Marcos Leighton Fotógrafo

Si están pensando celebrar su primer viaje de casados en suelo nacional, encontrarán lugares diversos, pero todos con un encanto único. Descubran aquí algunas opciones que ofrece nuestra larga y angosta franja de tierra.

La luna de miel debe ser perfecta, el primer viaje con sus anillos de matrimonio puestos y, como tal, qué mejor que celebrarla en su propio país. Serán días románticos, pero también, de un merecido descanso, especialmente si se involucraron en cada detalle de la preparación nupcial, desde elegir las frases de amor para las invitaciones, hasta confeccionar ustedes mismos los adornos de matrimonio que tanto destacaron en la fiesta. 

¿Aún no saben qué destino elegir? Además de guiarse por sus intereses y experiencias pasadas, no dejen de consultar en las distintas agencias de viaje, así como asesorarse por expertos en el tema. Allí encontrarán respuesta a todas sus preguntas y por ahora, para que se vayan preparando, les proponemos una selección con algunos de los lugares más románticos que encontrarán en Chile.

En el norte

Iquique

Es uno de los destinos ideales para una escapada en pareja, tanto por los atractivos de la ciudad, como por su grato clima durante todo el año. Por lo tanto, si no lo han hecho hasta ahora, la luna de miel puede ser la excusa perfecta para visitar la playa de Cavancha o para arrancarse al Oasis de Pica a 114 kilómetros.

Allí podrán disfrutar de una vertiente con aguas de hasta 25°C, en donde un romántico baño en pareja es la postal habitual. Además, les encantará visitar las antiguas oficinas salitreras y museos históricos, así como deleitarse con la imponente pampa nortina. Todo ello, complementado con una amplia oferta hotelera con programas especiales para recién casados.

San Pedro de Atacama

¡Ideal para matrimonios aventureros! Como un oasis en medio del desierto emerge esta ciudad en la provincia de El Loa, región de Antofagasta. En sus alrededores se encuentran importantes atractivos como los Géiseres del Tatio, el Valle de la Luna y la Reserva Nacional Los Flamencos, además de ruinas arqueológicas y otros monumentos, como el Pukará de Quitor, con un mirador que tiene una de las vistas más bellas del desierto.

Podrán tomar tours por todos estos lugares e, incluso, realizar caminatas o circuitos en bicicleta si así lo desean. Ahora, si se están preguntando qué hay de romántico en este destino, lo cierto es que les bastará un solo atardecer para enamorarse aún más.

Valle del Elqui

En la región de Coquimbo se encuentra este famoso y místico valle, uno de los principales productores de pisco chileno y parada 100 por ciento recomendada para disfrutar de una luna de miel de ensueño. Allí podrán recorrer sus viñas y degustar el exquisito licor de uva, mientras que las cabalgatas o el trekking lo conectarán con la naturaleza en su esencia.

Entre la amplia oferta hotelera, en tanto, encontrarán espectaculares domos, los cuales, si se inclinan por ellos, les brindarán una experiencia mágica, de introspección, observación y, sobre todo, mucho romance. Y es que los claros cielos de esta zona son perfectos para mirar las estrellas y contemplar el universo mientras se susurran al oído frases bonitas de amor. ¿Qué más afrodisiaco que eso?

Punta de Choros

Descubrirán un lugar que no sólo ofrece bellos paisajes y playas solitarias, sino que arenas blancas y aguas turquesas, especialmente en la paradisiaca Isla Damas. Aparte, la posibilidad de avistar delfines, ballenas y una gran variedad de aves, entre otras especies nativas, lo convierten en un lugar soñado, ideal para conectarse con la flora y fauna, así como compartir momentos inolvidables con la pareja.

Punta de Choros se ubica a 114 kilómetros al noroeste de La Serena y es un destino perfecto si les gusta la vida al aire libre, pues encontrarán allí muchos lugares habilitados para acampar.

En el centro

Isla de Pascua

Fun Travel Chile

Rapa Nui, como es su nombre nativo, aparece como una excelente opción, tanto si desean tener una luna de miel tranquila o, quizás, una más aventurera. Si lo que principalmente buscan es descansar, además de conocer la fascinante historia de la isla, podrán recorrer en auto los principales sitios arqueológicos, incluyendo obviamente los moais, para por la tarde relajarse en la hermosa playa de Anakena.

