Rhonda
Rhonda

Ya sean silvestres, rústicas o glamurosas, la versatilidad de las flores permite incorporarlas fácilmente a la decoración de matrimonio, pues llenan de romanticismo y magia todos los rincones. Sin embargo, también es posible encontrarlas en un peinado de novia, a modo de souvenir, trazando caminos o en la papelería nupcial. Si intercambiarán sus argollas de plata próximamente, recojan las siguientes ideas para impregnar de flores su celebración.

En la iglesia

Magia Floral
Magia Floral

Floretta
Floretta

Hay varios lugares en la iglesia que podrán decorar con flores, comenzando por la puerta de entrada. Allí podrán colocar un arco con rosas blancas, por ejemplo, o bien, montar a cada lado jarrones con calas, lirios, gardenias u otras flores blancas. También podrán ornamentar los bancos o asientos, ya sea con ramilletes o arreglos florales, que lucen muy delicados. Y el altar es otro espacio apropiado para decorar con flores, desde la mesa donde se ubica el sacerdote, hasta las sillas de los novios y la escalera, si es que la hay. Además, si quieren demarcar el camino hacia altar, arrojar pétalos le sumará aún más romanticismo a su ceremonia.

Decoración colgante

Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

La Negrita Photography
La Negrita Photography

Independiente de la locación donde intercambiarán sus anillos de oro, la decoración colgante se adecúa a los distintos escenarios. Al aire libre, por ejemplo, pueden utilizar botellas, frascos o latas recicladas para colgar flores desde los árboles. O, si será al interior de un salón, igualmente podrán suspender desde los techos faroles o jaulas de pájaro con flores. Otra alternativa es decorar con cortinas de claveles rosados, por ejemplo, el Candy Bar. O, si prefieren un elemento de tendencia, recurran a los aros de madera colgantes con ranúnculos.

En el banquete

Emanuel Fernandoy
Emanuel Fernandoy

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

Aunque hay otras opciones, sin duda que los centros de mesa para matrimonio con flores destacan entre los más elegidos. Y es que además de frescos y coloridos, es posible adaptar el adorno de acuerdo al estilo de celebración. Por ejemplo, un centro con rosas para una celebración romántica; peonias en tonos pasteles, para una con toques vintage; paniculata, para una de inspiración bohemia; girasoles, para centros de mesa campestres; proteas, si planean una boda excéntrica; y calas, si se decantarán por una celebración en clave minimal, entre otras propuestas. Además, sobre el plato de cada invitado pueden depositar una flor junto a la minuta o la tarjeta de agradecimiento. Será un lindo detalle que sus familiares y amigos agradecerán.

Souvenirs

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Rodrigo Batarce
Rodrigo Batarce

Y si se trata de consentir a los invitados, las flores serán un regalo que siempre será muy bienvenido. Por ejemplo, pueden obsequiar saquitos, sobres o tubos de vidrio con semillas de flores de temporada que, por lo demás, les resultará muy económico.

Otra opción es regalar maceteros con flores pequeñas, como las violetas o jazmines. O, todavía más sencillo, llenen un canasto de rosas para que cada invitado tome la suya al finalizar la celebración. Eso sí, sea cual sea el souvenir que escojan, no olviden adjuntar una nota con una frase bonita de amor, sus iniciales o la fecha del enlace.

Otros espacios

Julio Castrot Fotografía
Julio Castrot Fotografía

Magia Floral
Magia Floral

Según el tipo de celebración y los elementos que incorporen, podrán decorar también con flores las pizarras de bienvenida, el canastillo de una bicicleta vintage, cajones de madera del photocall, una carretilla rústica o el vehículo nupcial. Incluso, pueden darle un toque natural a su torta de matrimonio colocando una flor, tanto en la base, como en los distintos pisos o en la cima.

Como parte del look

Event Planner Mave
Event Planner Mave

Mat & Fer
Mat & Fer

Finalmente, ambos podrán incorporar flores a su outfit nupcial. Además del tradicional ramo, la novia podrá llevar un peinado sencillo con una corona de flores, mientras que el novio hacer el match con la misma flor en el botonier de su solapa. Y si tendrán damas de honor, seguro ellas querrán lucir también su propio ramo de flores o un corsage.

Más allá de la temporada en la que estrenen sus anillos de matrimonio, las flores sin duda jugarán un rol fundamental. Desde ornamentar con un arco de flores el altar, hasta incorporar botes de vidrio con flores frescas, entre otros adornos de matrimonio. Y es que las flores poseen un encanto irresistible, además de ser románticas, aromáticas y muy versátiles.