Lumbrella
Lumbrella

Aparte de los anillos de matrimonio que usarán todos los días, ¿han pensado qué harán con los demás elementos? Si les da nostalgia, por ejemplo, deshacerse de las copas de novios u otros detalles de la decoración para matrimonio, una estupenda idea es que las enmarquen. Así, no solo se conservarán con el paso del tiempo, sino que además podrán exhibirlos en un lugar privilegiado.

El parte nupcial

Mat & Fer
Mat & Fer

Aunque bien podrían enmarcar toda la papelería, desde el save the date y las minutas, hasta las tarjetas de agradecimiento y el programa, lo cierto es que la invitación es la más emblemática y, por lo tanto, merece ser inmortalizada. Además, seguro invirtieron tiempo y recursos en dar con el diseño ideal, por lo que será un bonito recuerdo tenerla expuesta en alguna pared.

Los votos

Ximena Muñoz Latuz
Ximena Muñoz Latuz

Especialmente si personalizaron sus votos con frases bonitas de amor de su autoría, o bien, tomadas de algún poema o canción, qué mejor que enmarcarlas y mantenerlas a la vista en su nuevo hogar. Más allá del simbolismo que representan, serán las promesas que se juraron cumplir y los acompañarán de por vida. Pueden escribirlas, por ejemplo, en un papel de su puño y letra para darles un toque más íntimo. Y lo mismo con el discurso si prepararán algo especial.

El ramo de novia

Marcela Nieto Fotografía
Marcela Nieto Fotografía

Una forma de conservar el ramo es, precisamente, convertirlo en un precioso cuadro. Hoy día encontrarán muchos proveedores que ofrecen este servicio, que consiste en disecar el ramo, laminarlo y enmarcarlo para que puedan observarlo por siempre. Si llegan a tiempo con él a la floristería, podrá conservarse íntegro, con todas sus flores y follaje, tal como el día en que declararon el “sí”.

El árbol de huellas

Fotógrafa de Amor Roxana Ramírez
Fotógrafa de Amor Roxana Ramírez

Será uno de los tesoros más emotivos de su postura de anillos de oro y es que, en reemplazo del antiguo libro de firmas, en el árbol de huellas quedarán plasmadas, como su nombre lo indica, las huellas de todos sus invitados. Seguro querrán montar este cuadro en un lugar visible, pues les evocará bellos recuerdos de su gran día. Además, muchos lienzos ya vienen listos con su marco para, una vez acabado el matrimonio, llegar y colgar.

Accesorios

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Siendo un poco más creativos -o exigentes-, también es posible preservar detrás de un marco distintos elementos del outfit nupcial. Por ejemplo el velo, los aros, el tocado, la liga o los guantes, si se trata del look de la novia; o la corbata, el pañuelo, el botonier o la humita, entre los accesorios del novio que podrán eternizar. Asimismo, pueden enmarcar otros detalles de la celebración, como los encintados de matrimonio e, incluso, una servilleta si incluye sus iniciales.

Fotos

Sebastián Arellano
Sebastián Arellano

Ya sea una foto en tamaño XL o un collage con distintas imágenes de la celebración. Sí o sí deben enmarcar un registro fotográfico de su gran día e, incluso, montar en la vitrina pequeños cuadros, si así lo desean, acompañados de sus familiares y amigos más cercanos. Será un bonito homenaje a todos quienes los acompañaron en su momento más especial.

Flores

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Por último, si no están listos para despedirse de las flores, que fueron sus adornos de matrimonio más importantes, entonces, ¿por qué no ponerlas tras un marco? Basta con que seleccionen unas cuantas, las sometan al proceso de secado, creen una composición que les agrade, las enmarquen y ¡ya está! Como dato, las rosas son las flores que mejor se conservan con el paso de los años; mientras que las peonías y hortensias, si bien en menor cantidad, igualmente resisten en óptimas condiciones al proceso de secado.

Desde el velo del vestido de novia hasta las almohadillas donde cargaron sus argollas de plata, todo es posible de guardar. No obstante, si no quieren relegar estas piezas al fondo de un cajón, una excelente propuesta es que las enmarquen. Verán que conseguirán unos recuerdos muy emotivos para la posteridad.