Matrimonios

7 poetas contemporáneas que hablan sobre el amor con un estilo directo y cercano

El sentimiento más complejo y sublime a la vez, es abordado con maestría por estas siete exitosas poetas contemporáneas. Son nombres que representan voces de una nueva generación, en la cual la poesía parece más cercana y cotidiana que nunca.

Gonzalo Silva Fotografía y Audiovisual

Aunque los poetas clásicos siempre serán una fuente de inspiración inagotable, sobre todo en lo que respecta al amor en sus distintas dimensiones, lo cierto es que una nueva camada de autores ha llegado para refrescar la poesía.

Y entre ellos, mujeres de todo el mundo están destacando con textos que, lejos de estar escritos con palabras rimbombantes, expresan experiencias, emociones y temas contingentes, de una manera mucho más cercana.

Descubran a estas siete poetas de la nueva generación que hablan de amor e incorpórenlas a su lectura de todos los días.

1. Rupi Kaur

María Paz Visual

Nació en Panyab, India, en 1992, pero desde los cuatro años vive en Toronto, Canadá. Se trata de una escritora e ilustradora, cuyo trabajo está marcado por los versos directos y rupturistas, escritos en lenguaje simple e inspirados en gran parte en su propia experiencia. Poemas que comparte también a través de su cuenta de Instagram @rupikaur_, en donde acumula 4,3mm de seguidores.

A la fecha, Rupi ha publicado los exitosos poemarios “Milk and honey” (2014), “The sun and her flowers” (2017) y “Home body” (2020). Y aunque Kaur explora principalmente en temáticas como la sanación, la autoestima, la identidad y la feminidad, también escribe sobre el amor. ¿Cómo lo aborda? La poeta rompe con el mito del amor romántico y propone nuevas bases para el buen amor que siempre parten del propio.

Fragmento de “Milk and honey”

no quiero tenerte

para llenar las partes vacías que hay en mí,

quiero estar llena por mí misma.

quiero estar tan completa

que pueda iluminar una ciudad entera

 

y luego

quiero tenerte

porque nosotros dos

combinados

podemos prenderle

fuego 

Fragmento de “A qué se parece el amor”

(“The sun and her flowers”)

el amor no se parece a una persona

el amor son nuestros actos

el amor es dar todo lo que podemos

aunque sólo sea el trozo más grande de un pastel

 

el amor es comprender

que tenemos el poder de hacernos daño

pero que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos

para asegurarnos de que no nos lo hacemos

 

el amor es imaginar toda la dulzura y el cariño que

merecemos

y cuando alguien aparece

y dice que nos lo dará igual que nosotros

pero sus actos nos rompen

más que construirnos

el amor es saber a quién elegir

2. Lang Leav

MAM Fotógrafo

Nació en Tailandia hace 40 años, creció en Australia y actualmente vive en Nueva Zelanda. Esta novelista y poetisa, que ganó el premio Goodreads en 2014 por “Lullabies”, en la categoría Mejor Poesía, ahonda en temas como el amor, el sexo, del dolor, la traición y el empoderamiento. Lang Leav, quien también difunde su trabajo a través de su cuenta de Instagram @langleav, escribe desde la franqueza, la simpleza y la emoción.

“Love and misadventure” (2013), “Lullabies” (2014), “Memories” (2015), “The Universe of us” (2016), “Sea of strangers” (2018), “Love looks pretty on you” (2019) y “September love”, son los títulos de poesía que la posicionan entre las figuras más relevantes de su generación.      

Fragmento de “Love and misadventure”

Si me amas

por mi aspecto,

entonces solo tus ojos

estarán enamorados de mí.

 

Si me amas

por lo que digo,

entonces solo estarás

enamorado de mis palabras.

 

Si amas

mi corazón y mi mente,

entonces me amarás

por todo lo que soy.

 

Pero si no amas

cada uno de mis defectos,

entonces no deberías amarme;

en absoluto.

