Cinekut

Aunque invirtieron mucho tiempo en la decoración para matrimonio, así como eligiendo frases de amor para sus votos nupciales, finalmente lo que queda son las fotografías y de ahí la importancia de capturar cada instante de la celebración.

Entre otros registros, se acostumbra a que los novios, una vez concluida la ceremonia en la iglesia y antes de llegar al banquete, reserven un tiempo para tomarse fotos en algún lugar especial. La idea es no desviarse demasiado del camino, pero sí procurar que sea un entorno previamente escogido por su significado. Allí los acompañará el fotógrafo contratado y, entre otros ángulos, buscará retratar sus anillos de matrimonio, así como cada detalle de sus atuendos. ¿Aún no saben adónde ir? Aquí encontrarán varias propuestas que podrían interesarles.

1. Rincones urbanos

Alejandro Aguilar

Si son amantes de la gran ciudad, entonces aprovechen el romanticismo que les ofrecen distintas locaciones urbanas y opten por darle un aire de espontaneidad a sus fotos. Posen, por ejemplo, contemplando el horizonte desde algún mirador, abrazados en la mitad de un puente o atravesando alguna calle concurrida tomados de la mano. También pueden usar como escenario alguna plaza, fuente de agua, edificio histórico, iglesia antigua, paradero de buses, estacionamiento subterráneo o lo que sea que se les ocurra que tenga un toque urbano. ¡El resultado quedará moderno y fascinante!

2. En un parque de diversiones

Javi&Jere Photography

Más allá del entorno mágico que de por sí entrega un parque de diversiones, podrán conseguir hermosas postales en movimiento, además de las tradicionales. Ya sea montados en un carrusel o con la rueda de la fortuna como telón de fondo, verán lo mucho que se divierten capturando estos momentos y proponiendo ideas que van surgiendo al instante, por ejemplo, compartir un algodón de azúcar con zoom a los anillos de oro. De cualquier forma, mientras el vestido de la novia lo permita, podrán retratarse hasta en los autos chocadores si así lo desean.

3. En las alturas

Marco Cuevas

Otro escenario muy romántico para realizar la sesión de fotos es en el ático de un edificio u hotel con vista privilegiada en 360° a la ciudad. Pueden soplar burbujas o soltar unos globos para añadirle un toque romántico a las imágenes, además -por cierto- de brindar desde las alturas con sus copas de novios especialmente decoradas para la ocasión. Si consiguen hacer las fotos al atardecer, ¡quedarán de película!

4. Paisajes naturales

FotoNostra

Si quieren que sus imágenes respiren naturaleza, entonces elijan un terminal de flores, un parque municipal, un jardín botánico o un cerro donde puedan fundirse entre flores, árboles y mucha vegetación. Lograrán postales de antología y con certeza encontrarán alguno de estos entornos cercano al lugar donde se casan. Si han optado por una celebración rústica o por una decoración de matrimonio campestre, que las fotos sean en un lugar con naturaleza será mucho más coherente con la temática de la boda.

5. En un bar

Santiago Arte & Fotografía

Si frecuentan hace tiempo el mismo bar, en el que seguro tienen muchas historias y anécdotas, no encontrarán un mejor escenario para sus fotos de recién casados que ese. Pueden fotografiarse en el arco de la entrada, brindando en una mesa a la luz de las velas o utilizar la barra para lograr distintas poses. Por ejemplo, sentados ambos sobre el mesón para lucir más cómodamente sus atuendos.

6. En una sala de teatro o cine

Fotos Aurelio

Dispondrán del escenario y las butacas solo para ustedes, así que tendrán total libertad para crear e incorporar elementos como lentes tridimensionales o paquetes de cabritas, si se deciden por el cine. También podrán recurrir a letreros con frases bonitas de amor, como si de una película muda se tratara o incluir algunos atrezos como antifaces. El asunto es que se atrevan a innovar y le saquen el mayor partido a su locación, especialmente si son aficionados al arte.

7. Frente al mar

Tapo

Si contraerán matrimonio cerca de la playa, no pueden desaprovechar la oportunidad de tomar las fotos entre la arena y el mar. Eso sí, no tienen para qué estropear sus vestuarios si no quieren, ya que pueden lograr imágenes igualmente bellas, por ejemplo, caminando descalzos de la mano, dibujando un corazón en la arena o cargando en brazos a su mujer, entre otras opciones. Como resultado, obtendrán fotos románticas y en un entorno de ensueño.

Si desean personalizar cada detalle de su celebración, definir un lugar significativo para las fotos será determinante. Y es que así cómo eligieron con cautela el anillo de compromiso y confeccionaron a mano los encintados de matrimonio, imprimir un toque único y especial en las imágenes dependerá, en gran medida, del entorno que finalmente escojan.