Enfoqu3
Enfoqu3

Aunque el vestido de novia es lo primero que acapara las miradas de los invitados, lo cierto es que el traje de novio es igualmente importante. Pero no solo el pantalón y la chaqueta, sino también los accesorios que acompañarán tu outfit. Por eso, tal como una novia escoge pendientes XL y un peinado recogido con trenzas, entre otros complementos, un novio puede hacer lo propio con las colleras, botonier, correa y calzado.

¿Aún no sabes qué zapatos elegir? Aunque algunos se asemejan, cada modelo tiene rasgos específicos y, por lo tanto, son más o menos adecuados, según la postura de anillos de matrimonio que planeen celebrar. Aclara todas tus dudas a continuación.

1. Oxford

Hackett London
Hackett London

Deben su nombre a un tipo de calzado popularizado por los estudiantes de la Universidad de Oxford, a mediados del siglo XIX. Son zapatos con cordones, clásicos y elegantes, que se caracterizan por su punta redondeada. Pueden ser picados, con puntera o lisos, aunque estos últimos son más adecuados para frac, chaqué o esmoquin.

2. Legate

Brioni
Brioni

Este estilo es muy similar al Oxford, aunque difiere de él en que incorpora un punteado de punzón en sus costuras. De ese modo, adquiere un toque sutilmente más casual, ideal para aquellos novios que escapan de la formalidad excesiva.

3. Monk

Hackett London
Hackett London

Sofisticados y sin cordones. Estos zapatos poseen un cierre a base de hebillas, que pueden ser una o dos. Son cómodos y una apuesta diferente para llevar en tu gran día. Con un traje de sastre, por ejemplo, te quedarán perfectos.

4. Brogue

Prada
Prada

Corresponde a un modelo con cordones que posee costura y puntera con un ala extendida a todo el zapato. Aunque son de corte clásico, se caracterizan por su versatilidad. Es decir, tanto si intercambiarán anillos de oro en un salón o al aire libre, te lucirán bien. Solo debes descartarlo en caso de que tu ceremonia sea de gala.

5. Derby o Blucher

Hackett London
Hackett London

Si bien se parece al Oxford, la horma de este zapato es más ancha y abierta, lo que lo convierte en un modelo más informal. Por otro lado, el Derby es el más indicado para pies grandes o empeines altos, pues ofrece mayor holgura. Pueden ser lisos o con puntera en las costuras.

6. Slipper

Martinelli
Martinelli

Corresponde a un calzado de terciopelo sin cordones y con suela blanda, apto para lucir tanto con trajes formales como casuales. Son cómodos, chic y, por estos días, los encontrarás en variedad de colores, lisos, estampados y con bordados. Es un modelo originario de la aristocracia británica del siglo XIX, que nació como una alternativa de zapato de descanso.

7. Mocasines

Aldo
Aldo

Aunque también son zapatos sin cordones, a diferencia del slipper, el mocasín tiene un acabo más rígido, y puede incluir borlas, hebillas y costuras decorativas. Si bien originalmente eran de cuero y suela dura, hoy día es posible hallarlos en diversidad de materiales, por ejemplo, en charol o gamuza. De este modo, podrás elegirlos de acuerdo a la formalidad de tu look.

8. Alpargatas

Ya en un estilo mucho más casual aparece la alpargata, que es un tipo de calzado de hilado de fibras naturales, que se asegura por el simple ajuste. Son perfectas para bodas al aire libre. O, por ejemplo, si planean trasladar su torta de matrimonio hasta la playa, unas alpargatas de lona combinarán a medida con un traje de lino en color claro. Son frescas y muy cómodas.

9. Zapatillas

Finalmente, las zapatillas han cautivado también a muchos novios, ya sean hipsters, urbanos, rockabillys o millennials, entre otras tendencias. Pueden elegirlas con o sin cordones, con caña o sin caña, en colores neutros o efervescentes y hasta personalizadas con parches o pintura a mano. Eso sí, para que la propuesta sea coherente, tu pareja también debería apostar por zapatillas.

Dónde conseguir el calzado

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Ya que el traje y los zapatos deber ir en armonía, una buena alternativa es que adquieras el calzado en la misma tienda, sastrería o boutique donde conseguirás tu vestuario. ¿Lo mejor de todo? Que siempre encontrarás allí un experto que podrá orientarte respecto al tipo de zapato que más se acopla al traje que te estás probando.

A la hora de buscar tu calzado tienes dos opciones: comprarlo o arrendarlo. Dependiendo de tu presupuesto o de la proyección que quieras darle, tendrás que decidir. Por ejemplo, si necesitas unos Oxford lisos de charol, pero sabes que no los volverás a usar, entonces conviene que los arriendes. Pero si lo que buscas son mocasines, es muy probable que te los vuelvas a poner.

Por otro lado, recuerda probarte los zapatos con los calcetines que usarás en tu postura de argollas de plata y llévalos también cada vez que tengas prueba de vestuario.

Con estos tips te costará menos encontrar el calzado apropiado, aunque también debes considerar la locación y la decoración para matrimonio, priorizando siempre tu comodidad. Lo importante, eso sí, es que los elijas con la misma prolijidad y dedicación con que escogiste el anillo de compromiso. Después de todo, los zapatos te acompañarán en una larga y emocionante jornada.