Pero si lo que desean es acción, entonces atrévanse a descubrir las profundidades de un océano excepcionalmente claro por medio del buceo o conozcan la isla sobre una bicicleta de montaña a través de intensas excusiones. También podrán practicar trekking, dar paseos en bote, pescar y andar a caballo, entre muchos atractivos más. Asimismo, Rapa Nui cuenta con una amplia oferta de hoteles, hostales, cabañas y campings disponibles durante todo el año.

Viña del Mar y Valparaíso

La llamada ciudad jardín es la combinación perfecta entre una ajetreada metrópolis con la tranquilidad de playas exquisitas y turismo todo el año. ¿Qué hacer en Viña del Mar? Podrán gozar de la gran oferta gastronómica apostada en calle San Martín, vivir la entretención de probar suerte en el casino y sentir el placer de una romántica caminata por el extenso borde costero, entre muchas otras atracciones.

Además, la bohemia nocturna no deja de ser relevante en esta concurrida ciudad de la zona central, que por lo demás está a pocos kilómetros de otros sitios de interés, como Concón y Valparaíso. Esta última, una de las ciudades favoritas de los turistas y que también puede convertirse en el lugar soñado para una luna de miel. Allí podrán deleitarse en sus miradores con las hermosas vistas panorámicas al puerto, pasear en sus pintorescos ascensores y disfrutar de una cena romántica con música en vivo en alguno de sus emblemáticos cerros. Asimismo, recorrer a pie el muelle Prat siempre será un buen panorama en un Valparaíso que no duerme. Se trata de una ciudad multicultural por excelencia, donde convergen expresiones artísticas tan variadas como la poesía, el malabarismo y la pintura, entre muchas más.

Maitencillo

Si solo buscan relajarse tras el intenso periodo que culminó con su postura de anillos de oro, una alternativa fantástica la encontrarán en Maitencillo. Se trata de un balneario, a 70 km al norte del Viña del Mar, que ofrece la oportunidad de escaparse de la ciudad para solo disfrutar de sus extensas y agradables playas.

Con un clima templado todo el año y una exquisita oferta gastronómica basada en los productos del mar, podrán pasear tranquilamente por su caleta de pescadores, tomar paseos en lancha por la bahía, inmortalizar capturas desde el mirador o comprar souvernirs en su extensa feria artesanal. Realmente, no necesitan un gran presupuesto para concretar su luna de miel en Maitencillo. Sin embargo, el relajo y el romance se dan por garantizados.

Cajón del Maipo

La belleza y magia de sus parajes lo convierten en un sitio perfecto para disfrutar de una luna de miel al aire libre. Y es que a solo una hora de Santiago, este rincón natural ofrece múltiples alternativas, ideales para parejas de espíritu aventurero, como practicar canopy, tirolesa e, incluso, rafting con descensos de hasta dos horas por el río Maipo. También encontrarán gastronomía típica chilena y muchos lugares pintorescos para disfrutar de un café con un kuchen, además de áreas de picnic, zonas de camping y cabalgatas.

Pero eso no es todo, ya que podrán visitar el Embalse el Yeso o relajarse en las deliciosas aguas termales, entre ellas Baños Morales, Baños Colina y Termas del Plomo. Y es que después de tantos meses preocupados de los partes, encintados de matrimonio y souvenirs, se merecen de todas maneras un tiempo de relajo absoluto.

En el sur

Huilo - Huilo

Descubran en su luna de miel este lugar mágico en el sur de Chile, lleno de vegetación, hermosos paisajes y entretenidas actividades, como canopy y rafting. Enclavada en el corazón de la Selva Patagónica de Chile se encuentra la Reserva Biológica Huilo-Huilo, un proyecto único en el mundo por su compromiso con la conservación del patrimonio natural y la cultura local. Se trata de un destino perfecto para amantes de la vida al aire libre, ya que se puede recorrer completamente a pie, en bicicleta o a caballo.

Y entre otras bondades, se deleitarán con las maravillas que se esconden en el bosque, como cascadas, formaciones rocosas y senderos; a la vez que podrán pasear en un teleférico panorámico y probar una gastronomía que los cautivará. Además, podrán relajarse en termas naturales y hasta será toda una experiencia el alojamiento que elijan para dormir.

Valdivia

Pertenece a la Región de los Ríos y es una de las ciudades más hermosas del sur del país, rodeada de historias de piratas y tesoros escondidos. El Jardín Botánico, el Mercado Fluvial, la imponencia del río Calle Calle, el paseo a Bahía de Corral y el Sendero de los Alerces, entre otras, son algunas de las atracciones para conocer junto al nuevo cónyuge.