3. Elvira Sastre

María Paz Visual

Nacida en Segovia, España, en 1992, Elvira Sastre se caracteriza por su poesía visceral, íntima y directa que permite a los lectores compenetrarse con su obra. El amor, el desamor y, básicamente las emociones, son los que mueven a Elvira Sastre a la hora de escribir.

Destacan entre sus exitosos poemarios “Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo” (2013), “Baluarte” (2014), “Ya nadie baila” (2015), “La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida” (2016) y “Aquella orilla nuestra” (2018).

Sastre, quien compagina su carrera poética con la escritura de novelas y la traducción literaria, acumula 525k seguidores en su cuenta de Instagram @elvirasastre. “Para mí el amor es estar con alguien que te dé tranquilidad, no pido mucho más. Creo que es algo complicado de conseguir y cuando lo consigues, eres un crack”, declaró la poeta en una oportunidad.

Fragmento de “Yo no quiero ser recuerdo”

(“Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo”)

Yo no quiero

Dejar huella en tu vida,

Quiero ser tu camino,

Quiero que te pierdas,

Que te salgas,

Que te rebeles,

Que vayas a contracorriente,

Que no me elijas,

Pero que siempre regreses a mí para encontrarte.

 

Yo no quiero prometerte,

Quiero darte

Sin compromisos ni pactos,

Ponerte en la palma de la mano

El deseo que caiga de tu boca

Sin espera,

Ser tu aquí y ahora.

 

Yo no quiero

Que me eches de menos,

Quiero que me pienses tanto

Que no sepas lo que es tenerme ausente.

 

Yo no quiero ser tuya

Ni que tú seas mía,

Quiero que pudiendo ser con cualquiera

Nos resulte más fácil ser con nosotras.

 

Yo no quiero

Quitarte el frío,

Quiero darte motivos para que cuando lo tengas

Pienses en mi cara

Y se te llene el pelo de flores.

 

Yo no quiero

Viernes por la noche,

Quiero llenarte la semana entera de domingos

Y que pienses que todos los días

Son fiesta

Y están de oferta para ti.

 

Yo no quiero

Tener que estar a tu lado

Para no faltarte,

Quiero que cuando creas que no tienes nada

Te dejes caer,

Y notes mis manos en tu espalda

Sujetando los precipicios que te acechen,

Y te pongas de pie sobre los míos

Para bailar de puntillas en el cementerio

Y reírnos juntas de la muerte.

 

Yo no quiero

Que me necesites,

Quiero que cuentes conmigo

Hasta el infinito

Y que el más allá

Una tu casa y la mía.

 

(…) Yo no quiero hacerte el amor,

Quiero deshacerte el desamor.

 

Yo no quiero ser recuerdo,

Mi amor,

Quiero que me mires

Y adivines el futuro.

4. Mercedes Romero Russo

Irrepetible Fotografía

Desde Argentina, otra representante de la poesía en la era de redes sociales es Mercedes Romero Russo, quien ha destacado tras la publicación de “Los mil y vos” y “Luciérnagas en frasco”. Poemarios en los que explora en las luces y sombras de las relaciones de pareja, en el dolor, en la nostalgia y en la transformación, entre otras temáticas, nutriéndose en base a sus propias experiencias y a las que absorbe a su alrededor.  

Escribe con palabras sencillas, pero con una sensibilidad y profundidad que atrapa cada vez a más lectores. En su cuenta de Instagram @mercedesromerorusso, la poeta nacida en Buenos Aires, en 1990, anunció que prontamente lanzará su nuevo trabajo, “El derrumbe de los que perdonan”.

Fragmento de “NN”

(“Los mil y vos”)

Quiero encontrar

a esa persona

que me quiera incluso

cuando lloro viendo

“El hombre bicentenario”

 

Cuando hablo poco

o mucho

demasiado fuerte

o con la boca llena.

 

Que me quiera

Cuando pregunta

Boludeces de fútbol

 

Y también

cuando esté de mal humor

porque dormí poco.

