Daria Karlozi
Daria Karlozi

La gran tendencia 2020 en vestidos de novia es la individualidad. Y por mucho que se inspiren en los años 70 y 80, que busquen un modelo sencillo y depurado, o que quieran seguir su sueño de casarse en un gran y tradicional vestido de novia estilo princesa, la verdad es que cada una buscará añadirle un detalle que lo haga único; ya sea unas amplias mangas o un encaje tipo broderie en el cuello y puños. Si estás a meses de intercambiar tus anillos de matrimonio, no temas que tu vestido exprese quién eres. Todo lo contrario, llévalo con orgullo.

1. Teatralidad en un vestido

Si tu placer culpable - o no tan culpable - es ver las fotos de los matrimonios de la realeza o todavía recuerdas el espectacular vestido de Lady Di, entonces esta tendencia puede que sea ideal para ti. Y es que los vestidos de novia 2020, aunque muy románticos y clásicos, vienen recargados y muy al estilo royal. Así es como el corte princesa se apodera de los catálogos de esta temporada, pero esta vez, con más pompa que nunca. Cortes escalonados, tul, colas tipo catedral, estampados florales y hasta abrigos se incorporan a estos modelos, con el fin de alejarse de la habitual novia que solo busca verse inmaculada. Ahora el objetivo es sentir toda la libertad para elegir el diseño perfecto para ella, para nadie más que ella. Y lo está logrando.  

Pronovias
Pronovias

Monique Lhuillier
Monique Lhuillier

Milla Nova
Milla Nova

2. Pensar en grande

En este caso, el "más es más" actúa como la gran premisa y funciona. Las mangas abullonadas le dan el dramatismo necesario para que el traje nupcial tenga el factor "Wow" tan buscado. Sin duda alguna, es el elemento clave para conseguir transformar cualquier vestido, por simple que esa, en uno espectacular. El estilo, magnitud y tela la define la novia, por lo que pueden ser desde unas amplias mangas que nacen de un escote hombros caídos a unas más recatadas que acompañan un escote cuadrado o V. Lo importante, finalmente, es la teatralidad que ofrece este elemento tan particular, pero al mismo tiempo, tan presente en las colecciones 2020, tanto del mundo nupcial como de la moda.   

Pronovias
Pronovias

Monique Lhuillier
Monique Lhuillier

Cherubina
Cherubina

3. Una mirada al pasado

Margaux Hemingway parece ser la gran musa del 2020. Así es, porque por contradictorio que suene, el vestido de novia con bordado inglés que usó en su boda con Errol Wetson en 1978, muy al estilo de la casa en la pradera, sencillo y delicado, ha inspirado a las novias que intercambian sus anillos de oro el 2020. Queda claro que lo vintage vuelve, pero desde los detalles, ya sea añadidos en telas, corte y colores, siempre con un toque que refleje la naturaleza de cada novia.

Y en esta tendencia de recuperar la moda de antaño, se observa también el estilo victoriano. De líneas románticas y recatadas, sus diseños de cuellos altos y mangas largas destacan por su discreta elegancia y donde los vestidos de novia de encaje se llevan todos los aplausos aunque, por supuesto, manteniendo el sello de la temporada; modelos con mucho, pero mucho carácter.

Ida Torez
Ida Torez

Daria Karlozi
Daria Karlozi

Milla Nova
Milla Nova

4. Caminar con libertad

Ya sean largas, más cortas, delgadas o robustas, si una novia desea mostrar las piernas con su vestido, esto se aplaude. Solo hay que encontrar la tela y el modelo adecuado para que el movimiento haga lo suyo. Lo más recomendable es elegir un vestido de gasa, organza, chifón, bambula o georgette, por nombrar algunos de los tejidos más idóneos, pues todos estos son ligeros y suaves y con una gran caída. ¿Y si hay uno, por qué no dos? Claro, porque tu vestido puede tener un tajo doble con distintos diseños, desde un corte liso, hasta encajes o bordados. Y para tener la seguridad que no se abra demasiado al caminar o bailar, se puede añadir una falda tipo enagua de encaje que cubra la parte superior de las piernas.

