Cristian Bahamondes Fotógrafo
Cristian Bahamondes Fotógrafo

Casarse implica una serie de decisiones que no siempre resultan tan simples de tomar. Por lo tanto, si les ha costado elegir la decoración para matrimonio o decidir qué frases de amor incluirán en sus partes, seguro se enfrentarán también a un dilema a la hora de escoger el destino para su luna de miel. Las opciones son muchas, así que todo dependerá realmente de dónde se imaginan estrenando sus anillos de matrimonio. ¿Es un país exótico? ¿En una ciudad cargada de historia? ¿En la playa o en la nieve? Chequeen estos destinos según y las actividades que les ofrece.

Enero: Pekín

Si sueñan conocer la Ciudad Prohibida o la Gran Muralla China, entre otros atractivos de Pekín, programen su viaje de recién casados para fines de enero. De este modo, podrán ser partícipes del Año Nuevo Chino, también llamado Año Nuevo Lunar o Fiesta de la Primavera. Se trata de la celebración más importante del país oriental, que este 2020 cae el 25 de enero y se extenderá por dos semanas. Eso sí, en China comienzan a prepararse varios días antes, decorando las fachadas y vistiendo ropas de color rojo, pues representa buena fortuna y prosperidad. La festividad incluye bailes típicos, fuegos artificiales y un banquete donde no puede faltar el pescado. Recuerden que en el hemisferio norte es invierno, por lo que vayan preparados con ropa para aguantar bajas temperaturas y un clima seco.

Febrero: Venecia / Río de Janeiro

Conocida como “la ciudad del amor”, Venecia es perfecta como destino de luna de miel. Pero, más aún si ajustan su viaje para que coincida con el Carnaval de Venecia, que este año se realizará entre el 15 y el 26 de febrero. Es un evento único en el mundo, famoso por sus desfiles de máscaras, barcos y disfraces de época.

Ahora, si prefieren calor, fiesta y menos misterio, en Brasil podrán disfrutar del Carnaval de Río, entre el 21 y el 26 de febrero del 2020. Se trata de una festividad multitudinaria con jornadas llenas de música, baile y desfiles de las escuelas de samba. Un espectáculo imperdible si les atrae la cultura carioca.

Marzo: Dublín

Dublín está lleno de lugares mágicos, como parques y castillos, entre los que podrán dedicarse unas frases bonitas de amor mientras pasean de la mano. No obstante, ya que cruzarán el Atlántico, procuren que la fecha coincida con la primera quincena de marzo, de modo que lleguen justo al Día de San Patricio, que se realiza anualmente el 17 de marzo. Corresponde a una celebración de origen cristiano, que conmemora la muerte del patrono de Irlanda y durante la cual Dublín se viste de verde, mientras las calles se inundan de música y bailes. Se realizan desfiles con disfraces y carruajes alegóricos, a la vez que irlandeses y turistas se enfundan en verde también en honor a San Patricio. Por su parte la comida y la bebida son igualmente protagónicas, especialmente el cordero y la cerveza.

Abril: Bangkok

Si quieren disfrutar de su gastronomía y navegar por los canales de Bangkok, intenten programar su viaje para mediados de abril. Así podrán disfrutar de la Fiesta del Agua de Songkram, una de las grandes celebraciones del Budismo, con la que se inicia el Año Nuevo Tailandés. Lo que vivirán será literalmente una gran guerra de agua que tiene lugar en las calles, acompañada de ceremonias religiosas que se realizan en templos, y actos culturales y musicales que se propagan por las plazas públicas. La de Songkram es considerada una de las fiestas más entretenidas en el mundo y este año se desarrollará entre el 13 y el 15 de abril.

Mayo: La Habana

¿Es una deuda pendiente viajar a Cuba? Si la respuesta es sí, entonces les encantará disfrutar de La Habana en su luna de miel. Una ciudad bulliciosa, marítima, alegre y desprejuiciada que atesora múltiples atractivos por conocer. Entre ellos, playas soñadas, una arquitectura colonial, calles pintorescas, autos antiguos, teatros, museos, restaurantes, shows de cabaret, parques recreativos y mucho más. Basándose en clima y la demanda, mayo destaca entre las mejores épocas para visitar Cuba, ya que antecede a la temporada de huracanes y, por otro lado, se considera temporada baja. Es decir, conseguirán precios hasta un 30% más baratos, a la vez que no estará atiborrado de turistas.

Junio: Cusco

Si desean estrenar sus anillos de oro entre las callejuelas empedradas de Cusco y conocer toda su cultura, entonces no deberían perderse la Fiesta del Sol o Inti Raymi. Corresponde a una celebración ancestral en honor al sol, la divinidad más venerada del imperio incaico y que coincide con el inicio del solsticio de invierno. La fiesta incluye danzas, representaciones teatrales, desfile de trajes típicos, generosos banquetes y una serie de actividades destinadas al turismo. Es una de las principales festividades del Perú y de las más grandes de Sudamérica. El Inti Raymi se celebra los 24 de junio de cada año en la denominada “ciudad imperial”.

