Matrimonios

Descubran esta completa guía sobre anillos de compromiso y cómo dar con ESE anillo

El anillo de compromiso marcará el primer paso de una nueva vida en conjunto. Corresponde a una tradición romántica y emotiva que se mantiene muy vigente, aun cuando la forma de entregar la joya puede variar mucho de una pareja a otra. 

Te ayudamos a encontrar los anillos y joyas para tu matrimonio 💍
Pide información y precios de Joyería a empresas cercanas

Magdalena Mualim Joyera

Aunque a primera vista escoger el anillo de compromiso puede parecer sencillo, lo cierto es que hay diversos aspectos que deben tomar en cuenta a la hora de buscar esta pieza que será para toda la vida. Desde conocer sobre los estilos y tendencias, hasta saber cómo se mide el valor de una joya. 

Si quieren acertar en esta misión, aquí encontrarán todo lo que necesitan saber sobre el anillo de compromiso.

1. Pasos para comprar el anillo de compromiso

2. ¿Cuánto cuesta un anillo de compromiso?

3. ¿Cómo debe ser un anillo de compromiso?

4. ¿Qué estilos de anillos de compromiso existen?

5. ¿Cómo cuidar un anillo de compromiso?

1. Pasos para comprar el anillo de compromiso

Claf Goldsmith

Una vez que tengan claro que desean formalizar su relación, toca buscar el anillo de compromiso perfecto.

Tradicionalmente, era el hombre quien sorprendía a la mujer con la propuesta de matrimonio y un anillo de diamantes. No obstante, hoy es posible que juntos elijan la joya o, incluso, que ambos tengan su anillo de compromiso. ¡Y opciones hay muchas más allá del diamante!

De cualquier forma, hay algunos pasos que deben seguir para acertar en la elección. Primero, establecer un presupuesto, ya que encontrarán anillos de compromiso de precios muy variados. Así, con un número en mente, se enfocarán solo en aquellos que sí pueden costear.

Luego, revisen tendencias y estilos, pues existe todo un universo en esta materia. Desde el clásico anillo solitario, hasta piezas de inspiración vintage y alianzas minimalistas. Y el metal es otro asunto que tendrán que definir, así como la piedra preciosa o semi-preciosa que quieran como protagonista.

¿Están indecisos? Si el anillo será una sorpresa para la otra persona, el consejo es que vayan a su joyero y revisen qué piezas son las que más se repiten. ¿Las de oro por sobre las de plata? ¿Las más finas por sobre las gruesas?

Entonces, ya con la idea más clara, solo les restará encargarlo, para lo cual deberán llegar a la joyería con la medida exacta. Y para eso encontrarán apps que les facilitarán la tarea.

Finalmente, decidan si van a personalizarlo, inscribiendo la fecha o iniciales en la banda de metal. Todo esto, no sin antes haber chequeado que se trate de una joyería seria y que la pieza la entreguen con certificado de autenticidad, garantía y servicio de mantenimiento.

2. ¿Cuánto cuesta un anillo de compromiso?

Sappheiros Joyas

Los hay para todos los presupuestos. Desde anillos de $200.000 hasta joyas que superan los 2 millones. Y es que son muchos los factores que influyen en estas diferencias tan abismantes. Por un lado, el metal noble con el que se elabore, pudiendo escoger entre paladio, platino, oro blanco, oro amarillo, oro rosa y plata, desde el más costoso al más económico.

También el precio dependerá de la o las piedras que incorpore la joya, ya sean preciosas (diamante, rubí, esmeralda, zafiro) o semipreciosas (topacio, cuarzo, aguamarina, etc.), siendo las primeras de más alto valor.

Y el diseño y nivel de complejidad son otros factores que jugarán un rol fundamental. Por ejemplo, si el anillo es solitario, de medio cintillo, con montura en halo o engaste en tensión, entre otras alternativas.

A modo de referencia, el clásico anillo solitario de oro blanco, con un diamante central brillante, les costará $700.000 aproximadamente; mientras que uno solitario de platino, con zafiro central y diamantes bordeándolo, lo encontrarán a partir de $1.200.000.       

En tanto, por un anillo de cintillo en oro amarillo con diamantes, deberán desembolsar alrededor de $500.000. Pero si prefieren algo más económico,  una sortija de plata con zafiros la podrán adquirir por unos $250.000. Eso sí, el valor siempre dependerá de la cantidad y tamaño de las piedras, así como del grosor que tenga el metal.

3. ¿Cómo debe ser un anillo de compromiso?

Joyas Diez

Para muchas parejas, el anillo de compromiso es incluso más importante que las alianzas de matrimonio, ya que marca un antes y un después en su historia de amor. Y ya que será una joya para toda la vida, es importante que sea una pieza de calidad y del completo gusto de quien la portará, además de que resulte cómoda.

