Casa Venecia
Casa Venecia

Con el rigor que definirán su decoración para matrimonio o elegirán el banquete, deben ser partícipes también de la preparación de la ceremonia religiosa. Entre otras cosas, podrán escoger los cánticos, designar algunas lecturas y, lo más importante, seleccionar las frases de amor que declararán en los votos. Será una tarea que disfrutarán muchísimo y que podrán inmortalizar también a través de un misal. ¿No tienen claro a qué se refiere? Si intercambiarán sus anillos de matrimonio por la iglesia, tener un misal siempre será un aporte.

En qué consiste

Derivado del auténtico misal romano (libro litúrgico), es parte de la papelería nupcial y se emplea específicamente en los enlaces católicos. Ello, pues consiste en un pequeño folleto o guía que indica el paso a paso de la Misa o Liturgia, desde el horario de entrada de los novios, hasta qué lecturas, oraciones y canciones se incluirán, entre otros puntos. En el fondo, es un programa detallado de la ceremonia y postura de anillos de oro, el cual servirá especialmente a los invitados para que se orienten y puedan participar más activamente de la celebración. ¡Ojo! Es posible que en su iglesia o parroquia cuenten ya con un modelo estándar para que ustedes puedan adaptar.

Contexto Ceremonias
Contexto Ceremonias

Cómo se entrega

Hay distintas maneras de distribuir el misal. Por ejemplo, al igual que con los encintados de matrimonio, pueden designar a la madrina o a una dama de honor para que los entregue personalmente a medida que los invitados vayan ingresando a la iglesia. También pueden depositarlos en un canasto a la entrada para que cada persona tome el suyo, o bien, dejarlos previamente acomodados sobre las bancas o asientos. Es importante calcular correctamente el número, de modo que ningún invitado se quede sin su misal. En lo posible, dispongan de ejemplares extra por si acudieran más personas a la ceremonia.

Cómo se confeccionan

Tal como ocurre con toda la papelería nupcial, pueden encargarlos a un proveedor o fabricarlos ustedes mismos. Sea cual sea la opción que decidan, lo importante es que el misal sea coherente con respecto a los adornos de matrimonio y al estilo de celebración en general. Por ejemplo, si planean celebrar una boda de inspiración campestre, pueden confeccionar el misal en papel kraft y cerrarlo con un lazo de yute. No obstante, si se inclinarán por una ceremonia clásica, los misales quedarán más a tono en cartulina opalina o papel de fibra de algodón. Dependerá realmente del estilo de cada pareja, aunque sí deben procurar que sus colores sean sobrios y que la letra se entienda con claridad.

Contenidos que incluye

Aunque el contenido del misal variará de una celebración a otra, hay ciertas partes de la Misa o Liturgia que no cambian. Recuerda que la diferencia entre una u otra es que la Misa incluye la consagración del pan y el vino, por lo que solo puede practicarla un sacerdote. La Liturgia, en cambio, puede oficiarla también un diácono. De cualquier forma, el rito del matrimonio en la Iglesia Católica es universal y se celebra alrededor del mundo con la misma intención y forma. Por este motivo, su misal deberá incluir sí o sí los siguientes puntos.

  • Entrada de los novios
  • Saludo y bienvenida del sacerdote
  • Acto penitencial
  • Lectura del Antiguo Testamento
  • Lectura de las Cartas del Nuevo Testamento (se puede prescindir de ella en los matrimonios sin Misa)
  • Lectura de los Evangelios
  • Homilía
  • Celebración del matrimonio / Monición y escrutinio
  • Consentimiento
  • Bendición e intercambio de anillos.
  • Firma del acta matrimonial novios y testigos
  • Inclusión de tradiciones locales (entrega de arras, imposición de lazo, etc.)
  • Bendición nupcial
  • Oración de los fieles
  • Ofertorio del pan y el vino (si es Misa)
  • Liturgia de la Eucaristía y rito de la comunión
  • Bendición final y despedida
  • Salida de los novios

Cabe destacar que el misal es mucho más específico que este punteo, pues incluye las canciones que se interpretan en cada momento, en algunos casos con la letra para que los feligreses canten o las traducciones si son en latín. Además, la mayoría de ellos incluye una portada con el nombre de los novios, la fecha del enlace y el lugar; un índice con la información que contiene; y los nombres de quienes participarán, desde el cura, hasta los testigos, padrinos u otros invitados que jugarán un papel en la ceremonia. Por último, siempre podrán personalizar su misal con alguna nota de agradecimiento o, simplemente, con alguna frase cristiana de amor que les parezca apropiada añadir.

Junto con las copas de novios, el misal es un elemento más de su matrimonio que podrán guardar de recuerdo. Un detalle tan simbólico como el anillo de compromiso o las alianzas de boda, pues allí se resume cada paso de su ceremonia religiosa. De hecho, no por nada hay varias parejas que lo mandan a enmarcar. Al menos, las páginas donde aparecen los votos.