 

Que me quiera

en los días premenstruales.

 

Después de una

argumentos absurdos

para ganar una pelea.

 

Que me quiera

cuando le pregunte

y hoy qué comiste,

día tras día,

sin ser consciente

de que nos comió

la rutina

 

(…) Y que sin querer

se encuentre queriéndome

cuando mi pelo

cambie de color, pero no por la tintura.

 

Cuando me falle

la memoria

pero me acuerdo

del día en que nos conocimos

 

E insista en contárselo

con lujo de detalles

a los desconocidos.

5. Ingrid Bringas

Dubraska Fotografía

Nacida en 1985, en Monterrey, Ingrid Bringas acumula varios títulos que la han convertido en figura sobresaliente de la poesía en su México natal. Entre ellos, “La Edad de los salvajes” (2015), “Jardín botánico” (2016), “Nostalgia de la luz” (2016), “Objetos imaginarios” (2017) y “Flechas que atraviesan la espesura de la noche” (2020).

Una autora que escribe desde lo familiar, desde lo cercano, desde lo corporal y, esencialmente desde lo humano, según ella misma lo ha recalcado. Y si se trata del amor y el romance, la poeta se mueve tanto en las aguas de la nostalgia, la permanencia y la pertenencia, como en las del deseo, la sexualidad y el erotismo.

“La danza de los amantes”

He dejado la puerta entreabierta,

entra, háblame con tu carne

mientras dios nos contempla

a fruto abierto,

a herida exacta e inmóvil

entra—

reposa en la orilla de mi cama

toma mis manos de flor carnívora

y llévate esta sed.

Entra en este perfume de hogar donde soy insomne

por naturaleza,

he dejado la puerta entreabierta en sueños

para que llegues con tu música y tu mano

me toque la azul entraña.

6. Lilian Flores Guerra

Irrepetible Fotografía

Nacida en Santiago de Chile, en 1974, esta periodista, escritora y editora ganó el premio Poesía en Viaje (2020, Parque del Recuerdo), con el poema “29 de marzo”, además del premio Municipal de Literatura Santiago 2017, género Literatura Juvenil, con su novela “Las Aventuras de Amanda y el Gato del Pirata II - El Tesoro del Collasuyo” (2016). Asimismo, ha obtenido cuatro Fondos del Libro del Ministerio de Las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

En su trayectoria destaca la saga “Las Aventuras de Amanda y el Gato del Pirata”; parte I “La Séptima Esmeralda” (2013) y parte II “El Tesoro del Collasuyo” (2016), la novela histórica “Capello” (2018),  el cuento infantil “El Botón de Bronce” (2019, ilustraciones de Carolina García), el libro de cuentos “Sueño Lejano” (2020), y el libro de poesía “En la Penumbra del Ocaso” (2020). Éste último, que recientemente fue presentado. Lilian Flores, por su parte, es la responsable de Ediciones del Gato, donde está a cargo de la publicación, promoción y distribución de obras de autores independientes.

Fragmentos de “En la Penumbra del Ocaso”

XXIII.-

Dame la paz

de morir en cada reflejo de estrellas

de vibrar con los sones enardecidos del viento

jugando con mis cabellos

de enloquecer de fiebre y delirios

con el roce de tus manos.

 

Dame la urgencia de un beso

de extinguir mi sed milenaria

con el calor de tu cuello

de provocarte sin tregua

con ternura y deleite.

 

Dame un motivo

para creer en tu abrazo

y desafiar la distancia

entre tu cuerpo y el mío.

XXIV.-

Cómo extender mis manos

en una caricia sin tiempo

cuyos límites se fundan

con los colores del atardecer.

Cómo dejar salir de mi boca

el éxtasis en calma.

 

Cambia el sendero

en lo alto del abismo

cambian las alas

los seres sin lujuria.

 

Mi alma empieza otra vez

a latir

lejos del polvo

amante de la penumbra.