En Chile, el anillo de compromiso se usa en el dedo anular de la mano derecho hasta que se contrae matrimonio. Entonces, el anillo de compromiso pasa a la mano izquierda junto a la argolla nupcial, también en el dedo anular. ¿Por qué allí? De acuerdo a una antigua creencia, el cuarto dedo se conecta directamente con el corazón mediante una válvula, la cual los romanos llamaban la vena del amor. Se trata de una tradición que encuentra sus orígenes en el año 1477, cuando el archiduque Maximiliano I de Austria, rey de Romanos y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, le regaló un anillo de compromiso con un diamante a su prometida, María de Borgoña.

Históricamente, la piedra angular ha sido el diamante. Y es que al ser una de las más duras y puras de la naturaleza, simboliza fidelidad y resistencia. De hecho, los antiguos griegos la llamaban adamas, que se traduce como invencible o indestructible.

4. ¿Qué estilos de anillos de compromiso existen?

La Ocasión Joyas

A: Diseños

Sappheiros Joyas

Por montura:

El tipo de montura -o cómo las piedras se fijan a la argolla de metal-,  influirá directamente en el diseño de una joya. Se distinguen 7 tipos.

De clavijas: Consta de pequeños brazos metálicos que sujetan firmemente la piedra, elevándola por encima de la argolla y hacia la luz, garantizando un brillo y resplandor máximos. Generalmente son cuatro o seis clavijas.  

De pavé: Las piedras se montan de forma adyacente, en pequeños engarces en la banda que son casi imperceptibles. Así, la superficie parece quedar pavimentada con diamantes u otras piedras, lo que permite crear un brillo permanente.

En halo: Se caracteriza por incluir un borde de gemas pequeñas, colocadas en un círculo o cuadrado, alrededor de una piedra central. De este modo, se potencia el tamaño de la piedra protagonista, a la vez que aumenta su brillo y fulgor.

En bisel: Un borde metálico protege a la gema y la mantiene firme, exponiendo solo la corona o la parte superior de la misma. Con esta montura la superficie queda plana.

En tensión: Se utilizan direcciones de presión opuestas en la banda para sostener una piedra, de modo que parezca suspendida en su lugar. En la montura en tensión no se usan engastes.

En riel o de carril: Consiste en colocar los diamantes entre dos paredes metálicas paralelas al interior del anillo. La joya puede incluir estas piedras encerradas por toda la joya, solo en un tramo o también puede incorporar otra piedra central.

Bruñida: En esta montura, las gemas se incrustan en orificios dentro de la argolla y se fijan prensando el metal para cubrir el filetín de cada piedra. También se le conoce como engarce a nivel.  

Por estilo:

Clásico: Si desean un diseño clásico para pedir matrimonio, acertarán con el tradicional anillo solitario, ya sea en oro o plata, con un diamante en talla brillante.

Romántico: Si hay un metal por excelencia que inspira romanticismo, ese es el oro rosa. Por lo tanto, escojan un anillo en oro rosa con una piedra a juego. Puede ser en el mismo tono, como una morganita, o en uno más intenso, como un rubí.

Vintage: ¿Cómo evocar la opulencia de antaño?  Las opciones son muchas, desde sortijas de oro amarillo con un diamante marquesa con halo, de inspiración victoriana; hasta un anillo de plata envejecida con una esmeralda de talla Asscher, muy al estilo años 20. 

Moderno: La montura en tensión es perfecta para configurar anillos modernos, pues permite diseños novedosos y originales. ¿Qué tal innovar con un diamante negro en una doble banda asimétrica?

Minimalista: Mientras más limpio y sencillo, mucho mejor. Y en ese sentido, una buena opción será decantarse por una banda de plata u oro blanco lisa, con un solo diamante bruñido al centro. Este estilo es ideal para hombres.

Glamuroso: Todo lo contrario al anterior. Si buscan un anillo que destaque por su exceso de brillo, escojan una pieza de banda ancha repleta de filas de diamantes en pavé. O para un extra de color, que se intercalen diamantes con esmeraldas o zafiros.

B: Piedras

Casabona

Si aún no saben qué piedras elegir, les servirá guiarse por el significado de cada una de ellas.

Diamante: Simboliza el amor eterno, la búsqueda de la perfección, la lealtad y la voluntad de triunfo. También se cree que eleva la energía.

Rubí: Esta piedra de color rojo brillante representa el deseo, el coraje, la valentía y la pasión. Asimismo, se traduce en protección ante cualquier peligro o mala fortuna.

Zafiro: Conocida como la piedra de la sabiduría, esta piedra preciosa, comúnmente azul, ayuda a potenciar el conocimiento y facilita el éxito a quien la lleve. También alinea los planos físico, mental y espiritual.  

