Casona El Bosque

Aunque el vestuario, la decoración para matrimonio y la fiesta parecen ser los ítems más demandantes, lo cierto es que son tantas y tan diversas las labores con las que cumplir, que se hace fundamental seguir un calendario para no perderse en el camino.

Así llevarán un registro de las tareas listas, de los pendientes y la prueba del vestido de novia, por ejemplo, no se les topará con la visita al joyero en busca de sus anillos de matrimonio. Si están complicados y no saben por dónde empezar, aquí encontrarán un punteo que los ayudará en su organización, tomando un año antes como punto de partida.

De 10 a 12 meses antes del matrimonio

Casona Los Pinos

Una vez elegida una fecha aproximada, lo primero que deben plantearse es qué tipo de ceremonia desean realizar, tanto si será religiosa o civil, masiva o íntima, en la ciudad o en el campo, etcétera.

Asimismo, deberán definir prontamente quién se encargará de qué ítems, de modo de facilitar la organización en virtud de sus propios intereses, utilizando para ello nuestra Agenda de Tareas, herramienta perfecta para lograr planificarse.

Y así, con el panorama un poco más claro, podrán comenzar a armar una primera lista de invitados y a cotizar lugares. Ello, no sin antes elaborar un presupuesto, delimitando aproximadamente cuánto destinarán a cada cosa. La herramienta de Presupuesto les ayudará en esta misión.

Lo que sigue, entonces, es informarse sobre los requisitos y trámites para dar el sí, tanto por el civil como por la Iglesia, para luego reservar día y hora en los lugares seleccionados, ya sea capilla, templo, restaurante, hotel o centro de eventos.

A continuación, tendrán que entenderse y negociar con los distintos proveedores, según los servicios que necesiten, comenzando por la música (coros, orquesta y/o DJ), banquetería, decoración, y fotografía y video, entre los ítems más importantes. La recomendación es que, una vez hallados los profesionales que se ajustan a sus necesidades, no esperen más para formalizar los respectivos contratos.

De 7 a 9 meses antes del matrimonio

Nicolás Contreras Fotografías

En esta etapa, las futuras esposas ya deben comenzar a revisar los catálogos de vestidos de novia 2018, a la vez que es el momento perfecto para empezar a cuidarse. Si quieren llegar estupendos al matrimonio (los dos), deben ponerse a entrenar o a practicar algún deporte, procurando mantener siempre una alimentación sana. Y para no atrasar el calendario, ya es hora de que elijan -y les comuniquen la petición- a sus padrinos y testigos, para que así ellos también tengan tiempo suficiente para prepararse.

Por otra parte, es el instante adecuado para comunicar la noticia en sus respectivos trabajos, así como los días que estarán ausentes. Y si se trata de papeleo, entre el séptimo y el noveno mes antes de la boda, ya deben tramitar o actualizar todos los documentos necesarios para casarse, como el certificado de nacimiento y el carnet de identidad. En el caso de una ceremonia religiosa, recuerden que necesitan, además, el certificado de Bautizo, así como cumplir con las charlas prematrimoniales.

Pero eso no es todo, ya que en este periodo deben comenzar también a cotizar sortijas, ya sean anillos de oro blanco, amarillo u otro material, a la vez que van definiendo el destino para su luna de miel.

En tanto, cuando falten siete meses para el matrimonio, las novias deben acotar el espectro y comenzar las pruebas de aquellos trajes que más les han gustado. La idea es que ya tengan claro, a estas alturas, si querrán un modelo clásico o, por el contrario, se inclinarán por vestidos de novia cortos o más vanguardistas.

De 4 a 6 meses antes del matrimonio

Eventos Torres de Paine

Si todavía no han contratado los servicios de decoración y flores que ambientarán su matrimonio, es momento de hacerlo. Además, es preciso que las novias ya se decidan por el vestido definitivo, para entonces poder dedicarse a elegir el calzado, el peinado, las joyas y demás complementos.

Por otro lado, cierren todo lo relativo a la luna de miel, idealmente en una agencia de viajes para facilitar la tarea y contar con garantías en caso de cualquier inconveniente. También es muy importante que se informen sobre la documentación y los trámites que deben portar y realizar.

