Gabriela Paz Maquillaje

Si ya tienes listo el vestido de novia, el calzado,los anillos de matrimonio y elegiste también, un peinado sencillo para complementar, entonces es momento de cerrar tu outfit con el ramo de tus sueños.

¿Te atreves a lucir un ramillete o bouquet enteramente blanco? Revisa las distintas opciones que hallarás a continuación y déjate seducir por las múltiples formas y texturas de las flores blancas más hermosas.

1. Ramo de rosas

Macarena Silva Fotografía

Destacan entre las más elegidas por las novias de todos los tiempos. Y es que en su color blanco puro, las rosas representan un símbolo del amor transparente, fidedigno y sincero. Si buscas una opción tradicional, un ramo de rosas blancas de forma ovalada o redonda será siempre un acierto, además que en cualquier escenario lucirá romántico y distinguido.

2. Ramo de calas

Una de las propuestas más elegantes y con la que seguro deslumbrarás en tu postura de anillos de oro, es con un ramo de sobrias, pero hermosas calas de tallo largo. Las hay en muchos colores, pero, sin duda, que las blancas son las favoritas de las novias. E, incluso, si te gusta el estilo más minimalista, tres o cuatro calas bastarán para impactar con tu ramo.

3. Ramo de gypsophila

La comúnmente llamada paniculata le dará un aire silvestre a tu ramo de flores, aunque también calzará perfecto si la boda es de inspiración hípster, urbana o si te decantarás por un vestido de novia hippie chic. Y es que la delicada gypsophila blanca hoy en día es protagonista de muchos matrimonios, pero no solo en el ramo, sino también, en la decoración. Esto se debe a su belleza simple y natural, por lo que cae siempre de pie donde la pongan.

4. Ramo de flor de arroz

Aunque no es una opción tan común, un ramo de flor de arroz en blanco puede convertirse en la mejor alternativa si te inclinarás por una decoración de matrimonio campestre. De hecho, tu ramo parecerá como recién cortado del jardín y, mejor aún, si lo complementas con algunas de las especies de delphinium, también conocidas como espuelas de caballero. ¡Te lucirás con tu ramillete!

5. Ramo artificial

Otra alternativa ideal para novias amantes del glamur es elegir un bouquet con flores blancas artificiales, que puede ir engalanado con pedrería, cintas, broches, plumas o flores bordadas –lo ideal es elegir una o dos de los anteriores, sino quedará sobrecargado–, entre otros elementos decorativos. Incluso, puedes intentar combinarlo con tus joyas y lograrás un resultado fenomenal. Sin duda, no podrás quitarle los ojos de encima a este ramo exclusivo y muy original.

6. Ramo de lilium

Comúnmente conocida como azucena o lirio, esta flor es perfecta para llevarla en los matrimonios, por la pureza, dulzura y elegancia que transmite, especialmente si está en blanco. Además, por las características propias de esta flor, es ideal para crear ramos de novia en forma de cascada. Últimamente, una de las opciones más demandas por las futuras esposas.

7. Ramo de peonias

Especial para novias que lucirán un vestido de novia estilo princesa, pues las peonias transmiten dulzura y parecen flores sacadas de un cuento de hadas. Además, si eliges peonias blancas, conseguirás un ramo muy delicado, femenino, elegante y romántico que podrás matizar, si prefieres, con algún tono pastel.

8. Ramo de flor de jazmín

El jazmín destaca entre las variedades de flores blancas más fragantes que existen, expeliendo notas dulces que de paso te calmarán si en algún minuto te baja la ansiedad. No obstante, más allá de su belleza al minuto de montar un ramo, esta flor es perfecta para decorar, por ejemplo, la torta de matrimonio e, incluso, para que el novio la incorpore en el botonier de su solapa. ¡Será todo un acierto!

Como ves, hay flores blancas para todos los estilos y posibles de combinar no solo con tu vestido de novia con encaje, sino también, con la decoración para matrimonio que elijas. Solo es cosa de indagar más profundamente entre estas opciones y encontrarás la flor perfecta para ti.