Daniel Esquivel Fotografía

Aunque muchos están pensados para fotografía de retrato, lo cierto es que pueden aplicarse a todo tipo de estilo fotográfico. Es decir, no solo para capturar personas, sino también, elementos de la decoración para matrimonio o detalles del vestido de novia, en el caso de un enlace nupcial.

Recuerden, además, que cada plano se define de acuerdo a la escala del sujeto u objeto dentro de la fotografía, lo que se traduce en el encuadre escogido. Para que no tengan dudas y puedan pedirle al fotógrafo un primer plano a las copas de novios, se los describimos en orden de más abierto a más cerrado.

1. Gran Plano General

Mira al Cielo

Se trata de un plano amplio que abarca todos los elementos de una escena. Es ideal para describir el entorno, aunque también es muy utilizado en los matrimonios para tomar las fotos grupales. En este plano, las personas aparecen enteras, de pies a cabeza.

2. Plano General

Andrés Domínguez

Este plano muestra un gran escenario o multitud, mientras que el objeto o sujeto protagónico queda diluido en el espacio. Además, no se corta por ninguna parte, por lo que resulta óptimo para fotografiar a los novios al interior de la iglesia, en una toma desde el fondo. Asimismo, para capturar una visión macro de los adornos de matrimonio que engalanan el centro de eventos.

3. Plano Entero

D&M Fotografía

Es el plano más justo que se puede realizar del punto de interés, sin que el encuadre corte ninguna parte del mismo. En ese sentido, la persona protagoniza la foto, de arriba abajo, mientras que el entorno queda reducido a pequeños espacios. Ahora, fundamental es la pose de la persona, ya que su cara aún está demasiado alejada como para ser el centro de atención.

4. Plano Americano

Mat & Fer

Este plano viene heredado de la cinematografía estadounidense, concretamente de los westerns y muestra 3/4 de la persona, cortando justo por debajo de las caderas, a medio muslo. Es ideal para encuadrar a varias personas interactuando, por ejemplo, al momento del cóctel o a las damas de honor posando con sus ramos.

5. Plano Medio Largo

Daniel Esquivel Fotografía

Corresponde a un plano que encuadra a la persona a la altura de la cadera. Ojo que a partir de este plano los brazos entran en acción y, por lo tanto, el fotógrafo debe tener especial cuidado de no cortar las manos o los dedos, a no ser que la fotografía lo amerite. Es una buena alternativa si quieren destacar, por ejemplo, a los novios partiendo la torta de matrimonio o los detalles del vestuario del novio.

6. Plano Medio

Jonathan López Reyes

Encuadra a la altura de la cintura, siendo el corte de los brazos aún más delicado, ya que, si el protagonista los tiene estirados, las manos se saldrán del encuadre. Por otro lado, es de los planos más comunes, naturales y adecuado, por ejemplo, para inmortalizar el momento en el que los contrayentes declaren sus votos.

7. Plano Medio Corto

Pablo Larenas Fotografía Documental

El encuadre es por debajo del pecho, a modo de busto. Al ser cercano, es posible focalizar más en la expresión de la persona que en su pose, por lo que es clave encontrar un ángulo que sea favorecedor. Con éste se inicia el grupo de los planos de distancia mínima que sirve para mostrar confidencia e intimidad respecto al personaje. Ideal, por ejemplo, un momento íntimo de los novios, como un beso o abrazo.

8. Primer Plano

Álvaro Rojas Fotografías

Es la definición del retrato en su concepto más clásico. El Primer Plano encuadra al protagonista por encima del pecho y debajo de los hombros, focalizando el objetivo en el rostro. En otras palabras, abarca los hombros, el cuello y la cara. Si la novia llevará un peinado recogido con trenzas y quiere resaltarlo, este ángulo es el correcto.

9. Primerísimo Primer Plano

Pablo Rogat

Este tipo de plano es más cercano que el Primer Plano, apuntando el foco en la expresión de la persona retratada. Normalmente corta a mitad de frente y a mitad de barbilla si se hace la foto en horizontal, o a mitad de cuello y a mitad de cabeza si se hace en vertical. Suele emplearse para enfatizar algún rasgo del rostro, como la mirada o los labios. Por ejemplo, para inmortalizar cuando lean los votos en la ceremonia o el maquillaje de la novia.

10. Plano Detalle

Erick Severeyn

Este tipo de plano recoge un elemento único de la escena o detalle particular de la persona, aislándolo de todo lo demás, como al fijar la atención en los anillos de oro que lucirán en sus dedos. Además, si el fotógrafo aplica una profundidad de campo pequeña, el punto encuadrado resaltará todavía más.

Es clave que sepan identificar el tipo de plano, de modo que puedan sugerirle al fotógrafo un plano detalle de la tiara que adorna el peinado de novia o un plano entero de las madrinas luciendo sus vestidos de fiesta. Lo mejor de todo, que podrán mezclarlos en el álbum nupcial, dando como resultado fotos variadas y dinámicas.