Neta Dover
Neta Dover

Hannibal Laguna Atelier
Hannibal Laguna Atelier

Aire Barcelona
Aire Barcelona

5. Oda a las plumas

Son el elemento disruptivo de la temporada y no solo en vestidos, sino también en tocados, y eso demuestra que su protagonismo es real. Y aunque puede parecer un exceso, todo depende del diseño y de la misma novia. Por ejemplo, en el caso del vestido de Oscar de la Renta, las plumas adornan con gracia todo el modelo, dando la sensación de estar observando a una bailarina y no a una novia. Pero también pueden ser el detalle perfecto para decorar terminaciones en escotes, mangas o faldas. De la forma que sea, la delicadeza y distinción que otorga es obvia y como es la tónica de estas tendencias, bastante singular.

Oscar de la Renta
Oscar de la Renta

Pronovias
Pronovias

Milla Nova
Milla Nova

6. El corsé vuelve reinventado

No es nuevo en el universo nupcial y menos en el mundo de la moda, pero sí lo es la propuesta que trae el 2020 de esta pieza icónica con 400 años de historia. El concepto de una prenda rígida que parecía asfixiar a quien lo usaba con el fin de lograr el cuerpo ideal se ha esfumado y ahora es el corsé el que está a la orden de la mujer y no al revés. Ejemplo de ello son los diversos modelos disponibles para todo tipo de celebración, desde sencillos, pero elegantes vestidos de novia para el civil, hasta cautivadores diseños de transparencia o encaje. Ni siquiera es necesario que acompañen vestidos de corte princesa, porque desde un sencillo corte A hasta un vestido de novia corto se lucen con el nuevo modelo de corsé. Aunque una certeza existe; el escote corazón es el que mejor lo luce; y, por supuesto, muy atemporal.

Alon Livné White
Alon Livné White

Galia Lahav
Galia Lahav

Pronovias
Pronovias

7. Amor por lo simple

Y del dramatismo de los vestidos tipo royal de los 80 pasamos al minimalismo de los vestidos de novia sencillos tan codiciados por las novias que buscan verse clásicas, pero al mismo tiempo, muy actuales. Desde un vestido tipo lencero, hasta uno largo de corte recto que estiliza, la gracia está en las telas utilizadas; así es como el crepé, raso, mikado, georgette, satén y la gasa son muy buenas opciones, según el tipo de caída que se busque lograr. Un estilo que queda bien a todas las novias y que da la libertad de llevar distintos tipos de peinados, desde un peinado recogido, hasta pelo suelto con ondas o unas lindas trenzas para suavizar la imagen. Y si se quiere añadir un toque distintivo, las alternativas son amplias, desde una gran flor blanca en el recogido, unos maxi aros o una pequeña inscripción bordada en la cola.

Pronovias
Pronovias

Amsale
Amsale

Hannibal Laguna Atelier
Hannibal Laguna Atelier

8. El pantalón como protagonista

El traje pantalón se ha actualizado para llegar al mundo nupcial con bombos y platillos. Ya no se reserva para una sencilla ceremonia en el registro civil, sino que pisa con fuerza para reflejar el carácter e identidad de una novia que no se conforma con ser una más, sino que quiere dar rienda suelta a su estilo y hacer las cosas a su modo. Por este motivo es que las firmas han apostado por diseños que van desde el tradicional esmoquin, hasta pantalones ajustados con chaqué, unos elegantes palazzos a la cintura o incluso, enteritos de distintos cortes con capas que hacen de cola.

Pronovias
Pronovias

Pronovias
Pronovias

Manu García
Manu García

Es el año en que las novias disfrutan siendo más ellas que nunca. Ya no valen los protocolos o cánones de belleza impuestos en el universo nupcial, lo que importa es sentirse identificadas y eso va desde el peinado de novia elegido, hasta el modelo de su vestido de novia 2020 y accesorios que lo complementan. Hacer una oda a su individualidad es su declaración de principios y lo demuestra.