Pero Valdivia también marca la diferencia por fabricar la mejor cerveza artesanal y no por nada la valdiviana ha ganado fama a nivel internacional. Por lo tanto, empaquen entre las cosas sus copas de novios y prepárense para brindar con una rica cerveza, mientras disfrutan del paisaje verde y frondoso de la llamada “Venecia chilena”. Este apodo, adjudicado por los bellos canales que la cruzan.

Puerto Varas

En la ribera del lago Llanquihue, región de los Lagos, se encuentra esta localidad de raíces germana, también conocida como “ciudad de las rosas”. Romántica como ninguna, Puerto Varas conjuga de manera perfecta el lujo que algunos buscan para su luna de miel, con la aventura que implica recorrer sus alrededores, como el Volcán Osorno y los Saltos del Petrohié, así como realizar cabalgatas a orillas del río Maullín.

Además, deleitarán el paladar en exquisitos restaurantes que basan sus menús en pescados y mariscos, por un lado; y en sus tradicionales recetas de postres de origen europeo, por otro. Y junto con su bella costanera, el lago Llanquihue será el marco ideal para este viaje de recién casados, en el que panoramas nocturnos tampoco les faltarán. Cafeterías, resto-bares, pubs con música en vivo e, incluso, dos casinos de juego, destacan entre los sitios que les pondrán color a sus noches de amor.

Isla de Chiloé

Con sus 180 kilómetros de longitud, esta isla en la región de Los Lagos ofrece bellos paisajes, una deliciosa gastronomía y una mágica mitología que la posicionan como uno de los destinos preferidos del sur de Chile y, por lo tanto, idóneos para una luna de miel.

Imperdibles en la Isla de Chiloé son sus 16 Iglesias, la mayoría construidas en madera y que se encuentran distribuidas en localidades como Achao, Castro, Puqueldón, Chonchi, Dalcahue y Quinchao.

Además, no deben dejar de pasar por el Parque Nacional Chiloé para conocer toda su diversidad en flora y fauna, mientras que las Pingüineras de Puñihuil destacan como otro atractivo digno de ver.

¿Más paradas obligadas en Chiloé? Castro, para visitar sus palafitos de fama mundial; Dalcahue, para deleitar el paladar con platos típicos como el curanto y el milcao; y Quellón, para entretenerse por horas en la gran feria artesanal de esta pintoresca ciudad-puerto, entre muchas más. Anímense a descubrir esta tierra llena de tradición y encanto, que sin duda les ofrecerá uno de los mejores viajes de sus vidas.

Puerto Natales y Torres del Paine

Fun Travel Chile

Déjense sorprender por los encantos de esta localidad en la región de Magallanes, donde podrán disfrutar de la tranquilidad y bondades de una ciudad-puerto en el sur del mundo, ideal para darle rienda suelta al amor. En sus alrededores podrán realizar diversas actividades, como navegación por aguas australes, cabalgatas, escaladas y trekking; a la vez que encontrarán una amplia infraestructura turística, con cafés y restaurantes, un museo histórico, un romántico muelle y hasta un casino para que prueben suerte.

Y un imperdible a 25 km de Puerto Natales: visitar la legendaria Cueva del Milodón. Además, este destino se impone como la puerta de entrada al Parque Nacional Torres del Paine, uno de los más importantes a nivel internacional, que destaca por sus impresionantes lagos, valles, miradores y glaciares.

Ubicado a un poco de más 100 kilómetros de Puerto Natales, aparece este parque con increíbles recursos paisajísticos en sus 242.242 hectáreas de superficie. Su flora y fauna son únicas en el mundo, mientras que sus sorprendentes alturas y la desigual topografía lo convierten en un destino obligado para quienes visiten la zona. Ideal para las prácticas recreativas y deportivas como escalada, kayak y senderismo, el Parque Nacional Torres del Paine ofrece diversos atractivos geológicos como el Macizo del Paine y las cumbres Cuerno del Paine, entre muchos más. Por su parte, cuenta con una amplia oferta de zonas camping para que alojen ahí mismo, así como de hostales, cabañas y hasta hoteles en los accesos del Parque.

¡Qué ganas de que llegue el día de partir! Sea cual sea el destino que elijan, tomen la decisión en conjunto y, de hecho, si es necesario recortar el presupuesto al anillo de compromiso o apostar por unas argollas de matrimonio baratas, ¡háganlo! Finalmente, la luna de miel será el viaje más importante de sus vidas y, como tal, se merecen tener el mejor.