Momento Perfecto
Momento Perfecto

Sin tanto protocolo como la primera vez, las bodas de oro invitan a reafirmar el amor a través de un rito simbólico que cada vez se vuelve más popular. Será, por tanto, la ocasión ideal para renovar sus promesas con frases de amor que identifiquen el presente, así como para estrenar unos nuevos anillos de matrimonio junto a sus familias y amigos cercanos.

Y es que después de 50 años juntos, tendrán infinitas razones para alzar sus copas de novios y brindar por el amor. Si están planeando realizar esta celebración, aquí encontrarán ideas que podrán tomar como base.

A quiénes invitar

Compartan este bello día con aquellas personas que los han acompañado a lo largo de su historia, ya sean sus hermanos, hijos, nietos y sobrinos, pero también, sus amigos y compañeros más leales. Lo importante es que sean personas que han dejado una huella en sus vidas y olvídense totalmente de los invitados por compromiso o de incluir a la familia completa para no quedar mal. No necesitan agradar a nadie más que a ustedes mismos.

Dónde celebrar

Cecilia Estay
Cecilia Estay

Ya que, por lo general, se trata de eventos más bien íntimos y la ceremonia es de carácter simbólica -por tanto, no necesitan una iglesia-, muchas parejas deciden realizar el banquete en su propio hogar. En ese caso, lo mejor es contratar un servicio de catering, idealmente que incluya cóctel, comida principal, postre y bebestibles. No obstante, si definitivamente no quieren preocuparse por nada, entonces arrendar un salón en un restaurante aparece como una excelente alternativa.

Renovación de votos y anillos

Hacienda Venus
Hacienda Venus

La renovación de votos será el momento más emocionante que marcará esta celebración. Y es que, al igual como lo hicieron cuando contrajeron nupcias, la idea es que reafirmen sus promesas, solo que esta vez personalizadas con frases bonitas de amor que se adecúan al momento porque el que atraviesan en la actualidad. Asimismo, pueden aprovechar la instancia para intercambiar nuevos anillos de oro, o bien, ponerse los mismos de antaño con un grabado que incluya la presente fecha. Dependiendo de sus creencias, pueden buscar un sacerdote o diácono para que oficie la ceremonia, aunque un familiar o amigo cercano también puede asumir ese rol.

El look nupcial

No hay etiquetas rígidas ni restricciones, así que en sus bodas de oro siéntanse libres de vestirse como más cómodos se sientan. Si lo desean, pueden escoger nuevamente trajes de novios como tal, o bien, un vestuario más discreto, como un terno oscuro para él y un vestido o traje de dos piezas para ella, ya sea en blanco, vainilla o nude. Además, sería muy emotivo que pudieran incorporar en su look algún accesorio que hayan usado originalmente en su boda, como unos aros o pulsera y las colleras del novio.

Imágenes de los recuerdos

Sebastián Arellano
Sebastián Arellano

En lo posible, recopilen fotos de su celebración de matrimonio de hace 50 años y, de ahí en adelante, de momentos emblemáticos que puedan encontrar de su historia de amor. La idea es incluirlas entre los adornos de matrimonio, por ejemplo, a través de una guirnalda de imágenes del recuerdo, montando un rincón con fotos antiguas e, incluso, empleando fotos enmarcadas como señalizadores de mesa. Los invitados quedarán fascinados con estos detalles.

Canciones del ayer

Qué mejor que musicalizar estas bodas de oro con canciones y artistas de su juventud. Así impregnarán el ambiente de bellos recuerdos y volver a bailar esas pistas será un regalo que se deben permitir sí o sí. De hecho, si se trata de música, una tradición que no deben dejar de hacer, es bailar frente a todos el tradicional vals con el que seguramente se lucieron hace medio siglo. ¿Les gusta la música en vivo? Entonces, tanteen la opción de contratar una orquesta para que les toque canciones a pedido.

Detalles especiales

Aguirre Fotografías
Aguirre Fotografías

Tampoco deben dejar de lado la ambientación y la verdad es que ideas hay muchas, comenzando por elegir los adornos en dorado, ya sea manteles, candelabros, servilleteros, copas y portarretratos, entre muchos más. Incluso, pueden escoger una torta de matrimonio con efecto hojas de oro y un gran número 50 con glitter para acompañar. Por otro lado, las flores características de las bodas de oro son las violetas, representantes de la fidelidad, las cuales quedarán muy hermosas combinadas con rosas amarillas en los centros de mesa u otros arreglos para matrimonio. Y, finalmente, algo que no puede faltar por ningún motivo es el libro de firmas para que los invitados plasmen sus deseos y reflexiones, así como tampoco, un buen fotógrafo que capture todos estos momentos.

Si han llegado hasta aquí, entonces no dejen de conmemorar sus 50 años de casados a través de una ceremonia que podrán personalizar, tanto en la decoración para matrimonio, en este caso bodas de oro, como a través de frases de amor cortas que puedan incorporar en sus renovados votos nupciales.