Gabriela Paz Maquillaje
Gabriela Paz Maquillaje

Si te pasaste varios meses revisando vestidos de novia y luego casi el mismo tiempo probándote peinados recogidos con trenzas, entonces no querrás que un mal maquillaje arruine por completo tu look. Por eso, es fundamental que, considerando primeramente tu color de piel, identifiques las tonalidades, tendencias y combinaciones que mejor te quedan. Solo así podrás brillar como la novia más linda cuando llegue el minuto de estrenar tu anillo de matrimonio y aparecer en las fotos como siempre lo soñaste. Aquí te sugerimos algunas propuestas de maquillaje para el gran día, aunque no olvides asesorarte con un estilista experto para el gran día.

Novias de piel clara

Constanza Miranda Fotografías
Constanza Miranda Fotografías

Si eres una mujer de piel blanca o pálida, comienza poniéndote una base de maquillaje clara y con tonalidad amarillenta para evitar el efecto máscara. Luego, dale un toque de color rosado o malva a tus mejillas con rubor, aplicando el colorete desde la parte alta de la mejilla hasta las sienes, lo cual le dará relieve y profundidad a tu rostro.

Para los ojos, evita usar colores demasiado oscuros como el gris o el negro y, por el contrario, lo ideal es que utilices sombras en tonos suaves, como cálidos, dorados o nacarados para el día en que partas tu torta de matrimonio. Además, es clave que realces tus cejas para enmarcar la mirada y, si es que el festejo se realizará de día, evita el delineador negro para el párpado inferior, ya que contrastará con tu rostro. Mejor opta por delinear solamente el párpado superior e idealmente con un marrón. Y en cuanto a los labios, los colores que mejor armonizan con tu piel son el rosa, el naranja y el salmón.

Novias de piel morena

Ricardo Enrique
Ricardo Enrique

Si tienes el cutis tostado, debes comenzar aplicando una base de maquillaje fluida con una cobertura óptima, resistente y del tono exacto de tu piel, para luego sellar con un rubor rosa o anaranjado. Una vez que tu rostro luzca completamente uniforme, continúa maquillando los ojos y, en este caso, puedes escoger entre sombras de tonos marrón terracota, verde oliva, arena o camel. A continuación, aplica ligeramente un delineador negro y máscara de pestañas para darle mayor impacto a tu mirada. Finalmente, escoge un color nude para tus labios o bien, elige entre tonos corales y caramelos, que son los que mejor sintonizan con tu piel. ¡Te verás de impacto! Recuerda que si quieres lucir fantástica con tu vestido de novia hippie chic, el maquillaje que escojas debe lograr enfatizar tus rasgos.

Novias de piel pecosa (o pelirrojas)

Letanía
Letanía

Lo primero que debes hacer, en este caso, es ponerte una base de maquillaje que unifique el tono natural de tu piel y que no oculte tus pecas, en caso que las tengas; ideal en color durazno y aplicar ligeramente un rubor rosa oscuro o carmín. Luego, para destacar la mirada, procura utilizar sombras en tonos champaña, dorado, caramelo o verde, y delínea tus ojos con un lápiz marrón claro, pues el color negro endurecerá demasiado tus facciones. Eso sí, no olvides la máscara de pestañas, ya que es posible que las tengas de base rubia y, por lo tanto, pasen desapercibidas. Finalmente, apuesta en los labios por tonos rojizos que combinen también con el color de tu pelo y las trenzas lindas que llevarás en tu cabello. Puede ser un burdeos, color vino o el púrpura oscuro, el que puedes suavizar aplicando un poquito de brillo.

Novias de piel intermedia (trigueña)

Maquillaje Profesional Mónica Peralta
Maquillaje Profesional Mónica Peralta

El primer paso es aplicar una base beige dorada, que combinará perfecto con la piel trigueña y ojos oscuros que caracteriza generalmente a esta tipología. En seguida, utiliza un rubor terracota, rosa o naranja tostado para resaltar las facciones y recuerda que aplicarlo hacia arriba, en la parte superior de los pómulos, ayuda a afinar el rostro. Luego, escoge entre la paleta de verdes, dorados, cafés, grises o amarillos para maquillar los ojos, ya que la idea es iluminar tu expresión. Por lo mismo, otra opción que quedará increíble son las sombras metálicas o con pigmentos intensos y ¡ojo!, si te casas en la noche, puedes optar por sombras esfumadas con delineador negro. Por último, selecciona un color de labial similar al que utilizaste en el rubor, como tonos durazno, pero trata de no inclinarte hacia los tonos pasteles o fucsias. Finalmente, puedes darle un toque a tus labios con gloss para un efecto más audaz o inclinarte por un labial con cobertura total y acabado mate. Ojo que durante el brindis, al momento de alzar las copas de novios, los flashes irán directo a tu boca.

Novias de piel oscura

Esparce la base de maquillaje uniformemente desde la nariz hacia afuera, extendiendo al cuello para que no quede ninguna marca y, si vas a usar vestido sin mangas o escote profundo, pon un poco del producto hasta la base del busto. Para tapar pecas o algún granito utiliza un corrector tenue y difumina bien para que no se note, dándole un pequeño toque de color a los pómulos para acentuar tus rasgos. En cuanto a los ojos, la paleta recomendada para pieles oscuras son las sombras marrones, naranjas, dorados y el tono vainilla, que debes complementar con delineador; arriba y abajo si tienes ojos pequeños, y solo en el párpado superior con una línea delgada, si tienes ojos grandes. Finalmente, si las sombras están en color tenue, puedes aventurarte en los labios con un vino tinto brillante o rojo intenso. Pero si los ojos ya están resaltados con tonos oscuros, lo mejor será un rosa pálido o un gloss claro para lucir tu sonrisa. ¡Brillarás tanto como los anillos de oro que intercambies con tu novio!

¡Ya lo sabes! Aunque en el día a día te maquilles con más libertad, es fundamental que no cometas errores cuando declares el “sí”. Por eso, guíate por tu color de piel, acierta en los tonos y verás cómo lucirás perfecta con tu vestido de novia estilo princesa  y aquel peinado de novia que escogiste para convertirte en una flamante esposa.