Andrea Schwarz

Uno de tus acompañantes principales el día de tu matrimonio es tu ramo de novia. Éste será el encargado de que no entres con las manos vacías a la ceremonia y también el responsable de darle un toque especial a tu look y complementarlo. La elección del ramo no debe ser al azar, ya que a las novias que no aciertan en esto se les nota demasiado, y al contrario, cuando lo hacen, sacan aplausos.

Cada vez es más importante el ramo de novia, y la tendencia es llevarlo de acuerdo al estilo de cada matrimonio y cada novia, sin que éste desentone, pero llamando la atención justa y necesaria. Hoy te traemos 7 consejos para que triunfes en esta elección.

1. Tipo de vestido

El estilo de vestido de escojas para lucir como novia influirá enormemente en la elección de tu ramo. De hecho, es importante que antes de pensar en tu ramo de novia tengas claro el tipo de vestido que vas a llevar. Por ejemplo, si llevas un vestido corte princesa, de un estilo más clásico y romántico, un bouquet de rosas es ideal para ti. Si, al lo contrario, llevas un vestido estilo boho o hippie chic, un desprolijo ramo de flores silvestres es tu mejor opción. 

2. Estilo de matrimonio 

Otro punto importante a considerar. El ramo de novia que lleves debe coincidir con el estilo de tu matrimonio. Con esto, nos referimos a que consideres los siguientes puntos: hora, estación del año, lugar, ambientación y estilo de la ceremonia y fiesta de matrimonio. Si te casas en una iglesia de noche, para luego celebrar en un salón, lo ideal para ti es que lleves un ramo de estilo clásico. Éste puede ser un bouquet de rosas o gerberas y botones, o bien el clásico ramo con dos o tres calas. Si te casas de día, en primavera o verano, lo ideal es que lleves un ramo campestre lleno de colores, con margaritas, ilusiones, hojas y ramas verdes, entre otras flores que debes escoger según tu gusto y estilo.

Totem Weddings

3. Altura de la novia

Aunque sabemos que llevarás tacos para lucir lo más alta posible en tu look nupcial, tu altura es otro factor que debes considerar a la hora de escoger tu ramo de novia. Si eres una novia bajita, descarta los ramos largos o tipo cascada y opta por los más compactos. Si eres una novia alta, un ramo cascada con una larga caída complementará tu altura y te hará lucir moderna y estilizada.

4. Colores 

En este punto puedes usar tu imaginación y entrar a jugar un poco con los colores. Quizás puedas escoger un ramo que combine en color con la corbata de tu novio, o el pañuelo que lleve. También te puedes basar en los colores que se usarán en tu fiesta de matrimonio, el color de tus labios y hasta de tus zapatos, o de las joyas que lleves ese día. En fin, como ves, el pensar un par de colores primordiales para escoger tu ramo de flores es una buena idea. 

5. Temporada 

No te pongas a soñar con un ramo de flores específico sin antes averiguar si esas flores que tanto deseas para la composición de tu ramo de novia estarán disponibles para la temporada en que te cases. Hay flores como las rosas, que las puedes encontrar en casi todas las temporadas, ya que los floristas las pueden congelar y mantener frescas. Pero otras, como las calas o los tulipanes, son solo de temporadas específicas, por lo que no se consiguen en cualquier época del año. Antes de pensar en tu ramo, habla con un florista y asesórate respecto al tipo de flores disponibles en la temporada que te casas. 

Puello Conde Fotografía

6. En combinación con tu tocado 

Las coronas de flores llenas de colores con una tendencia en el mundo nupcial. Otra opción es que, si vas a llevar una linda corona de flores, escojas tu ramo en combinación con las flores que lleves en tu corona. Estos harán un lindo y llamativo juego de flores y colores. 

7. Si lo vas a tirar o no 

Hay ramos para lanzar y ramos solo para ser lucidos. Si quieres lanzar el mismo ramo con que entras a la iglesia, para entregarle toda tu buena energía a quien lo reciba, debes escoger un ramo que se puede lanzar sin que se desarme ni lastime a nadie. Cualquier ramo compacto, que no tenga ninguna flor o ni un accesorio muy duro, es perfecto para ser lanzado.