 

Dame tus sueños

para elevarlos

sobre la cuenca mágica de mi cuerpo.

 

XXV.-

Su abrazo me cobija

su aroma me calma.

Cubre con un manto

de consuelo mi espalda

y dice

ven conmigo

yo te quiero.

 

Es tan claro el camino

que me lleva de regreso

tan diáfano

que a veces me pregunto

cómo anduve en rumbos

que rasgaban mi espíritu

perdí mi vuelo libre

y lloré y maldije

al amor en silencio.

XXVI.-

De mi boca se escapa tu nombre

con el placer que corre

bajo el estanque de mis sueños.

Murmullo contenido, plegaria en vuelo.

Tu nombre derriba temores

cenizas y falsos profetas.

La voz de los árboles

sugiere cerrar los ojos

y abandonarme a la brisa.

De mi boca escapan espejismos

y lamentos

heridas que su exilio buscan

imaginando

mil escudos que protejan

mi cuerpo y su delirio.

7. Eva Débia Oyarzún

La Aldea

Oriunda de La Serena y nacida en 1978, Eva es periodista y Máster en comunicación y educación en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha publicado cuatro libros: “Poemario capital” (2014, reeditado en 2018), “Retazos” (2016),  “Tránsitos urbanos” (2018) e “Insolentes” (2019).

Débia obtuvo el tercer lugar en el Concurso Internacional de poesía Mares del Sur (Australia, 2018) y mención honrosa en el Concurso Internacional del Cuento en Honor a Juan Carlos García Vera (Canadá, 2019). Sus dos primeros libros son de poesía, en los cuales varios poemas van dedicados al amor.

“Cómo te quiero”

Te quiero de ti, amor.

De vida, de sol, de cielo.

 

Te quiero de alma,

de esperanza, de lucero.

 

Te quiero de todos y todas,

porque eres del mundo entero.

 

No de mí ni de otra: sólo de ti te quiero.

 

Te quiero feliz, radiante.

Te quiero sonriendo, vivaz, único,

en pasión arrebolada y sosiego escampado,

de ti, por ti y para ti…

 

¡Tanto de todo, te quiero!

 

Te quiero sonriendo para adentro

y lanzando carcajadas hacia Dios.

 

Te quiero pleno de mares, de mareas,

de tempestades y remansos.

 

Te quiero con una incondicionalidad

inconfesable, impensable,

casi insentible… Inaguantable.

 

Las posesiones, amor, son barreras

discordantes con este querer de hierro

fraguado a punta de silencios

entre tu alma y la mía.

 

¿Cómo quererte de otro modo,

sino como yo te quiero?

 

 

“La otra poesía”

Un té bien caliente.

Un té bien helado.

Un helado; un té.

Estirar el brazo sin mirar,

para tomar la mano del otro en plena calle.

Abrazar; sonreír. Porque sí, porque no.

Despertar.

Desear los buenos días.

El desayuno en la cama…

La cama: hacerla; deshacerla.

Acariciar a un gato (o dos);

dar masajes, recibirlos.

Porque sí, porque no.

Hablar en plural,

escuchar en singular.

Besar. Hacer el amor.

Maratones de series frente al computador.

Caminar, ir al cine, dormir siesta.

La lectura en voz alta de un libro…

Cocinar algo.

Porque sí, porque no.

Admirar. Respetar.

La contención, el cuidado.

Dejar de fumar.

La diversidad y el secador de pelo.

Contemplar, dimensionar, valorar.

Entender por qué sí…

Extrañar porque no.

¡Ya lo saben! Si les gusta la poesía de amor, déjense seducir y sorprender por el trabajo de estas siete autoras contemporáneas. E incluso, si están buscando inspiración para las frases de la papelería nupcial o un fragmento para citar en los votos de matrimonio, quizás entre estos versos encuentren justo lo que están buscando. 

Otros artículos que te pueden interesar