Los efectos del invierno no solo los experimentaremos en nuestros cuerpos, sino también en nuestro ánimo, por lo que debemos poner cuidado en temas como las emociones, el cuidado de la piel y la alimentación. Si deseas lucir perfecta en un vestido de novia y que tu pelo se vea brillante en un peinado con trenzas y pelo suelto implicará que te esfuerces un poco y sigas algunos tips de autocuidado. No repliques estos consejos de belleza solo para el día que intercambies frases de amor con tu pareja, haz tu mejor esfuerzo durante todo el año, pero redóblalos en otoño.

El otoño en las emociones

Es natural que cuando el sol más brilla realizamos más actividades asociadas a la naturaleza y el deporte, mientras que, en presencia de más frío, optamos por la calidez de nuestros hogares. Incluso, las parejas optan por intercambiar sus anillos de oro en meses donde el clima es mucho más amigable versus los meses más fríos. Nuestra emocionalidad se afecta también durante los meses fríos. El trastorno afectivo es considerado un problema estacional debido a que al experimentar días más cortos y oscuros las personas tendemos a experimentar un poco de tristeza, ansiedad, aflicción y nos volvemos más inactivos. Aparece un bajo estado de ánimo, cansancio, falta de concentración y alteraciones en el sueño.

Para hacerle frente a este escenario, los especialistas recomiendan aprovechar las horas de luz al máximo, mantener un ritmo social o de ocio habitual incorporando actividades como caminatas, idas al teatro, cine y juntas con los amigos. Seguir una dieta equilibrada que incluya mucha agua, alimentos calientes, mucha fruta, verduras y vitamina C, además, realizar ejercicio periódico, te ayudarán a sobrellevar los meses fríos.

El otoño a flor de piel

El frío, queramos o no, dejará huella sobre nuestro cutis, pelo y resto de la piel, por tanto, entrado el otoño debemos incorporar ciertas rutinas de autocuidado para que cuando el sol vuelva a reinar nos pille sanas.

El frío puede provocar dolor articular e inflamación debido al cambios bruscos de temperatura y presión; además, puede agrietar tu piel y profundizar arrugas en el rostro. Afectará la humectación de tus labios, logrando agrietarlos y puede hacerte pasar un buen mal rato si inmoviliza tus manos producto de partiduras en ellas. No obstante, puedes amortiguar estos efectos y lucir una piel radiante con solo unas simples rutinas y cuidados personales.

  • Mantén el calor corporal consumiendo alimentos calóricos como legumbres y sopas. Como empieza a hacer frío nuestro organismo gasta más energía en moverse y, por lo tanto, requerimos de más energía.
  • Prefiere varias porciones al día de frutas y verduras para mantener una dieta balanceada.
  • Bebe 2 litros de agua diaria, además de distintos tipos de té y aguas de hierbas. Esto mantendrá hidratada toda tu piel.
  • Hidrata la piel cada día después de ducharte por la mañana y en la noche antes de dormirte.
  • Impide que tu cuerpo tome malas posturas. Al exponernos al frío tendemos a encogernos, por lo que implementa una rutina diaria donde elongues brazos, piernas, cuello y tronco.
  • No dejes por nada el uso del bloqueador solar. Los rayos UV siguen siendo dañinos en los meses de frío.
  • Si disfrutas del deporte al aire libre, pero por la lluvia o el frío no puedes mantenerlo, puedes incluir en tus rutinas sesiones bajo techo de pilates o yoga.
  • Aplica masajes en el cabello y corta todo el daño que pudo haber provocado el sol en tu cabello. Este es un excelente período para probar nuevos tonos, cortes y peinados sencillos para el día de tu matrimonio.
  • Hidrata varias veces al día manos y labios, de modo que evites que la piel se parta.
  • Fortalece el sistema inmunológico con una alimentación balanceada.

Quiérete, cuídate y regalonéate durante todo el año, pero en otoño pon especial cuidado a lo que tu piel necesita y siempre ten en cuenta la opinión de tu médico de cabecera. Te garantizaremos que te sentirás sana por dentro y por fuera el día de tu postura de anillos de matrimonio. Si te decides por un vestido de novia sencillo y no quieres grandes accesorios, deje que tu piel hable por ti.