Esmeralda: Simboliza el poder, la inmortalidad y la eterna juventud. Además se asocia a esta piedra verde con la abundancia y la fertilidad. 

Aguamarina: De un traslúcido tono turquesa, la aguamarina atrae la buena energía, armoniza el entorno, relaja y otorga paz.

Amatista: Corresponde a una variedad púrpura del cuarzo, que representa la espiritualidad. Es considerada una piedra curativa, meditativa y calmante.

Topacio: Se relaciona con la franqueza, la confianza, la lealtad y la verdad. También se le adjudican propiedades terapéuticas.

Morganita: Esta bella piedra de color rosa se vincula a la paciencia, la tolerancia y el respeto, pero también su significado se asocia con la energía amorosa y la sexualidad.

C: Metales

Joyas Diez

Aunque hay otros metales a los que podrán recurrir, sin duda que el platino, el oro y la plata son los tres más utilizados en la elaboración de anillos de compromiso.

Platino: El platino es un metal precioso y noble, naturalmente de color blanco grisáceo. Es pesado, muy dúctil y se trabaja en joyería con un 90 o 95% de platino puro, lo que eleva su valor. Además, los metales que se utilizan para obtener su aleación, como el rutenio y el iridio, son también pesados y costosos. Por su pureza, un anillo de platino nunca perderá su color original, a la vez que destacará por sus propiedades hipoalergénicas y por su durabilidad.

Oro : Por el contrario, el oro es tan blando y ligero que se debe mezclar con otro metal para poder trabajarse en joyería. Por eso es que el oro amarillo es una aleación de oro y metales como plata, cobre y zinc. Por ejemplo, 14 quilates contienen 58.5% de oro puro. El oro blanco, en tanto, se obtiene combinando oro y metales de color blanco grisáceo, como platino, platino o paladio. Mientras que el oro rosa corresponde a un 75% de oro puro, un 20% de cobre (que le da su color característico) y un 5% de plata.

Plata: La plata, por su parte, es un metal brillante, resistente, dúctil y maleable. Además, tiene el plus de que es mucho más económica que el oro y por cierto que el platino. Se conoce como plata fina a toda aleación de plata y cobre, donde el porcentaje de plata es mayor al 90%. Las aleaciones más utilizadas en joyería son Plata 925 y Plata 950. La primera se traduce en 92,5% de plata y 7,5 de cobre, también conocida como plata esterlina. La segunda indica un 95% de plata y un 5% de cobre, muy utilizada en joyas hechas a mano, pues permite trabajar con más facilidad los detalles. 

5. ¿Cómo cuidar un anillo de compromiso?

Joyas Diez

Finalmente, hay algunos consejos que podrán tomar para limpiar su anillo de compromiso en casa, ya sea de platino, oro o plata. Una técnica es hacerlo con bicarbonato de sodio. Solo deberán mezclar bicarbonato con agua en un recipiente pequeño y revolver, hasta crear una especie de pasta espesa. Lo que sigue será aplicar el producto y frotarlo en el anillo e incluso en la piedra. Una vez hecho eso, enjuáguenlo con agua y séquenlo cuidadosamente.

Una segunda manera consiste en crear una mezcla entre lavalozas con agua tibia. Busquen un cepillo de dientes con cerdas suaves y sumérjanlo en el compuesto para limpiar el anillo, pasándolo por todos lados. Y una tercera técnica es a base de amoníaco. Hagan una mezcla con tres partes de agua tibia por una de amoníaco. Entonces, introduzcan el anillo en el recipiente y déjenlo ahí por cinco minutos.  

Con cualquiera de estas soluciones lograrán que el anillo quede como nuevo. Eso sí, si la joya se ve expuesta a un golpe o ralladura, lo mejor será acudir al servicio de mantención de la joyería donde lo adquirieron. Para evitar que se deteriore o estropee, procuren no usar el anillo de compromiso durante los quehaceres domésticos, cuando vayan al gimnasio o hagan deporte, y en la playa o en la piscina.

Más allá de quien lo entregue o si ambos lucirán uno, el anillo de compromiso se convertirá en un tesoro que marcará un hito trascendental en su relación. De ahí la importancia de escogerlo correctamente y cuidarlo con la rigurosidad que merece una pieza tan especial. ¿Ya revisaron nuestro directorio de joyerías? ¡No se pierdan esta completa lista! Puede que encuentren el anillo indicado o, por lo menos, una gran inspiración antes de encargarlo.

Te ayudamos a encontrar los anillos y joyas para tu matrimonio 💍
Pide información y precios de Joyería a empresas cercanas

Otros artículos que te pueden interesar