Después de muchos meses dedicados a la decoración para matrimonio y eligiendo las frases de amor exactas para declarar en sus votos, la luna de miel será todo lo que necesiten para relajarse y recargar energías.

Por eso, si están pensando en un destino excitante desde todo punto de vista, en el Sudeste Asiático encontrarán lugares perfectos para celebrar su postura de anillos de matrimonio tal como lo soñaron. Descubran estas cuatro rutas que destacan entre las más demandadas por los recién casados.

1. Tailandia

En este país podrán agendar románticos panoramas para una luna de miel, como dar un paseo en globo aerostático sobre Chiang Mai, navegar por los canales de Bangkok, cenar en la terraza de un inmenso rascacielos y relajarse en un spa de aguas termales en la provincia de Krabi.

Además, se encandilarán con la belleza de sus playas de arenas blancas y aguas cristalinas, ideales para estrenar sus argollas de plata desconectados del mundo. Entre las más populares destacan la isla de Phuket, la isla de Koh Nang y la islas Phi Phi. Todas ellas, lugares paradisiacos con cocoteros, palmeras, arrecifes de coral, acantilados y puestas de sol impresionantes.

Pero no todo será romance y descanso en Tailandia, pues hay ciertas actividades que sí o sí deben realizar, como recorrer algunos de sus 4 mil templos, descubrir sus grandes palacios, ir a un santuario de elefantes, practicar snorkel en la bahía de Mango Bay y pasear por el mercado de Chatuchak en la capital. Este último, donde encontrarán de todo; desde tradicional y exquisita comida thai, hasta ropa vintage y artesanía local.

Por último, hallarán muchas alternativas para alojar en Tailandia, como hoteles all inclusive, resorts de lujo y las populares pool villas, que son alojamientos con piscinas privadas o jacuzzi en las habitaciones. Por apostarse estas villas en islas un tanto más retiradas, son perfectas para novios que buscan intimidad en su viaje de amor.

2. India

Escenarios idílicos y de película encontrarán en su luna de miel si se deciden por la India. De hecho, podrán hospedarse en un palacio real, montar a camello por el desierto Thar y vestir ropas típicas de este país asiático. ¡Se sentirán unos auténticos maharajás!

Y si buscan un panorama romántico que además sea toda una experiencia, no olviden tomar un crucero en una casa flotante por los remansos del estado de Kerala. Corresponde a exóticas barcazas donde podrán alzar sus copas de novios, mientras disfrutan de una cena a bordo y bellos paisajes alrededor de los canales. También podrán alojar ahí si lo desean.

Ahora, si se trata de lugares con historia, encontrarán varios imperdibles de visitar, como el famoso Templo Dorado de Amritsar, la ciudad amurallada de la Vieja Delhi, el impresionante mausoleo Taj Mahal, las Cuevas de Ajanta y Ellora, y el Palacio de los Vientos en Jaipur, la llamada “ciudad rosa” de la India.

Todo muy hermoso y turístico. No obstante, si prefieren pasar sus días tumbados bajo el sol, entonces en las playas de Goa hallarán un paraíso tropical con todo lo necesario para una luna de miel de ensueño.

Eso sí, no olviden darse una vuelta por Khajuraho, ciudad conocida por sus templos del Kamasutra, con figuras esculpidas entre los años 950 y 1050 por la dinastía Chandela. Son 22 templos los que se conservan en la actualidad y que podrán visitar en un solo día.

3. Indonesia

Si celebrarán su postura de anillos de oro en Indonesia, deben saber que unas 17 mil islas y pequeños islotes conforman este destino que los espera con los brazos abiertos. Playas paradisíacas, volcanes milenarios, vertiginosos ríos, cataratas entre selvas, misteriosos templos, etnias primitivas, costumbres ancestrales, y una fascinante flora y fauna, es parte de todo lo que podrán ver.

¿Y planes para enamorados? Encontrarán muchísimos. Desde disfrutar de un íntimo paseo en canoa sobre el río Barito, en la isla de Borneo, hasta realizar una excitante caminata nocturna al volcán Kawa Ijen, que los dejará fascinados. Asimismo, pueden embarcarse en busca de los dragones de Komodo en un recorrido por el litoral.

Ahora, también hay atractivos turísticos imperdibles de conocer, como el lago Toba, que es el mayor lago volcánico del mundo y los orangutanes de la isla Sumatra; así como dos de los templos más emblemáticos, el Borobudur y el Prambanan. Estos últimos, apostados en la isla de Java, donde se encuentra Jakarta, la capital de Indonesia.

Por su parte, Bali es uno de los destinos más cotizados y es que esta pequeña isla escondida combina templos budistas y aldeas tradicionales, con submarinismo y playas idílicas, como las que se encuentran en Nusa Dua. En este sector, ideal para viajes de recién casados, se instalan los mejores resorts y complejos hoteleros.

Y por último, no dejen de pasar por Ubud, que es el centro cultural y espiritual, hogar de artistas y artesanos de la isla de Bali. Se sorprenderán especialmente con los grandes arrozales escalonados.

4. Vietnam

Otro maravilloso destino para dar rienda suelta a su amor es Vietnam, donde podrán explorar la extraordinaria Bahía de Ha-Long en un crucero, tomar un baño de agua termal en Thap Ba o disfrutar de las playas de arenas blancas en Nha Trang, rodeadas de bares, restaurantes y hoteles.

¿Y qué tal contemplar el atardecer desde el Río del Perfume? Obtendrán, sin duda, las más lindas postales, a la vez que los inspirará a dedicarse unas frases bonitas de amor, tal como cuando declararon el “sí, acepto”.

Por otro lado, si deciden intercalar con un plan más turístico, no dejen de visitar Hanoi, la capital de Vietnam, característica por sus vibrantes colores y tráfico imparable de motocicletas. Visiten allí lugares emblemáticos, como el Templo de la Literatura, la Catedral de San José de Hanoi, el Mausoleo de Ho Chi Minh y piérdanse entre las laberínticas calles de su barrio antiguo.

Pero hay mucho más por ver también fuera de Hanoi, como los arrozales de Sa Pa, los túneles de Cu Chi, la encantadora ciudad de Hoi An, la ciudadela imperial de Hue y los mercados flotantes en el Delta del Mekong.

Finalmente, no dejen de probar la gastronomía vietnamita, catalogada como una de las más ricas y diversas de todo el Sudeste Asiático.

Tanto como la emoción del primer beso, la entrega del anillo de compromiso o el momento en que partirán su torta de matrimonio, la luna de miel será una experiencia inolvidable y, por lo tanto, deben planificarla a su medida. Por eso, lo mejor es que comiencen con tiempo a revisar paquetes y chequear vuelos, especialmente si elegirán más de un destino.