Cartasajulietta
Cartasajulietta

Las “bodas de papel” son y serán siempre una de las más especiales. Y es que el primer año de casados, si bien no será color de rosas, estará lleno de momentos felices, emociones intensas, retos, pasión, carcajadas y mucho aprendizaje.

¿Aún no tienes claro qué obsequiar a tu pareja? Aunque una cena romántica siempre será una buena idea para celebrar el primer aniversario de matrimonio, si buscas un detalle que perdure en el tiempo, entonces decántate por una carta de amor.

Según una tradición que proviene la Alemania medieval, cada aniversario está asociado a un material, desde los más frágiles hasta los más sólidos conforme pasan los años. Y de ahí que sea costumbre regalar, en cada caso, un obsequio elaborado en dicho material. Si quieres cumplir con esta antigua tradición, entonces otra razón más para sorprender a tu esposo/a con una bella carta.

De los sentimientos y emociones

Tquilasinsal Fotografías
Tquilasinsal Fotografías

Quizás nunca le has escrito una carta a tu pareja y no sepas por dónde empezar. La primera recomendación es buscar un estilo: ¿Quieres que sea una carta emotiva? ¿Con notas lúdicas? ¿Una mezcla entre ambos? ¿En lenguaje formal o coloquial?

Ya aclarado ese ítem, entonces identifica qué puntos querrás abordar para que te resulte más fácil la escritura. Por ejemplo, por tratarse del primer aniversario, puedes dedicar párrafos a recordar el día en que se casaron y la luna de miel, a contar cómo has vivido este primer año de matrimonio, a expresar tus deseos para el futuro y a agradecer por los lindos momentos.

De todos modos, puedes ordenar la carta como lo estimes conveniente, o bien, inspirarte en modelos que encontrarás en Internet. Lo importante, eso sí, es que puedas traspasar a ella tus sentimientos y emociones más puros. Y para darle un toque todavía más íntimo, no dejes de llamarlo/a por su apodo, si es que lo tiene.

Una carta por mes

Cartasajulietta
Cartasajulietta

Otra idea para celebrar las “bodas de papel”, pero que tendrás que empezar a preparar desde antes del matrimonio, es escribir una carta por cada mes que lleven de casados. Una donde relates tus sensaciones en el primer mes de matrimonio, otra narrando alguna anécdota que les ocurriera en el segundo mes, una tercera detallando sus nuevas rutinas y así, hasta completar los doce del año.

Será un hermoso regalo con el que sorprenderás a tu pareja y al que podrás sumar puntos con una linda presentación. Por ejemplo, armando un librito artesanal con las doce cartas. O acomodándolas en una caja especial.

Cartas enterradas

Darwin Pulgar Fotografías
Darwin Pulgar Fotografías

Para realizar esta idea, tendrás que pedirle a tu amado/a que también te escriba una carta. Entonces, ¿por qué no intercambiarlas pero sin leerlas? No al menos, hasta que cumplan un nuevo aniversario, es decir, las “bodas de algodón”. Pueden inmortalizar en el papel sus emociones al llegar al primero año de casados, así como sus anhelos para el segundo. Será un emocionante ritual enterrar juntos sus cartas en el jardín, para luego volver por ellas en exactos 365 días.

Carta con poemas

Néstor Álvarez Fotografía
Néstor Álvarez Fotografía

Ahora, si no te fluye fácilmente la escritura, otra alternativa es que elijas un poema romántico que te haga sentido y lo plasmes en una carta de tu puño y letra, consignando al autor. En la poesía chilena, por ejemplo, encontrarás mucha inspiración, ya sea entre los escritos de Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Pablo de Rokha, Raúl Zurita o Jorge Tellier. Para que no parezca tan impersonal, puedes acompañar el poema de unas líneas en las que manifiestes tu felicidad al cumplir un año de matrimonio y expliques por qué le dedicas ese poema.

En qué formato

Franc De León
Franc De León

El “papel” representa la fragilidad del primer año de casados, por un lado y, por otro, simboliza un lienzo en blanco en el que hay toda una historia por delante por escribir. Por lo tanto, aunque te parezca atractivo personalizar una tarjeta online con fotos y música, para este aniversario lo ideal es que redactes tu carta a mano.

Puedes usar un papel pergamino, para darle un toque vintage a tu declaración de amor. Un papel Kraft, si prefieres que tenga un aspecto rústico. Un papel Baltik, si buscas notas de color. O una cartulina opalina, para un estilo más formal. Además, no olvides poner tu carta en un sobre para que se conserve mejor en el tiempo. E independiente del papel y el estilo, un sello de lacre siempre le sumará romanticismo a tu dedicatoria. Personalízalo, por ejemplo, con sus iniciales o con la fecha del aniversario.

Más allá de que las cartas tienen un encanto especial, pues en su interior guardan los sentimientos más profundos, será un obsequio tangible con el que tu pareja podrá volver a emocionarse cada vez que la lea. Un detalle en el que no necesitarás invertir un solo peso, pero que, aun así, tendrá un valor que supera al de cualquier otro objeto o invitación.