Cristian Bahamondes Fotógrafo
Cristian Bahamondes Fotógrafo

Tanto como recibir el anillo de compromiso, anunciar que contraerán nupcias será uno de los momentos más emocionantes. Sobre todo hoy en día, ya que las posibilidades no se reducen a enviar las tradicionales invitaciones de antaño.

Al contrario, podrán personalizarlas con diseños, frases de amor e, incluso, adelantar en ellas el tipo de boda que desean celebrar. Por ejemplo, enviar partes en papel kraft con amarras de yute, si se inclinarán por una decoración de matrimonio campestre en verano.

Eso sí, contar personalmente la noticia sigue siendo la mejor opción, si se trata de sus familiares más cercanos. Si no quieren entramparse en este ítem, revisen los siguientes consejos que podrán tomar de inspiración.

Familia directa

Por protoloco, los padres y hermanos deben ser los primeros en enterarse del compromiso. Sin embargo, antes de contar cualquier cosa, lo ideal es procesar la información y, en base a sus proyecciones, establecer una fecha aproximada de cuándo podría llevarse a cabo el enlace.

Así, al momento de revelar la noticia, que idealmente deberían hacer juntos y en persona, podrán adelantar al menos si intercambiarán sus anillos de oro durante el presente año o el próximo.

Una propuesta infalible es organizar una cena íntima para informar a ambas familias, en el transcurso de las primeras semanas desde que decidieron dar el paso.

Mejores amigos

Ya que son parte importante de sus vidas, los mejores amigos se merecen también tener la primicia. No obstante, si pueden guardar el secreto, una buena idea será anunciarles el compromiso a través del save the date.

Corresponde a una tarjeta física o comunicación electrónica, que se envía entre seis y doce meses antes del matrimonio, y en la que solo se anuncia la fecha del enlace. O sea, podrán enviarla tan pronto tengan definido el día en que darán el “sí”.

Y ya que con tanta antelación es probable que no tengan cerrada la lista de invitados, pueden mandar el save the date a solo aquellos que están seguros que sí invitarán. De lo contrario, puede que el costo de los adornos de matrimonio o el precio del banquete los obligue a reducir la cantidad de comensales.

Los demás familiares y amigos

El Festejo
El Festejo

Tras encajar los diversos factores y ya una vez definida la lista de invitados, entonces podrán enviar los partes nupciales al resto de sus familiares y amigos.

Se trata de la invitación formal, en la que se consigna la fecha, hora y lugar, así como el dress code, el código de novios o la cuenta bancaria para enviar el regalo, según lo que ustedes decidan. Los partes suelen enviarse entre cuatro a seis meses antes del matrimonio.

En el trabajo

Aunque no planeen invitar a nadie de su círculo laboral, igualmente deben comunicar la noticia a sus jefes o superiores. La recomendación es hacerlo aproximadamente unos cuatro meses antes de alzar sus copas de novios, de modo que puedan tener tiempo suficiente de adelantar trabajo, si planean irse de luna de miel inmediatamente después.

O, en caso de que requieran ser reemplazados por ese periodo, sus empleadores también podrán buscar a las personas indicadas con calma. Además, avisar que se casarán les permitirá excusarse más fácilmente, por ejemplo, si necesitan hacer un trámite legal o les urge visitar a un proveedor durante el horario laboral.

Por otro lado, si quieren hacer uso de su derecho por matrimonio, que consiste en cinco días hábiles continuos de permiso pagado, deben dar aviso a la jefatura con 30 días de anticipación a la fecha de la boda. Este permiso se puede utilizar, a elección de los novios, en el día del matrimonio y en los inmediatamente anteriores o posteriores al de la celebración. El beneficio se aplica en enlaces civiles y religiosos, así como en acuerdos de unión civil.

En redes sociales

Y ya que no podíamos dejarlas fuera, ¿cuándo es un buen momento para anunciar el compromiso a través de sus redes sociales?

El consejo es hacerlo una vez que sus familiares y amigos ya estén formalmente invitados. De este modo, las personas fundamentales estarán todas al tanto y las demás -conocidos, ex compañeros, amigos virtuales, etcétera-, podrán felicitarlos igualmente sin ningún compromiso.

Pueden anunciar la futura boda, por ejemplo, actualizando su estado sentimental en Facebook, creando una línea del tiempo en Twitter o publicando en Instagram una foto de sus argollas de plata marcando la fecha en un calendario.

Ojo que las noticias corren muy rápido en redes sociales, así que lo mejor será que ustedes, si así lo desean, se encarguen de contar la suya.

Se les facilitará la tarea una vez que definan la fecha en que intercambiarán sus anillos de matrimonio, ya que entonces podrán enviar los save the date e invitaciones. Eso sí, sea cual sea el formato que elijan, no olviden personalizar los partes con frases bonitas de amor, o bien, si darán la noticia en persona, preparen un rico cóctel para celebrar.