Y ya que el tiempo pasa muy rápido, es momento de revisar por última vez la lista de invitados y enviar los partes de matrimonio, que podrán personalizar, diseñándolos ustedes mismos, o bien, incorporándoles frases bonitas de amor que sean de su agrado.

Es el turno, entonces, de encargarse del traslado nupcial, especialmente si arrendarán un vehículo con características especiales, como un auto clásico o una furgoneta vintage. Y si acaso necesitarán disponer de un transporte para los invitados, también es momento de resolverlo. Contratar un autobús es la solución más práctica, por ejemplo, para evitar problemas de estacionamiento o si contraerán nupcias en las afueras de la ciudad.

Por su parte, antes de llegar al cuarto mes y tras probar distintas opciones, el novio tendrá que decidirse por el vestuario y respectivos complementos, procurando que la tenida esté en sincronía con el vestido de la novia y el estilo del matrimonio.

De 2 a 3 meses antes del matrimonio

Pilo Lasota

Ya es hora de que la novia complete su outfit con las prendas y complementos que le faltan, incluyendo el ramo de flores, el calzado y la lencería que ocupará durante el gran día. Asimismo, tendrá que decidirse entre peinados recogidos o llevar el pelo suelto, ya sea incorporando velo, tocado, corona de flores o ninguna de las anteriores.  

Por otro lado, esta es la etapa en la que deben pensar en esos pequeños detalles que harán de su matrimonio un acontecimiento único y especial: elegir la pieza musical de entrada a la Iglesia, recopilar sus lecturas favoritas, personalizar las copas de novios para el brindis, preparar un video con su historia de amor, etcétera. ¡Ah! Y no se olviden de buscar los recuerdos que entregarán a sus invitados al finalizar la fiesta.

Pero eso no es todo, ya que, al faltar dos meses para el matrimonio, también tendrán que elegir el hotel donde querrán pasar su noche de bodas; así como definir dónde, cuándo o quién se encargará de las respectivas despedidas de solteros. Ya sea en conjunto o por separado, la recomendación es que comiencen a planearla al menos con dos meses de anticipación.

Un mes antes del matrimonio

Daniel Vicuña Fotografía

Durante el último mes tendrán que perseguir a los invitados que no han confirmado, ya que solo con el número final de asistentes podrán organizar las mesas del banquete. De todos modos, el Gestor de Invitados les facilitará la tarea en el primer ítem, mientras que el Organizador de Mesas los ayudará con el segundo.

Asimismo, tendrán que encargarse de resolver todas las dudas de sus familiares y amigos, facilitándoles mapas si es necesario para que nadie se pierda o llegue atrasado. Y también, durante este mes, ambos novios tendrán que acudir a sus últimas pruebas de vestuario, así como entregar al DJ la lista definitiva de canciones que desean que se escuche en la fiesta.

Una semana antes del matrimonio

Daniel Vicuña Fotografía

Mientras que el novio tendrá que pedir cita en la peluquería para recortarse el pelo, la novia hará lo suyo en un centro de estética para acceder a tratamientos como depilación, limpieza facial, manicure y pedicure, entre otros puntos a los que el novio también se podría sumar.

Además, ya solo faltando una semana, es momento de ir a buscar sus trajes de novios, revisar las cancelaciones de última hora para informar al centro de eventos y controlar que todo está bajo control. Para eso, pueden llamar a los distintos proveedores para comprobar que no hay ningún problema.

También, entre los últimos siete días deben armar la maleta para su luna de miel, así como el bolso que necesitarán para su noche de bodas. E, incluso, si son novios precavidos, querrán preparar un kit de emergencias con elementos que podrían requerir durante el matrimonio, como medias o calcetines de repuesto, pastillas para la jaqueca, hilo y aguja o toallitas húmedas.

¿Y en el día previo a la celebración? Además de retirar el ramo (o encargárselo a una persona de confianza), el mejor consejo que pueden tomar es relajarse, descansar y acostarse temprano.

Ya verán cómo un calendario les facilitará la vida y, de paso, evitará que se olviden de detalles más pequeños, pero no por eso menos importantes. Entre ellos, elegir las frases de amor que declararán en sus votos y mandar a hacer los encintados de matrimonio para mantener viva esa tradición.