Giov Fotografía
Giov Fotografía

Aunque los viajes al extranjero podrán hacerlos con seguridad en un tiempo más, aprovechen de hacer su primer viaje como recién casados en un destino de Chile. ¿Qué les parece el norte? Además de playas y temperaturas agradables, encontrarán lugares llenos de historia, paisajes cargados de mística, zonas gastronómicas y sectores bohemios.

Después de la ceremonia de matrimonio, la luna de miel será el momento más esperado y, como tal, deben escoger un lugar que cumpla con todas sus expectativas. Si viajarán por Chile, no pierdan de vista los siguientes destinos.

1. Arica

Panamericana Hotel Arica
Panamericana Hotel Arica

La capital de la región de Arica y Parinacota, donde el sol brilla todo el año, ofrece diversos planes para todos los tipos de pareja. Por ejemplo, si les gusta la arqueología, en esta ciudad encontrarán las momias más antiguas del mundo, pertenecientes a la cultura Chinchorro, apostadas en el Museo Arqueológico San Miguel de Azapa. Y además de otros sitios emblemáticos como el Morro de Arica, que cuenta con monumentos, cañones y un increíble mirador, también podrán visitar la Catedral San Marcos, la Plaza Colón, el Parque Vicuña Mackenna, el Poblado Artesanal, el Paseo 21 de Mayo o el Terminal Agropecuario. Este último, donde podrán degustar ricos productos de la zona, como las famosas aceitunas de Azapa.

¿Prefieren simplemente descansar en la playa? Si es así, en Arica se extienden más de 20 kilómetros de exquisitas playas como Las Machas, Chinchorro, El Laucho o La Lisera. De aguas tibias, en la mayoría de ellas podrán practicar también deportes como surf, bodyboard o kayak. Seguro no les faltarán panoramas en la llamada “ciudad de la eterna primavera”.

2. Iquique

Ubicada en la región de Tarapacá, Iquique destaca entre las ciudades favoritas para una escapada en pareja, gracias a los múltiples atractivos turísticos y a su grato clima durante todo el año. Por ejemplo, si desean desconectarse tras los meses intensos de organización de matrimonio, allí podrán descansar en hermosas playas, con palmeras que adornan las ciclovías y otros lugares para hacer deporte frente al mar. Cubierta de arena blanca, la playa Cavancha constituye el principal balneario de la ciudad, donde también podrán dar paseos en canoa o disfrutar de un helado artesanal.

Y el casco histórico es otro de los atractivos de Iquique, con lugares que datan de la época colonial y que son parada obligada, como el Palacio Astoreca y el paseo Baquedano. Todo ello, sumado a las visitas a las antiguas oficinas salitreras y a los museos históricos, como el Museo Naval de Iquique. Además, en esta ciudad de Tarapacá encontrarán una amplia oferta gastronómica y hotelera, con programas especiales para recién casados, así como una zona franca para los amantes de las compras. ¿Qué mejor?

3. San Pedro de Atacama

Como un oasis en medio del desierto emerge esta ciudad, entre las altas cumbres de la Cordillera de los Andes, en la región de Antofagasta. Se ubica a 2400 metros sobre el nivel del mar y no solo es un destino demandado por las parejas de Chile, sino que por las de todo el mundo. Algunos de sus panoramas infalibles son explorar el Valle de la Luna, relajarse en las Termas de Puritama, conocer los Geisers del Tatio, fotografiar el Salar de Tara, bañarse en la Laguna Cejar o practicar astroturismo. De hecho, si buscan un plan romántico, no pierdan la oportunidad de acampar en el desierto y admirar las estrellas. Será una experiencia mágica.

Por su parte, el pueblo de San Pedro de Atacama encanta por sí solo con sus construcciones de adobe y callejuelas de tierra, donde también podrán deleitarse con una estupenda gastronomía. Es más, se cocina en hornos solares y se usan ingredientes locales, dando como resultado recetas que conjugan la gastronomía altiplánica con preparaciones sudamericanas. ¿Se animan a probar un picante de conejo o un estofado de llamo?

4. Valle del Elqui

En la región de Coquimbo se localiza este místico valle, uno de los principales productores de pisco chileno y destino totalmente recomendado para disfrutar de una luna de miel de ensueño. Allí podrán recorrer sus viñas, las plantas de producción de pisco y degustar este exquisito destilado de uva; mientras que las cabalgatas, paseos en bicicleta o rutas de trekking los conectarán con la naturaleza en su más pura esencia.

También podrán visitar pueblos con un encanto único como Montegrande, Horcón, Vicuña, Pisco Elqui y Paihuano, donde hallarán opciones para el descanso y la meditación, junto con artesanías típicas. Y si buscan dónde alojar, el Valle del Elqui cuenta con una amplia oferta hotelera, en la que destacan pintorescos hostales, espectaculares domos y zonas de camping ecológicas, ideales para apreciar los cielos estrellados. De hecho, en esta localidad se localizan diversos observatorios como Cerro Tololo, La Silla y Paranal, de carácter científico; y los observatorios Del Pangue, Cerro Mamalluca y Cancana, de carácter turístico. Llegarán de su luna de miel con postales de una belleza escénica y con la energía totalmente renovada.

5. La Serena

Soy Chalán
Soy Chalán

Hermosa arquitectura neocolonial, caracterizada por sus balcones, plazas pequeñas, casonas aristocráticas e iglesias de piedra, son el sello de esta ciudad de la región de Coquimbo. Fundada en 1544, La Serena es la segunda más antigua de Chile, después de Santiago, por lo que constituye un importante foco de turismo. Entre otros atractivos, es recomendable que visiten la Plaza de Armas, la Catedral, la Iglesia de San Francisco, el Faro Monumental, el Mercado La Recova, el Parque Jardín Japonés y la Caleta San Pedro.

Además, podrán disfrutar de un recorrido de siete kilómetros de extensas y doradas playas, paseos peatonales, imponentes edificaciones, restaurantes y variados alojamientos de primera línea. Todo eso, en la concurrida Avenida del Mar, uno de los paseos más fotografiados de Chile. Por otro lado, si elegirán La Serena para celebrar que se acaban de casar, no dejen de probar el papaya Sour y los dulces de papaya en general, entre otras delicias que se preparan con este fruto típico de la zona.

¿Con qué destino se quedan? Tanto si se acaban de comprometer, como si ya están en tierra derecha al matrimonio, la luna de miel será el broche de oro que le pondrán a todo este proceso. Por lo tanto, si la pandemia alteró sus planes originales, siempre encontrarán lugares soñados a donde viajar dentro del país.