Después de varios meses enfocados en la decoración para matrimonio y afinando los últimos detalles del traje de novio o vestido de novia, la luna de miel será todo lo que necesiten para recargar energías. 

Y, más todavía, si eligen un destino fascinante y con tantas bondades como Canadá. ¿Aún deciden el lugar? Si ya están planeando su postura de anillos de matrimonio y no saben adónde ir, descubran aquí buenas razones para celebrar su luna de miel en uno de los países con mejor calidad de vida en el mundo.

Coordenadas

Canadá se ubica en el extremo norte del subcontinente norteamericano, y se extiende desde el océano Atlántico al este, del océano Pacífico al oeste y hasta el océano Ártico hacia el norte. Es el segundo país más extenso del mundo y uno de los quince con menor densidad poblacional. Su territorio fue habitado por aborígenes durante milenios hasta que, a fines del siglo XV, numerosas expediciones británicas y francesas se establecieron. Después de un largo proceso, Canadá se convirtió en nación autónoma en 1867.

Debido a su inmenso tamaño, es posible experimentar un amplio rango de climas, con las cuatro estaciones muy bien marcadas en sus provincias. Su moneda oficial es el dólar canadiense, mientras que su capital es Ottawa.

Por qué ir

La espectacularidad de sus paisajes naturales, junto con las ciudades cosmopolitas, convierten a Canadá en uno de los destinos más interesantes de visitar. A un poco más de diez horas de vuelo directo desde Chile, encontrarán en Canadá un país con rica cultura, variada gastronomía y entornos idóneos para dar rienda suelta al romance. Descubran a continuación algunos lugares que no se pueden perder.

Atractivos

1. Las Cataratas del Niágara

Situadas en la zona noroeste, justo en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, las Cataratas del Niágara destacan entre las atracciones naturales más impresionantes del mundo. Se hallan a 236 metros sobre el nivel del mar y su amplitud es de 1.000 metros, con un inmenso caudal proveniente de los Grandes Lagos.

Si buscan un plan romántico para recorrerlas, encontrarán diversos cruceros de día y de noche, donde podrán disfrutar de un buen vino y hasta fuegos artificiales. Además, aledañas a ellas se apostan muchos restaurantes y hospedajes con vistas privilegiadas a las cataratas. ¿Qué tal relajarse en un jacuzzi mientras contemplan sus bellos paisajes?

2. El puente colgante de Capilano

Al norte de Vancouver, a menos de 30 minutos del centro, se encuentra el bosque Capilano Suspension Bridge Park, uno de los lugares más atractivos del país. Consiste en un puente colgante que se balancea a más de 70 metros sobre el río Capilano, con una extensión de 127 metros. Sin duda, vivirán allí una experiencia cargada de adrenalina.

No obstante, también podrán recorrer el parque paseando tranquilamente a través de maravillosos lagos, túneles creados por secuoyas y otros puentes de madera. ¿Qué más romántico que perderse en un bosque frondoso sin retorno? Procuren que este panorama no les falte en su luna de miel.

3. Túneles de nieve de Whistler

Si celebrarán su postura de anillos de oro en Canadá, otro lugar que deben visitar es este enorme laberinto hecho con paredes de nieve. Un espectáculo que ofrece la montaña Whistler, situada al norte de Vancouver, que consta de dos kilómetros por los que atravesarán unos inmensos e impresionantes bloques de hielo. Sin duda, se tomarán muchas fotos en este mágico paraje y podrán cerrar la jornada en un encantador bar o restaurante.

4. Toronto

¡Imperdible! Como toda ciudad cosmopolita, Toronto ofrece a las parejas el mejor confort, con diversidad de actividades culturales y de entretenimiento. Entre ellas, ir al teatro, salir de shopping, jugar con los pandas en el zoológico, nadar entre tiburones en el acuario, patinar en hielo, visitar el mercado de Kensington, conocer el barrio chino y mucho más.

Además, encontrarán allí hoteles de lujo y románticos restaurantes con vistas a la emblemática Torre CN. ¿Por qué no aprovechar de brindar con el tradicional whiskey hecho de jarabe de arce? Querrán rellenar sus copas de novios una y otra vez. Ahora, no hallarán mejor panorama que sobrevolar la ciudad a bordo de un helicóptero en un vuelo íntimo para dos. A dos mil pies de alturas, podrán disfrutar de un recorrido por el centro de Toronto y el lago de Ontario.

5. Ottawa

Para una increíble luna de miel en Canadá, asegúrese de no perderse su capital, cuya principal atracción es el río Ottawa, con una impresionante arquitectura victoriana. Si buscan planes para enamorados, encontrarán una gran diversidad. Desde tener una sesión de yoga en pareja en la Colina del Parlamento, hasta alquilar una canoa y explorar el lago Dow. Además, podrán hacer senderismo o, simplemente, disfrutar de un picnic en el parque Andrew Haydon; una joya escondida con preciosos paisajes.

Por otro lado, encontrarán varios museos gratuitos, mercados típicos con cafés y restaurantes y, si el clima los acompaña, podrán escaparse a la playa. De hecho, en Ottawa se encuentra la playa de agua dulce más grande del mundo, Wasaga Beach, con 14 km de largo, arenas claras y aguas cristalinas. Ideal para despejar la mente de los adornos de matrimonio y souvernins que fueron el tema recurrente en los últimos meses.

6. Quebec

Fundada en 1608, es la ciudad más antigua de Canadá y, para muchos, la más bonita. Un lugar ideal para hacer una parada en su luna de miel, pues las calles empedradas de su casco histórico los transportarán a un pueblito francés muy romántico. Además de fortalezas y construcciones emblemáticas, como la Catedral Notre Dame, podrán pasear en funicular, fotografiarse en la Plaza Real, conocer el puerto o visitar las impresionantes Cascadas de Montmorency. Por otro lado, no dejen de probar el plato típico, La Poutine, que consiste en papas fritas, queso y salsa de carne.

7. Vancouver

Situada entre las montañas y la costa del Pacífico se encuentra Vancouver, que cuenta con una gran extensión de playas al oeste y está rodeada de parques naturales al este. Una ciudad cosmopolita, enclavada en la naturaleza misma, que hace muy fácil conjugar las aventuras al aire libre con actividades urbanas. Entre ellas, visitar Granville Island, uno de los barrios más encantadores de la ciudad, relajado y bohemio, con muchas opciones para comprar artesanía o disfrutar de una cerveza o un café. Es perfecto para pasar el día.

Además, si desean que afloren las frases bonitas de amor, no dejen de visitar el mirador Vancouver Lookout, donde podrán jactarse de una vista panorámica de 360 grados a la ciudad y el puerto. Un lugar muy romántico, especialmente si van al atardecer. Y otro imperdible de conocer en Vancouver es el Jardín Chino, único a tamaño real de este tipo que no se encuentra en el país oriental.

Desde la entrega del anillo de compromiso hasta la luna de miel. Todas serán experiencias inolvidables y que sin duda los marcarán como matrimonio. Vivencias cargadas de emotividad, tanto como las frases de amor que llevarán inscritas en sus alianzas nupciales.