Aunque las tendencias en vestidos de novia se renuevan todos los años, los trajes con manga tres cuartos siguen conservando un espacio privilegiado en cada colección. ¿Entraste al círculo de las que intercambiará sus anillos de matrimonio? Si es así, te encantará descubrir las múltiples opciones que hallarás con este tipo de mangas que, por lo demás, enaltecen la figura, tanto si las usarás con un peinado recogido o con el pelo suelto. Revisa a continuación en qué vestidos se llevan y cuáles son las ventajas de elegir unas mangas tres cuartos.

Vestidos románticos

Vestidos de novia estilo princesa o de línea A, con vaporosas faldas de tul y cuerpos delicados, encontrarán su mejor complemento en unas mangas tres cuartos con encaje o de efecto tatuaje. Especialmente, si se acompañan de un escote ilusión o bardot, estas mangas le darán un toque muy distinguido tu oufit nupcial. Si eres seguidora de las bodas de la realeza, entonces está línea será perfecta para ti.

Vestidos minimalistas

En un estilo totalmente opuesto, la también llamada manga francesa se acopla perfectamente a los diseños más discretos. Por ejemplo, un vestido de silueta sirena, confeccionado íntegramente en crepé, lucirá aún más sofisticado con unas mangas tres cuartos lisas. ¿Recuerdas el vestido de novia de Meghan Markle? Un vestido de novia sencillo, en silueta sirena recatada, con escote barco y mangas francesas.

Vestidos boho

Si deseas enfundarte en un vestido de novia hippie chic o de inspiración bohemia, descubrirás que muchos de ellos incorporan precisamente la manga tres cuartos. Y es que, al quedar a medio camino entre el codo y la muñeca, resulta muy adecuada para configurar mangas abullonadas, de tipo campana o con volantes que están muy de moda.

Vestidos midi

Con un corte que se encuentra a media pantorrilla, los vestidos midi potencian su encanto si se acompañan de unas mangas tres cuartos, ya sea en un diseño holgado o estrecho. El escote barco luce particularmente bien con este estilo femenino y que es ideal si buscas un estilismo vintage.

Vestidos de otoño-invierno

Por otra parte, si la postura de anillos de oro será en temporada de bajas temperaturas, decantarte por un vestido con manga francesa será una buena opción para no pasar frío sin perder el estilismo. Puedes elegir, por ejemplo, un traje con mangas en mikado o raso, entre otras telas de mayor peso.

Ventajas

Delicadeza máxima

Las mangas a la altura del codo transmiten una dosis de dulzura y elegancia, que sin duda querrán llevar aquellas novias que se inclinan por los diseños más delicados. Mangas francesas con encaje o bordados de efecto tattoo lace son el más claro ejemplo, aunque también encontrarás hermosas mangas con detalles en pedrería.

Estilizan la figura

Ya que estilizan los brazos, haciéndolos lucir más largos y delgados, las mangas tres cuartos favorecen mucho a las novias de brazos cortos y/o gruesos, así como también a las que tienen mucho busto o espaldas anchas. De este modo, un vestido con manga francesa permitirá disimular, en caso que deseen hacerlo, por ejemplo, los brazos, exhibiendo solo una parte. 

Versatilidad

Desde diseños que arrastran largas colas, hasta en los vestidos de novia cortos. Las mangas francesas se adaptan a los distintos tipos de trajes, así como a los múltiples cortes, ya sea princesa, sirena, línea A, imperio o evasé. Y si se trata de escotes, son igualmente versátiles pues, salvo en los strapless, las mangas tres cuartos se acoplan bien a todos, pero sobre todo al escote hombros caídos, en V, barco e ilusión.

Con qué telas

Por último, hay telas en que las mangas francesas se lucen mucho más, como es el caso del tul y el encaje, que contribuyen a realzar la feminidad, si es lo que deseas conseguir. Para un toque romántico, por ejemplo, escoge mangas con bordados en tul cristal o con encaje guipur o chantilly; mientras que, para un aire bohemio, inclínate por un vestido con mangas en tul plumeti. Mangas francesas en chifón o gasa, por su parte, son ideales para complementar trajes más ligeros, en tanto que el brocado y el otoman funcionan perfectamente en vestidos de otoño-invierno.

Si te convencieron las mangas francesas, revisa en los catálogos con vestidos de novia 2020 y elige tu favorito. Lo mejor de todo es que, más allá de los zapatos o el peinado de novia por el que te decidas, este estilo queda bien con todo.