Si te alistas para estrenar tu anillo de matrimonio y ya estás rastreando diversas propuestas en vestidos de novia, llegaste al lugar preciso para conocer todo sobre el escote que marcará pauta el 2019 y 2020: el escote hombros caídos.

Y es que además de femenino y versátil, el también llamado bardot es ideal para exhibir una bonita joya o destacar un peinado de novia más producido. Entérate de los detalles a continuación.

Características

No por nada lleva el nombre de la musa del cine francés, Brigitte Bardot, quien se caracterizaba por llevar un look bastante casual, pero al mismo tiempo, muy sensual, como este escote que se desenvuelve entre lo sexy y lo natural. Un corte que deja los hombros al descubierto, acompañado de una manga que aparece por debajo de los mismos.

Se trata de un escote especialmente atractivo, versátil y atemporal, pues las mangas pueden ser largas, francesas o cortas; trabajadas en telas lisas, con encaje, transparencias, bordados de cristal, efecto tatuaje o aplicaciones en pedrería, entre otras propuestas.

Además, según tu complexión, podrás elegir para tu postura de anillos de oro entre un escote hombros caídos más cerrado como el barco o más escotado, tipo corazón o en V.

Distintos tipos

Independiente de cuál sea tu estilo, siempre encontrarás un escote bardot que encaje perfectamente con tu outfit. Por ejemplo, si te decantarás por un vestido de novia hippie chic, escoge un escote bardot con volantes en alguna tela liviana; mientras que, si lucirás un vestido de novia de estilo princesa, un acabado en encaje chantilly o tul te hará lucir espectacular. Ahora, si prefieres un atuendo inspirado en el mundo medieval, déjate seducir por un escote hombros caídos rematado en unas largas mangas acampanadas.

Elegante, sensual y muy femenino, el escote bardot se adapta a las distintas tallas de busto, al que tiende a realzar, favoreciendo en particular a mujeres con cuellos normales o alargados. Eso sí, para novias con cuello corto y/o grueso se recomienda uno más escotado, como el V. Además, intenta evitar este escote si tu espalda es más ancha que tus caderas pues, al estar descubierto de hombro a hombro, simula una línea recta que visualmente podría ensanchar más tu espalda.

Complementos

A diferencia de otros tradicionales escotes, como el ilusión, el barco o el halter, el escote hombros caídos destaca también otros accesorios de tu ajuar de novia. Por ejemplo, una bonita gargantilla, un choker de perlas o unos pendientes largos, que se lucirán muchísimo con la clavícula desnuda.

Además, podrás resaltar igualmente tu cabello, tanto si apuestas por un peinado recogido con trenzas o por el pelo suelto. En ese sentido, se trata de un escote generoso pues, si bien atrae las miradas especialmente hacia los hombros, no le resta importancia a los demás elementos de tu look.

No por nada las firmas más prestigiosas se han rendido ante los encantos del escote bardot. Y es que su versatilidad, elegancia y sensualidad le imprime un toque único, tanto a los vestidos de novia sencillos como a los trajes más elaborados. Eso sí, no es exclusivo dentro de la moda nupcial, pues también acompaña a los vestidos de fiesta en sus múltiples versiones.