Después de mucho esfuerzo invertido en la celebración, desde elegir la decoración para matrimonio hasta las frases de amor que incluirán en los votos, por fin llegará el momento de armar las maletas y tomar el avión. Y es que la luna de miel será, sin duda, un viaje inolvidable y, más aún, si escogen un destino exótico y desconocido como Sudáfrica. ¿Aún no se convencen? Si optaron por unas argollas de matrimonio baratas en pos de viajar a ese país, aquí encontrarán más razones que los ayudarán a sacar sus pasajes de inmediato.

Coordenadas

República de Sudáfrica se ubica en África Austral, estando rodeada por el Océano Indico al este y por el Océano Atlántico al oeste. Debido a su diversidad de culturas, idiomas y creencias religiosas, se le conoce como “la nación del arco iris”. De hecho, once idiomas son reconocidos como oficiales, siendo Zulu el más común. La moneda oficial es el rand, mientras que la gastronomía típica fusiona influencias étnicas sudafricanas, europeas y asiáticas provenientes de los esclavos. Para viajar desde Chile a Sudáfrica solo es necesario el pasaporte vigente, al menos, para turistas con estadías de hasta 90 días.

Sitios de interés

Playas

Sudáfrica posee 2798 kilómetros de costa en los océanos Atlántico e Índico, por lo que las playas son uno de sus principales atractivos. Varias de las más reconocidas están en Ciudad del Cabo y se caracterizan por sus arenas blancas, aguas cristalinas y acantilados. Además, son aptas para practicar diversos deportes como windsurf, kitesurf, boardsailing y buceo. Será el escenario ideal para desconectarse tras su postura de anillos de oro y la fiesta. Eso sí, hay una playa que no se pueden perder y que está en el pueblo Simon’s Town, al este de la Península del Cabo. Se trata de una playa protegida, asentada entre rocas de granito, en la que habita una colonia de tres mil pingüinos sudafricanos. De hecho, Boulders Beach es la única en el mundo donde podrán ver de cerca a estas aves e, incluso, si tienen suerte nadar con ellas.

Parque Nacional Kruger

Es uno de los lugares imprescindibles de visitar en Sudáfrica, pues ahí podrán contemplar a los llamados Big Five (león, leopardo, rinoceronte, búfalo y elefante), además de otras especies en su hábitat natural. Entre ellas, múltiples aves, reptiles y mamíferos. Pueden contratar un zafari guiado en jeep por el día o, si prefieren, quedarse a dormir en los campamentos que hallarán al interior. Eso sí, deben reservar sus plazas con anticipación porque la demanda es alta. Rodeados de un entorno indómito, experimentarán la vida salvaje africana en su más pura esencia. Son unos 20 mil km cuadrados que lo convierten en el santuario natural más grande del país.

Otros parques

Parque Nacional de los Elefantes de Addo es una reserva natural donde habitan más de 600 elefantes, junto a otros animales como búfalos, hienas, leopardos o rinocerontes negros. Un lugar impresionante para disfrutar de la fauna y flora autóctonas, al igual que el Parque del Humedal de iSimangaliso. Este último, que es el mayor estuario de África y alberga bosques con dunas que alcanzan los 180 metros de altura. Allí, en los pantanos que rodean al lago, podrán ver inéditamente hipopótamos, cocodrilos y tiburones compartiendo en el mismo lugar. Además de otras 140 especies que habitan entre los 5 ecosistemas que conforman la reserva. El Parque de las Cataratas Augrabies, en tanto, se extiende por el río Orange y destaca por su cascada de unos 60 metros de altura. De impresionante caída cuando el río está en crecida.

Ciudad del Cabo

Es una de las urbes más vibrantes del continente africano, que deslumbra por sus coloridas casas y mezquitas, así como por sus múltiples atractivos. Entre otros, podrán visitar el Jardín Botánico de Kirstenbosch, descubrir el pintoresco barrio malayo Bo-Kaap y pasear por la calle de Long Street, repleta de tiendas, galerías de arte, restaurantes y edificios de estilo victoriano. Asimismo, no dejen de visitar el complejo V&A Waterfront, que se integra elegantemente al puerto marítimo con múltiples opciones de ocio y entretenimiento. Entre otras cosas, empaquen una tenida y un vestido de fiesta 2020, pues seguro no faltará la ocasión de ocuparlos.

La famosa Table Mountain, por su parte, actúa como telón de fondo de Ciudad del Cabo. Corresponde a una montaña de cima plana, que fue declarada una de las siete maravillas naturales del mundo en 2011 y que pertenece al Parque Nacional Montaña de la Mesa. Suban a lo más alto para obtener impresionantes vistas de la ciudad, lo que podrán hacer en funicular o a través de rutas de senderismo.

Franshhoek y Stellenbosh

Los vinos sudafricanos figuran entre los más virtuosos del mundo, así que otro imperdible es visitar algunas de las regiones vinícolas esenciales del país. Entre ellas, Franshhoek y Stellenbosh, dos ciudades pequeñas con viñedos que exhiben construcciones del siglo XVII, cuando los Hugonotes franceses se asentaron en la zona y empezaron a plantar uvas en los valles fértiles. Son poblados pintorescos entre los que podrán divertirse descubriendo sus bodegas y, por supuesto, catando los mejores vinos de la región. Ambos se ubican al este de Ciudad del Cabo y también ofrecen una ruta gastronómica de primer nivel.

7 Planes románticos

  • 1. Pasen la noche bajo un manto estrellado en el Parque Nacional Kruger, junto al crepitar de una hoguera y sin más sonidos que el de los árboles.
  • 2. Contemplen el atardecer desde la colina Signal Hill. Es el mejor lugar para mirar la puesta del sol sobre el Atlántico, mientras disfrutan de un romántico picnic.
  • 3. Relájense en la bahía de Hout Bay, que cuenta con un muelle de pescadores y una hermosa playa de arena blanca, rodeada de picos montañosos. Además, paseen en bote como si nadie más en el mundo existiera.
  • 4. Cenen en el puerto histórico de Ciudad del Cabo, donde hallarán variados restaurantes con terrazas con vista al mar. No faltarán los momentos para dedicarse unas frases bonitas de amor al son de los cantores que transitan por el lugar.

  • 5. En el mismo complejo del V&A Waterfront, súbanse a la rueda gigante para admirar el paisaje en 360° desde las alturas. Será más emocionante si lo hacen por la noche.
  • 6. Sobrevuelen la Ciudad del Cabo en un globo aerostático, desde donde podrán admirar la salida del sol sobre Table Montain. La experiencia incluye un servicio té o café antes del vuelo y un desayuno y vino espumoso al aterrizar.
  • 7. Por último, si desean hacer una locura en su luna de miel, una estupenda opción será saltar en bungee desde el puente Bloukrans, en la región de Tsitsikamma. Se trata nada menos que del puenting más alto del mundo con 216 metros de altura.

¿Se animan? Siguiendo con las experiencias extremas, escojan una frase de amor corta en la lengua madre sudafricana y tatúense en algún lugar como recuerdo de su luna de miel. Ahora, si no se atreven a tanto, siempre podrán grabar una palabra especial en sus anillos de matrimonio o en una fina cadenita que decidan portar.