisa sus pros y sus contras a continuación.

En qué consiste

La depilación láser consiste, básicamente, en aplicar emisión lumínica suficiente para calentar la raíz del pelo hasta eliminarlo, sin afectar los tejidos vecinos.

El procedimiento se realiza a través de la tecnología de tipos específicos de láseres, como el láser Alexandrita, láser Diodo o láser Neodimio-Yag, que permiten eliminar el vello en forma definitiva, desde la raíz, a diferencia de los métodos tradicionales. Por ejemplo, el afeitado, que solo corta el vello en la superficie, dejando la raíz intacta, por lo que el pelo comienza a crecer de nuevo casi inmediatamente. O la depilación con cera, que si bien tira el vello entero hacia afuera, deja el folículo íntegro, creciendo rápidamente nuevo pelo tras de sí.

La depilación láser, en tanto, penetra a través de la melanina del pelo, eliminando las células responsables del crecimiento de éste. Es el método más eficaz, además, gracias a su mayor alcance y adaptabilidad a todo tipo de vellos y pieles.

Pros

1. Seguridad y rapidez

La depilación láser corresponde a un tratamiento seguro y permanente, que evitará que dañes tu piel o sufras reacciones adversas al depilarla con cera o navajas. Además te ahorrarás el dinero que gastas mes a mes en métodos tradicionales, al igual que las horas invertidas en dichos procedimientos. Si lo piensas de ese modo, un dinero extra siempre te vendrá bien en la búsqueda de adornos de matrimonio y souvenirs.

La depilación láser, por su parte, funciona a través de sesiones de acuerdo a cada requerimiento, ya que hay zonas que precisan más, como la facial; versus otras que requieren menos, como las piernas. Dependiendo de la edad, género y zona del cuerpo, se sugiere realizar entre 6 a 12 sesiones, eliminándose el 90% de los vellos al final del tratamiento.

Es un método que estimula igualmente la creación de colágeno, lo que provoca que la piel quede más tersa y suave al terminar cada sesión.

2. Sin dolor

Otra ventaja de este tipo de depilación es que el procedimiento es prácticamente indoloro. Esto, gracias al sistema de enfriamiento de la piel con criógeno, el cual funciona en simultáneo a la aplicación del rayo láser.

Sí, es cierto que esta depilación puede provocar una molestia similar a la de un pellizco o pinchazo, pero en ningún caso sentirás dolor, lo que dependerá también de cada zona a depilar. En lugares con menor número de terminaciones nerviosas, por ejemplo axilas, piernas o brazos, la sensación es casi nula.

3. Para todo tipo de piel

Aunque piel clara y vello negro ofrecen las condiciones ideales para la depilación láser, permitiendo alcanzar óptimos resultados en pocas sesiones, lo cierto es que todas las pieles son posibles de tratar. De ahí la importancia de trabajar con el láser más adecuado para cierto tipo de cutis.

Por ejemplo, el láser Alexandrita es efectivo para la depilación de pieles poco pigmentadas y vellos finos o medianos; mientras que, el láser Neodimio-Yag, actúa más eficientemente sobre los vellos oscuros y profundos.

4. Amplia oferta

Otra de las ventajas de la depilación láser es que la oferta es cada vez más extensa en clínicas y centros de estética, donde además podrás acceder a variados descuentos y promociones. Incluso, por estar ad portas de partir tu torta de matrimonio, te ofrecerán paquetes ideados especialmente para tu gran día.

Por otro lado, como la depilación es focalizada por sector, los valores irán de acuerdo a aquellas zonas que quieras atacar y a la cantidad de sesiones. Destacan entre las más demandadas para depilación el rostro, ingles, brazos, abdomen, axilas, espalda, piernas, glúteos y pies.

5. También para hombres

La depilación láser es apta igualmente para hombres y quienes se apuntan lo hacen por diversos motivos: mayor rendimiento en el deporte, aspecto más estético, mayor higiene, más comodidad, en fin. Sea cual sea la causa que los motiva, lo cierto es que también es una estupenda opción para novios que quieren lucir libre de pelos durante la boda y luna de miel.

