Lucie André

Seguro tus amigas fueron las primeras en enterarse cuando te regalaron el anillo de compromiso y, apenas comenzaste tu búsqueda de vestidos de novia, pensaste en ellas como las mejores asesoras de moda.

Es que simplemente no puedes vivir sin tus fieles partners y, aunque muchas veces te molesten algunas de sus actitudes, al final del día las quieres igual. No por nada son las primeras invitadas en tu lista y han sido consideradas hasta para elegir el sabor de la torta de matrimonio. ¿Crees saber cómo se comportarán durante este proceso? Lee la siguiente nota y saca tus propias conclusiones.

1. La incondicional

Varua Fotografía

Tu mejor amiga, la que está en las buenas y en las malas, es la persona ideal para acompañarte en cada etapa de la organización del matrimonio. Y es que solo ella logrará calmarte cuando estés ansiosa y te dará los mejores consejos al momento de elegir entre uno u otro vestido de novia 2018. Es tu cómplice y casi tu hermana. La persona que puedes llamar de madrugada y sabes que estará siempre ahí para apoyarte en cualquier cosa.

2. La estresada

No falta la amiga estresada por naturaleza, así que más vale no tenerla tan encima, al menos, en los días previos a la celebración. De lo contrario, estará ella más nerviosa que tú y te bombardeará de preguntas que podrían insegurizarte, como si chequeaste tal proveedor o a qué hora llegará el auto a buscarte a tu casa. Ya habrá tiempo para compartir con esta amiga en la fiesta, pero ¡después de haber declarado el “sí”!

3. La “florerito de mesa”

Le gusta estar en todas y pobre de ti que se te olvide llevarla a una prueba de vestuario o a elegir las copas de novios. Si tienes una amiga así, prepárate para verla convertida en la reina de la noche con un llamativo vestido de fiesta corto, aunque tú sabes que no lo hace con mala intención. Es solo que a veces sus ganas de figurar superan su sentido común. De cualquier forma, no logrará quitarte el protagonismo.

4. La llorona

Hay gente sensible y la típica amiga que llora por todo. O sea, si no es capaz de contener el llanto al ver una película archi repetida, entonces imagina lo emocionada que va a estar en tu matrimonio cuando entres al altar, intercambien los anillos de oro, al bailar el vals, durante el primer brindis… ¡Ni que se casara ella! De hecho, evita pedirle que hable en público y más si ha estado bebiendo. De lo contrario, el discurso terminará sí o sí en un mar de lágrimas.

5. La maternal

Hay mujeres a las que les fluye el instinto maternal con las amigas y seguramente, hay también una de ellas en tu grupo. Ya sea porque es mayor o más madura, lo cierto es que esta amiga andará por la vida controlando tus pasos en el sentido de que no te excedas con la dieta, te alimentes bien, no tomes tanto alcohol, practiques algún deporte, etcétera. Es la típica amiga que te quiere cuidar, aunque tú no le pidas que lo haga. Y como en el matrimonio andará pendiente de que estés cómoda y nada te falte, será la más indicada para encargarse de tu kit personal.

6. La trabajólica

Se la pasa trabajando y cuesta un mundo coordinar panoramas con ella, porque siempre está ocupada en la oficina o con trabajo pendiente en la casa. Por lo mismo, a esta amiga mejor ni la elijas entre tus damas de honor o tendrás que andar detrás de ella para que acuda a las citas con las demás o no se olvide de los encintados de matrimonio. ¡Ni pensarlo! Mejor disfruta de su presencia en la celebración y no les exijas más de la cuenta.

7. La fiestera

Esta es la amiga livianita del grupo, la más risueña, buena para la talla y quien dice que vino al mundo a disfrutar. De hecho, te hará bien acercarte a ella en los días previos al matrimonio, ya que sabrá cómo relajarte y quitarte la ansiedad con sus locuras. Te apoyará en lo que se te ocurra, organizará la mejor despedida de soltera y luego, en la fiesta propiamente tal, será la última en irse, después de darlo todo y quedando con ganas de más.

8. La soltera

Con tu matrimonio a la vista, puede que a tu amiga soltera le baje el amor y querrá emparejarse así que, ¡prepárate!, que te pedirá que le busques un pretendiente entre los invitados. Ya sea alguno de tus primos, compañero de trabajo o algún amigo soltero de tu prometido; además de novia, ¡te tocará hacer de cupido! No faltaba más para cerrar una noche intensa y llena de emoción.

¿Identificaste a tus amigas en este listado? Más allá de sus cualidades o defectos, lo cierto es que las quieres a todas y ya te mueres de ganas por saber qué vestidos de fiesta usarán y con qué peinados recogidos llegarán a la celebración. Serán, sin duda, tus invitadas de honor y disfrutarán tanto como tú de esta hermosa experiencia.