Revelavida

Como ocurre en la mayoría de las bodas, tu gran día seguramente estará rodeado de flores. Serán las protagonistas en la decoración para matrimonio, delimitarán con pétalos el camino hacia al altar; e, incluso, puede que estén presentes en los peinados de novia con detalles florales y hasta en la torta de matrimonio, pues hoy muchas incorporan flores naturales como parte del decorado. Todo ello le dará un toque mágico y colorido a tu celebracíón. Sin embargo, una de las flores más importantes de ese día, sin duda, serán las que eligas para tu ramo de novia.

Si aún no tienes el tuyo y te confunden tantas ideas, lo mejor es elegir un ramo con el que te sientas 100% identificada y que armonice con el resto de tu estilismo nupcial.

1. Para novias clásicas

Marcelo D Fotografia

Para aquellas que buscan algo tradicional, los ramos de forma ovalada o redonda, en blanco o colores pasteles, siempre serán un acierto. Y aunque actualmente hay muchas más opciones, las rosas siguen siendo las preferidas entre las novias más convencionales. Especialmente, blancas y cremas, aunque las rosas rojas también son clásicas y muy seductoras.

2. Para novias de inspiración rústica

Escalona Fotografía

Si te has decantado por una decoración de matrimonio campestre, entonces un ramo silvestre será perfecto para ti. Puedes escoger entre flores de diversos tipos y con bastante follaje verde en un estilo más desenfadado. También puedes agregar lavanda y espiga para complementar. Por otro lado, un arreglo en tonos amarillos con girasoles, margaritas o crisantemos será igualmente perfecto para una boda rústica. Bellas y luminosas, estas flores te harán sentir la novia más linda.

3. Para novias románticas

Luz del Alma

Un ramo de orquídeas rosadas en cascada será la máxima seducción para este tipo de novias, así como un bello ramo con peonias en tonos lila y melocotón. Y es que los colores cálidos le aportan una dulce elegancia a las flores, por ejemplo, en el caso de los tulipanes, que también son una opción súper romántica. ¿Y qué tal un ramo de ranúnculus? Esta flor es un híbrido entre la rosa y la peonia, pero con personalidad propia. En tonalidades rosas, corales y blancos, conseguirás un arreglo irresistible.

4. Para novias glamurosas

Rolando Vejar

A las mujeres que les gusta el glamuur, seguramente buscarán algo exclusivo y con detalles que llamen la atención. Por lo tanto, si hay un estilo glamuroso por excelencia, esos son los bouquet con flores artificiales, engalanados con pedrería o perlas bordadas, pero siempre que sigan una línea de elegancia. Con este accesorio de lujo te robarás todas las miradas e, incluso, puedes combinarlo con tus copas de novios, utilizando la misma tela para su decoración. Por su parte, los ramos con plumas también califican para novias amantes del glamur.

5. Para novias minimalistas

Constanza Miranda Fotografías

Si piensas lucir un vestido de novia sencillo y quieres que tu ramo siga por esa misma línea, entonces déjate seducir por la elegancia y simpleza de un ramo de calas blancas. Incluso, puedes cargar solo una y el resultado será igualmente fascinante. Otra opción es elegir cualquier ramo de tallo bien largo o decantarte por un ramo pequeño, pero que le de luz a tu estilismo.

6. Para novias modernas

DecorGreen

Si deseas algo más vanguardista, los ramos asimétricos son ideales, pues salen de lo común al ser perfectamente desordenados en su composición. ¿Quieres algo más novedoso? Entonces, inclínate por un ramo de suculentas que vaya en sinonía con los tonos de tu decoración. Es uno de los más originales, solo apto para novias vanguardistas, originales y divertidas.

7. Para novias hippie chic

Escalona Fotografía

La comúnmente llamada paniculata o velo de novia le dará un aire silvestre a tu ramo, así que es perfecto si llevas un vestido de novia hippie chic para tu matrimonio estilo boho. Otra posibilidad es montar un ramo con olivo, eucalipto u otro tipo de hojas verdes mezcladas entre las flores elegidas; por ejemplo, rosas pitimini, para dar la sensación de que estuviese recién cortado del jardín. Además, puedes darle un toque final, al unir los tallos con una tela de encaje rústico.

Ya lo sabes, si te guías por tu estilo te será mucho más fácil dar con el ramo correcto. Y es que más allá de que sea un diseño exclusivo o el que esté de moda, lo importante es que sea especial para ti y que logre una armonía con el vestido de novia que decidas usar. Lo mismo ocurre con los anillos de matrimonio pues, lejos de su valor económico, lo que trasciende es el significado que le dé cada pareja.