Entre las zonas masculinas más solicitadas para depilación láser destacan la espalda, hombros, abdomen y ciertas partes del rostro, como oreja, entrecejo, nariz, pómulo y frente.

Contras

1. Menos efectividad en ciertos casos

En pieles bronceadas u oscuras, el procedimiento puede resultar menos eficaz y a la vez más molesto, pues el láser penetra más profundamente para cumplir su tarea. Por ejemplo, en el caso del láser Neodimio-Yag.

Por otra parte, los vellos canosos y colorines, así como los finos y muy claros (por ejemplo, los del rostro de una mujer), no siempre suelen responder a los efectos de este tratamiento. ¿La razón? Porque al poseer poca melanina, esos vellos no pueden ser captados por el haz de luz emitido por el láser.

2. Molestias y ardor

Al aplicar el láser es normal sentir una sensación de quemazón o pinchazo que, durante las dos o tres primeras sesiones (cuando el pelo todavía es abundante), puede ser molesta para algunas personas. Sobre todo, si se trata de una zona donde la piel es especialmente sensible, por ejemplo, las ingles.

Eso sí, debido a los sistemas de refrigeración que incorporan algunos equipos, es probable que a partir de la cuarta sesión los pinchazos se vuelvan totalmente tolerables.

3. Zonas rebeldes

Es importante señalar que existen zonas donde el vello tiende a reaparecer con insistencia, como ocurre con el área facial. Esto se debe a que, si bien se eliminan los pelos activos durante la sesión, el láser no afecta a los folículos pilosos en reposo, es decir, aquellos que pueden activarse con el tiempo. De cualquier modo, aquellos pelos nuevos saldrían con cualquier otro método depilatorio o, incluso, aunque no se utilizara ninguno.

Por otro lado, los resultados de la depilación láser pueden estar muy influenciados también por las hormonas, tanto en hombres como mujeres, lo que podría estimular el crecimiento de vellos, por ejemplo, en zonas donde antes no los había. Por esto, en caso que se quiera depilar la cara, se recomienda antes consultar con un dermatólogo o especialista.

4. Ojo con los medicamentos

Si te inclinarás por este procedimiento para lucir en tu intercambio de argollas de plata, lo primero es que previamente no puedes haber tomado medicamentos fotosensibles, como la vitamina A, corticoides o anticonceptivos.

Asimismo, debes advertir a tu especialista si te diagnostican alguna nueva patología o te prescriben un nuevo medicamento antes de someterte a una sesión de depilación láser, por si pudiera producirse alguna interacción.

Por otra parte, si estás embarazada, está contraindicado realizar la depilación láser en zonas cercanas a la región abdominal y pélvica, para evitar así cualquier posible daño a la placenta o al feto. Por las dudas, lo mejor es no someterse a esta técnica en ninguna zona durante el proceso de gestación.

5. Posible irritación

En determinados casos podría ocurrir que la melanina de la piel del paciente absorba parte de la energía lumínica destinada al folículo piloso y, como consecuencia de ello, la piel se caliente en exceso y se produzca una irritación importante o, incluso, una quemadura.

De cualquier forma, el riesgo es mínimo si la depilación la realiza un profesional cualificado, con la valoración previa de un especialista.

6. No tomar sol

Y otra desventaja de este procedimiento es que pueden aparecer manchas si la persona se expone al sol, debido al cambio de la pigmentación de la piel.

De hecho, antes y después de cada sesión se recomienda no exponer la piel a radiación UVA-UVB, así como suspender el uso de cremas autobronceantes y/o soláriums.

Por lo tanto, si deseas contrastar tu vestido de novia con encaje sobre una piel tostada o exhibir el depilado perfecto en la luna de miel, procura someterte a este tratamiento al menos con un mes de anticipación.

Ya sabes. Si quieres lucir radiante en tu postura de anillos de matrimonio, no olvides que la seguridad viene desde adentro. Por lo mismo, además del vestido, el peinado de novia y los zapatos, contempla llegar al gran día con tu piel en óptimas condiciones.