Tabare Fotografía

Por lo general, las futuras esposas destinan bastante tiempo a revisar peinados de novia, así como a informarse sobre las nuevas tendencias en decoración para matrimonio, ya sea en lo que respecta a colores o complementos. Sin embargo, hay un ítem que quizás sea el más importante de todos, pues simboliza concretamente esta unión: los  anillos de matrimonio, una búsqueda que se hace en pareja y donde lo más importante es mantener la armonía e ilusión del nuevo paso que están por dar.

En pareja

HQ Fotografía

A diferencia de otros puntos de la organización del matrimonio donde las tareas se pueden dividir sin ningún problema, como que uno escoja las copas de novios y el otro se centre en las frases de amor cortas para las invitaciones; elegir las alianzas debe ser una tarea que realicen en conjunto. Y es que en este punto ambos deben quedar 100 por ciento satisfechos con la joya que llevarán en sus dedos.

¿Ya saben qué tipo de anillo desean adquirir? Si bien es cierto que los precios en general son elevados, también encontrarán en el mercado opciones más económicas para todos los bolsillos. Y es que por menos dinero, si saben buscar, hallarán joyas preciosas y de buena calidad. Además, dependerá de ustedes impregnarles valor con, por ejemplo, alguna frases bonita de amor muy especial para ustedes como pareja.

De acuerdo al metal

Erick Espinoza

Identifiquemos primero los materiales más usados para poder ir descartando: oro, plata, platino, titanio, tungsteno y acero.

El oro sin duda es el metal por excelencia y el más elegido por los novios, siendo el preferido el de 18 kilates por su calidad y firmeza. En el caso del oro, siempre los más económicos serán aquellos con menos kilates. Es decir, un anillo de oro de 10 kilates será necesariamente más barato que uno de 24 kilates.

Y otra opción para economizar es comprar argollas de oro enchapado, aunque también hay que fijarse en la tonalidad para diferenciar los más caros de los más baratos, así como si se trata de otras modalidades como oro blanco u oro rosado.

En el caso de la plata, encontrarán valores inferiores al oro y también la hallarán en aleación con otros metales como cobre. Las argollas de plata simples, pero de buena calidad, pueden encontrar desde $40.000.

El platino, por su parte, deberían excluirlo si buscan una argolla barata, pues este es un material de gran nobleza y durabilidad, lo que aumenta su valor. Una opción exclusiva y menos costosa que el platino es el paladio, pero su costo sigue siendo elevado.

El titanio, por su parte, se viene usando hace un tiempo y es perfecto para diseños más modernos y actuales. Su valor se acomoda a parejas jóvenes que buscan un anillo bello y original, que en este caso también es hipoalergénico.

Ahora, si no hay problema en elegir un material menos convencional, el tungsteno es una opción ideal justamente por ser más barato. Es extremadamente resistente y duradero, pero tiene la desventaja de ser un material aún poco trabajado por los joyeros en Chile. Lo ideal es que sea un anillo de carburo de tungsteno para que les dure por siempre, aunque el inconveniente que tiene esta argolla es que no podrá ser modificada, ni agrandada.

¿Y qué tal las argollas de acero? Son otra alternativa muy cotizada en estos días, porque son económicas, duraderas y modernas. Combinan perfecto con plata y oro amarillo, y eventualmente llevan incrustaciones de piedras como brillantes o zafiros. Sus precios van desde $60.000 de acero solo, $120.000 las combinaciones con plata y alrededor de $230.000 las combinaciones con oro amarillo.

Por diseño y complementos

SG Fotografía Chile

Además del material, otro factor que determinará el valor de la argolla de matrimonio será la complejidad de su diseño. Es decir, si se trata de anillos clásicos tipo aro, si son planos, solitarios, de medio cintillo o con formas más rebuscadas, como por ejemplo, el símbolo del infinito.

Asimismo, influirá en el precio si contiene aplicaciones como incrustaciones en pedrería, letras talladas, ranuras en el diseño o monturas con diamantes, entre otros complementos.

Y si acaso han heredado las argollas nupciales o son un regalo de sus padres, lo cual les alivianará bastante el bolsillo, igualmente pueden personalizarlas con un toque especial. Pueden grabar sus iniciales, la fecha del enlace o añadirles una piedra preciosa, entre otras opciones.

Como es obvio, mientras más simple sea el anillo, más bajo también será su valor. Por lo tanto, si les encantan los diamantes y de antemano saben que no podrán costearlos, mejor pasar de largo por estos catálogos para no sufrir.

Mejores picadas 

No vayan solo a las joyerías más conocidas porque puede que allí tengan precios más altos. Por el contrario, si lo que buscan es economizar en sus argollas, les recomendamos darse una vuelta por las joyerías de Santiago Centro, en donde encontrarán de paso muchísimas tiendas con adornos y arreglos para matrimonios, lo que les ayudará a optimizar su tiempo y aprovechar el viaje para elegir algunos detalles de la decoración de su matrimonio.

Tómense una mañana libre y con calma recorran los diversos galpones y galerías del sector cercano a Metro Plaza de Armas. Sin duda, encontrarán precios y variedad de alianzas que los dejarán muy contentos. En varios de estos talleres si, por ejemplo, llevan ustedes el oro, se lo descontarán del precio final.

Y una última opción para abaratar costos, si así lo desean, es mandar a hacer los anillos a medida. Algunas joyerías ofrecen esta alternativa, precisamente para ajustarse a los presupuestos de los novios, que muchas veces buscan algo sencillo y de calidad que no siempre está en vitrina.

Como ven, son muchísimas las formas de poder ahorrar y llegar al gran día luciendo sus bellísimos anillos de oro o los que decidan adquirir como novios.

Ahora, si todavía no tienen sus anillos de compromiso pueden echar mano a estos mismos tips y, en general, siempre encontrarán una manera de abaratar costos. En cuanto a estilismos, también verán más de una alternativa low cost e, incluso, muy buenas ofertas llegado el momento de cotizar vestidos de novia y el traje del novio. ¡Solo es saber buscar!