Julio: Punta Arenas

Sin ir más lejos, en Chile también encontrarán destinos ideales para celebrar su viaje de amor. Por ejemplo Punta Arenas, con atractivos como el Museo Salesiano Mayorino Borgatello, el Monumento al Ovejero, la plaza Muñoz Gamero, el Fuerte Bulnes y otras obras arquitectónicas que conservan su estirpe. Además, según la época en que viajen, podrán disfrutar del avistamiento de ballenas, así como visitar dos colonias de pingüinos magallánicos que habitan en sus alrededores. Los atractivos estarán todo el año, pero solo en julio podrán ser partícipes del Carnaval de Invierno, que se realiza pasada la quincena de julio. Se trata de una fiesta que incluye carrozas, disfraces, batucadas, bailes, murgas, actuaciones teatrales y mucho más.

Agosto: Medellín

Conocida como la “ciudad de la eterna primavera”, en Medellín podrán experimentar una de las festividades más coloridas en el mundo entero. Se trata de la Feria de las Flores, que se llevará a cabo el 2020 entre el 1 y el 10 de agosto. El evento rinde homenaje a la cultura de los “silleteros” y en él podrán participar de diversas actividades culturales, musicales, artísticas y gastronómicas. Asimismo, podrán ver desfilar a los “silleteros” y empaparse con la cultura de estos campesinos que dedican su vida al cultivo de flores, a las que cargan en sus espaldas.

Aunque Cartagena de Indias suele ser el destino más escogido por los “lunamieleros”, lo cierto es que en Medellín encontrarán muchos atractivos también. Y es que al estar enclavada en un valle, es una zona rica en bosques, lagunas y parques.

Septiembre: Munich

Si quieren alzar sus copas de novios con auténtica cerveza alemana, entonces el Oktoberfest los espera con un programa cargado de actividades en Munich. El 2020 se realizará entre el 19 de septiembre y el 4 de octubre, así que son varios días en los que podrán disfrutar de entretenidos desfiles, conciertos de rock y espectáculos familiares, además de tomar toda la cerveza que puedan.  Por otro lado, podrán arrendar trajes de bávaros para mezclarse entre la gente y, por qué no, protagonizar una sesión de fotos post boda nada menos que desde el Oktoberfest. Este evento se celebra desde 1810.

Octubre: Punta Cana

Si en vez de fiesta prefieren disfrutar de su luna de miel en un destino paradisíaco, octubre será el mes ideal para viajar a Punta Cana. Y es que además de estar en temporada media, o sea que encontrarán precios más baratos, el mejor clima se percibe desde octubre, ya que baja la humedad y las noches se vuelven más cálidas. La temperatura del agua puede alcanzar los 28°, mientras que la del aire oscila entre los 23° y los 30°C. Y tampoco hay riesgo de toparse con un huracán. República Dominicana y, especialmente Punta Cana, destaca entre los destinos caribeños más demandados, gracias a sus arenas blancas, aguas turquesas y enormes cocoteros. Asimismo, ofrece una gastronomía de primer nivel, amplia oferta hotelera y una vida bohemia efervescente. Ideal para cambiar el chip si hasta los encintados de matrimonio los hicieron ustedes.

Noviembre: Ciudad de México

Si quieren conocer las pirámides de Teotihuacán y el Castillo de Chapultepec, entre otros atractivos, intenten visitar Ciudad de México en los primeros días de noviembre. Y es que solo así podrán asistir a la celebración del Día de los Muertos, que es considerada una de las tradiciones más representativas del país azteca. Se conmemora el 1 de noviembre, dedicado al alma de los niños y el 2 de noviembre, al de los adultos. Durante los festejos, podrán ver las plazas públicas llenas de altares con ofrendas, además de imágenes religiosas, velas, flores, calaveras de azúcar e inciensos de copal por doquier. Asimismo, los panteones se iluminan y se llevan a cabo danzas, desfiles con carros alegóricos y emotivos rituales en nombre de los fallecidos. No por nada es de las celebraciones ancestrales más impresionantes que hay en el mundo

Diciembre: Nueva York

Finalmente, si quieren pasar una luna de miel nevada y, de paso, celebrar las fiestas de fin de año de una manera distinta, no encontrarán un mejor destino que Nueva York. En Navidad, por ejemplo, podrán deleitarse con miles de luces navideñas en el barrio Dyker Heights, patinar sobre hielo en el Central Park y fotografiarse en el gigante árbol que se emplaza en Rockerfeller Center. En Año Nuevo, en tanto, seguro querrán esperar la medianoche apostados en el Time Square, mientras disfrutan de un show con variados artistas. No obstante, si prefieren algo más romántico, contratar una cena en un crucero será una excelente opción. De hecho, desde la bahía tendrán vista privilegiada a los fuegos artificiales una vez que el reloj marque las doce.

Sea cual sea el lugar que escojan, siempre empaquen un traje y un vestido de fiesta, pues no faltará la ocasión en que puedan usarlos. Después de todo, estarán de luna de miel aun cuando no la tomen inmediatamente tras intercambiar sus argollas de plata. Por ejemplo, si se casarán a mitad de año, pero anhelan que su viaje de amor sea en Nueva York, la espera de unos meses sin duda valdrá la pena.