Jonathan López

Aunque no lo creas, uno de los recuerdos que tendrás del día de tu matrimonio, será lo que hiciste en las horas previas a intercambiar anillos de matrimonio. Esos pequeños rituales que harán que estés más relajada y con la piel brillante, pondrán todo a tu favor para que luzcas tus trenzas lindas o el peinado que escojas y tú resaltes cuando intercambien frases de amor con el que será tu marido.

Inspírate con estas ideas que se convertirán en los mandamientos para hacer antes de tu matrimonio.

Darte un baño de tina

Un consejo que nunca falla cuando de relax se trata es darse un baño de tina con espuma, sal de mar y mucho tiempo. Puedes, además, prender algunas velitas en el baño y de verdad darte todo el tiempo que mereces para despejar la mente y dejar las tensiones en el agua de la bañera.

Enjoy Puerto Varas

Lávate el pelo

Sobre todo, si estás pensando en peinados de novia con pelo suelto, lo mejor es que ese día te laves el pelo con tu champú favorito, y agregues alguna ampolla de brillo, así tu pelo quedará envidiable y deslumbrará todo lo que necesitas en este día donde intercambien anillos de oro con el amor de tu vida.

Escucha tu música favorita

Para que el estrés no te coma, respira profundo y pon tu playlist favorito a todo volumen. Canta, baila y olvídate por algunas horas del mundo y de la tensión que te pueda causar pensar en cómo va a salir todo. Además, tranquila, todo va a salir bien. Los centros de mesa para matrimonio van estar preciosos, la comida rica y tú, tu marido y los invitados, felices.

Over Paper

Exfóliate

De seguro este consejo ya te lo dio la maquilladora el día de la prueba, y es que es muy real. Para que en el gran día tu piel esté iluminada y se vea sana, será aún mejor si la exfolias en la ducha o tina, con agua tibia y un exfoliante suave, el mismo que puedes incluso, usar para los labios y así asegurarte de que el labial dure por más tiempo. Un exfoliante casero que nunca falla es la mezcla de azúcar rubia, limón y miel. Suave, rápido y efectivo.

Habla con tu mejor amiga

Conversar también libera tensiones, y ¿qué mejor que hacerlo con tu mejor amiga? Puede ser por teléfono o en algún lugar, pero lo importante es darse un tiempo y que puedas decir todo lo que te tiene preocupada, con nervios o emocionada de ese día tan especial. Y lo mejor, es que puedes decir lo que quieras, porque tu mejor amiga te contendrá.

Álvaro Naranjo

No te llenes de actividades

La mejor decisión que puedes tomar es no llenarte de cosas por hacer el mismo día del matrimonio. Es importante que te dejes tiempo libre para no estresarte más de la cuenta con cosas que puedes dejar listas antes del gran día.

Come bien

Tan importante como olvidado es comer bien. Independiente de la hora del día en que te cases, es fundamental que sigas con tu rutina diaria y normal de alimentación. El vestido ya está adecuado a tu medida y si comes poco, además de sentirte mal, en el primer trago de las copas de novios con que hagan el brindis, corres el riesgo de emborracharte.

Hidrátate

Importante también para que la piel luzca tersa y suave es que tomes harta agua. Además de ayudarte para que el maquillaje se vea sin grietas, te mantendrá deshinchada, cosa necesaria para llevar el vestido de novia cómodamente.

Miguel Carrasco Tapia

No experimentes con tu look

Primordial es que el día de tu matrimonio no te pongas a jugar con tu look. No te tiñas el pelo, ni te lo cortes. Es una decisión que podría salir muy mal y a horas de casarte, no te quedan muchas posibilidades.

Confía

Por último, pero no por eso menos importante, es que ya en las horas previas a tu matrimonio, confíes. Confía en que todo va a salir bien, en los proveedores que contrataste, en que tus invitados estarán felices y dispuestos a acompañarlos. Respira profundo y largo, y suelta los temores, que lo más importante es que lo pases bien, lo disfrutes y construyas uno de los momentos más lindos que vas a tener con tu pareja.

Toma nota de estos consejos y suma los que crees que te ayudarán para disfrutar al máximo uno de los momentos más importantes de tu vida. Después de todo, no todos los días se intercambian frases bonitas de amor en un altar con la persona que amas. Además, a estas alturas, la decoración de matrimonio, el menú, la música y todo el resto, ya estarán listos.