Daniel Esquivel Fotografía
Daniel Esquivel Fotografía

Además de repartir encintados de matrimonio, ya es tradición sorprender a los invitados con un souvenir. Y si es que habrá niños en su matrimonio, con mayor razón deben darles un recuerdo.

¿Qué obsequios elegir? Aunque mucho dependerá de sus edades, lo importante es que no sean piezas pequeñas que puedan perderse, como rompecabezas, ni juguetes capaces de estropear la decoración, como pelotas. Chequeen estas propuestas para mimar a los más pequeños en su cita especial.

1. Lanzador de burbujas

A todos los niños les encanta lanzar burbujas y, más aún, si pueden hacerlo en un espacio amplio y compartiendo con otros pequeños. Por lo tanto, si buscan un recuerdo sencillo, acertarán con un lanzador de burbujas de jabón, que luego ellos podrán rellenar en sus casas.

Además, los niños se divertirán soplando burbujas durante todo el matrimonio, lo cual también será un alivio para los papás. En el mercado encontrarán varias opciones de lanzadores de burbujas de dibujos animados y personajes infantiles.

Sí, acepto! Detalles de bodas
Sí, acepto! Detalles de bodas

2. Peluches

Otra propuesta es obsequiarles unos tiernos peluches, ya sean todos iguales o diferentes, según lo estimen conveniente. ¿Cómo hacer la entrega más entretenida? Pueden acomodarlos a todos dentro de un canasto y colocar un letrero que diga “adopta un amigo”. Una idea es que elijan solo perritos de peluche o solo monos para que así los niños no peleen.

3. Golosinas

Los dulces nunca fallan y dejarán a todos los pequeños contentos. Además, formatos llamativos para montarlos hay muchos, desde baldes de lata y bolsas de tela, hasta cajas de cartón y envases PCV. Pueden mezclar caramelos, gomitas, bombones, galletas, huevitos de almendras y hasta barras de cereales, entre otras variedades.

Eso sí, para que no coman dulces en exceso, esta propuesta se recomienda solo si no tendrán Candy Bar. De lo contrario, será suficiente azúcar si además se le suma la torta de matrimonio y los postres.

Guapa Novia
Guapa Novia

4. Tazones personalizados

Si no son muchos los que asistirán a su matrimonio, una buena idea puede ser encargar o personalizar ustedes mismos unos tazones con sus nombres (de los niños), sus fotos o algún diseño especial. Así ellos se sentirán también parte de la celebración y, de paso, tendrán un lindo recuerdo del matrimonio que podrán usar todos los días. A diferencia de los anteriores, los tazones pueden entregárselos al finalizar la celebración.

5. Estuches para colorear

Y si buscan algo para entretener a los mini invitados durante la boda, ¿qué tal un estuche de non-woven (tela no tejida) con dibujos para colorear con ceras? Al ser fabricados con este material, son ideales para que los niños los pinten y, por el tamaño, podrán hacerlo cómodamente en sus mesas. Así, con el estuche y algunas ceras de colores, los chicos tendrán suficiente entretención y podrán llevarse su recuerdo terminado a la casa. 

Ximena Ciudad
Ximena Ciudad

6. Yoyos

Finalmente, una apuesta segura será obsequiarles un bonito yoyo, ya sea de madera, plástico o con luces Led, personalizado con alguna frase relacionada con la boda o con un diseño de emoticón, entre otras opciones. Si se inclinarán por emoticones, por ejemplo, elíjanlos todos con caritas diferentes. El yoyo es uno de los juguetes tradicionales que no pasa de moda y que les garantizará a los más pequeños muchas horas de diversión.

Mientras los recuerdos para los niños deben ser prácticos, los obsequios para los adultos suelen ser más simbólicos o emotivos, como semillas de plantas. Por lo mismo, no olviden etiquetarlos con la fecha del enlace, alguna frase de amor o simplemente con sus iniciales. Será un detalle que sus invitados valorarán mucho.