El Carro De Frida

La organización de un matrimonio requiere de gran esfuerzo y dedicación de parte de los novios. Piensan minuciosamente cada detalle, como la decoración para matrimonio, para que ésta sea acogedora y llamativa; buscan la más rica y entretenida torta de matrimonio; y por supuesto, la novia busca un vestido de novia para brillar frente a sus invitados.

Una invitación de matrimonio es un gesto de consideración, cariño y respeto que se recibe de parte de los novios, y por eso hay que estar atentos para responderles igualmente y crear un buen ambiente, siendo respetuosos y considerados en un evento tan importante como el enlace de dos personas que se aman.

1. Sacar muchas fotos

Clementine Fotografías

Aunque los novios cuenten con un fotógrafo profesional, amarán saber que estuviste pendiente de sacar las mejores y más espontaneas fotos, ya sea con tu celular o con una cámara más producida. Sé de esos invitados que después sorprenden a los novios con fotos inéditas de ellos mismos y de cada invitado. Las fotos artísticas también son bienvenidas. Fotografía cada rincón, cada arreglo de matrimonio que veas original y que creas que representa a los novios, ya que han puesto mucho esfuerzo en ello.

2. Ser entusiasta

Los novios no quieren ver la pista de baile vacía, por lo que una vez iniciada la fiesta sé el primero/a en ponerte a bailar con tu pareja, así los ayudarás a llenar la pista la baile y animarás a los demás a que se unan.

3. Hacerte cargo de tus niños

Together Photography

Que te inviten con tus niños es un gran gesto. Seguramente ellos se han encargado de tener una mesa perfecta para ellos con adornos de matrimonios y juegos que ellos adorarán. Es por esto que durante la ceremonia, la fiesta o el baile, cuida a tus niños, sobre todo, si están muy inquietos.

4. Alabar a los novios

Sebastián Valdivia

Nunca son demasiados los elogios y felicitaciones para los novios, ya que realmente se lo merecen. Sé un educado y agradecido invitado, dales las gracias por la rica fiesta y comida; y alaba a la novia por su bello vestido de novia de encaje, con el que tanto se ha lucido.

5. Ir a la ceremonia

Deborah Dantzoff Fotografía

No solo te invitan al matrimonio para tomar y comer, sino y, sobre todo, para que asistas a la ceremonia, sea religiosa, civil o simbólica. Aunque quizás para ti no es de lo más entretenido, los novios merecen que hagas el esfuerzo de estar ahí y escuches las frases bonitas de amor que leen en sus votos.

6. No sacar la decoración

Darío Restaurante

Muchos invitados cometen el error de llevarse los centros de mesas para matrimonios cuando estos son flores o velas. Aunque suene raro, algunos creen que terminado el matrimonio ya nadie los necesitará y esto no es así. Tampoco juegues con los adornos que los novios con tanta dedicación han escogido.

7. No llamar la atención más de la cuenta

Cristobal Kupfer Fotografía

No hay que confundir ser un invitado entusiasta con ser ese invitado que le roba la atención a los novios. Hay una justa medida para hacerse notar sin perturbar el espacio del otro. Las muestras de cariños son bienvenidas, pero también, tienen un límite. Demuestra tu agradecimiento y amor a los novios todo lo que quieras mientras no estés pasando a llevar a nadie.

Otro punto que es bueno considerar es no desentonar con el estilo del matrimonio. Si el dress code dice que deben ir de etiqueta, lleva un vestido de fiesta largo, un clutch y un peinado recogido para lucir distinguida. En el caso de los hombres, con un buen traje de tonos oscuros, bien peinados y afeitados estarán perfectos.