Mat & Fer

Seguro ya sabes que el éxito de un oufit nupcial es el complemento entre todas sus piezas. Desde el vestido de novia, las joyas y el peinado recogido que elijas, hasta el material de confección para tus anillos de matrimonio y por supuesto el ramo.

Por lo tanto, si aún no has escogido las flores o el estilo de arreglo que deseas cargar, estás justo a tiempo para incorporar estos tips que tienen relación nada menos que con tu estatura. Sí, porque los distintos ramos te acomodarán en mayor o menor medida según seas alta o más baja.

Se trata de recomendaciones que puedes tomar, aunque si tu anhelo siempre ha sido lucir un ramo vistoso con peonias fucsias o uno más simple con hortensias y flor de arroz, sigue adelante con tu idea y mantente fiel a tu estilo.

De cualquier forma, no está demás conocer las sugerencias para que compares lo que tienes en mente, con aquello que te favorece más de acuerdo a tu estatura. ¡Toma nota!

Novias bajas

Revelavida

Las futuras esposas de baja estatura deben elegir complementos que colaboren a que se vean más altas y estilizadas. O al menos, no más bajas. Si deseas aumentarte unos centímetros, comienza descartando los ramos grandes y exagerados, para evitar la sensación de que apareces detrás de las flores.

Luego, debes fijarte en el tipo de ramo e identificar aquellos que te benefician más. Los ramos redondos y de flores con tallo corto, por ejemplo, son los más aconsejables, pues tienen presencia, a la vez que son elegantes y discretos.

Flores menudas encontrarás muchas, entre las que destacan algunas muy hermosas como las rosas pitimini, las fresias, los ranúnculos y las craspedias. Puedes combinarlas entre ellas, aunque también te harán un favor los ramos monocromáticos, con un solo tipo de flor.

Por otra parte, los arreglos en forma de gota o lágrima son un buen largo que podrías llevar, mientras que los ramos de caída vertical, en forma de cascada o con flores de tallo largo, como las calas, son los menos recomendados, pues cubrirán parte de tu vestido de novia estilo princesa y te verás sobrecargada.

Por el contrario, los ramos sencillos o de flores silvestres son perfectos si te has decantado por una decoración de matrimonio campestre, rústica o boho chic. Por ejemplo, un ramo compuesto por gipsofilia o paniculata, al que también puedes agregar lavanda, espiga y ramas de olivo o eucalipto para complementar.

Y otro estilo que armonizará muy bien, son los bouquet vintage que habitualmente son más bien compactos, aunque no por eso menos llamativos. De hecho, este tipo de ramo es el más versátil, ya que suele mezclar flores naturales y artificiales engalanadas con detalles como perlas, pedrería, tela de encaje, bisutería, plumas y hasta botones antiguos.

Lo importante es que, sea cual sea el ramo que elijas, logre realzar tu look, estilizar tu figura y por nada del mundo te opaque.

Novias altas

Totem Weddings

Las futuras esposas que miden más de un metro 70 pueden permitirse cualquiera ramo grande, voluminoso, asimétrico e, incluso, alargado. En ese sentido, el ramo de cascada es una de las opciones más demandadas por su elegancia y versatilidad, pues lucirá maravilloso tanto si te casas enfundada en un vestido de novia hippie chic, en una finca al aire libre, o en una catedral. 

Recuerda que mientras más alta seas, mayor caída puede tener tu ramo. Otra alternativa en esta línea son los de flores con tallos largos, que son muy sofisticados y estilizan aún más la figura. Además, son ideales para novias que buscan algo sencillo o minimalista, ya que unas pocas flores pueden bastar para configurar el ramo, ya sean rosas, iris, calas, orquídeas o tulipanes. Incluso, puedes cargar una sola y el resultado será igualmente fascinante.

No obstante, si deseas algo más llamativo, entonces puedes mezclar varios tipos de flores o distintos colores de una misma familia. Por ejemplo, tulipanes blancos y rojos, obteniendo así un ramo irresistible y seductor, cuyos tonos puedes replicar, por ejemplo, en el tocado con el que acompañes tu peinado de novia con pelo suelto, potenciando la elegancia del look.

Por otro lado, si te gusta la pomposidad y eres lo suficientemente alta, date el lujo de escoger un ramo grande y voluminoso, que combine gran variedad de especies o uno más simple, pero armado con flores de gran tamaño, como girasoles y gerberas.

Finalmente, intenta rehuir de los bouquets y ramos con flores pequeñas, ya que pasarán casi desapercibidos.

Tanto si te casarás con un vestido de novia sencillo como con uno imponente y lleno de detalles, la elección del ramo es tan importante como la decoración para matrimonio, ya que será protagonista en tu gran día y aparecerá en todas las fotos. Por lo tanto, debes escoger con cautela, en base al resto del look y de acuerdo a tu tamaño pero, muy especialmente, según el estilo que te identifica y te hace feliz.