Microfilmspro

¿Y ahora qué? ¡Ahora todo! Seguramente de solo pensar en esto ya se vuelven a agotar, y es que los últimos meses han estado planeando hasta el más mínimo detalle para que todo salga perfecto. La novia, por su lado, muy ocupada escogiendo el vestido de novia con que siempre ha soñado y haciendo muchas pruebas para dar con el peinado de novia ideal para ella. Por su parte, el novio escogiendo su traje, juntos buscando lugar, viendo fechas, escogiendo la decoración para matrimonios de manera meticulosa y así, muchos detalles para que el día que llegue su matrimonio lo puedan dar todo junto a sus invitados.

Lo más probables es que ese día tomarán unas copas de más, se moverán como locos entre fotos, saludos, bailes y discursos. Pero lo cierto es que después de tanto movimiento y emociones, lo más probable es que al día siguiente no valgan un peso. Y a esto se suma que muchos recién casados viajan de luna de miel a los días del matrimonio sin alcanzar a recuperarse.

Por ese motivo y para que logren sobrevivir a este síndrome post fiesta de matrimonio, hoy les traemos un manual pensado para ustedes. A continuación, los invitamos a leer una serie de tips para no estresarse más de la cuenta.

Organización previa

La Negrita Photography

Para que no se les venga el mundo encima cuando más agotados estén, una buena organización previa es clave. Intenten dejar los máximos temas posibles organizados, desde dejar su casa limpia y ordenada para volver solo a descansar, decidir quién los llevará al hotel que reservaron para su noche de bodas y hasta tener decidido dónde quedarán guardadas sus lindas copas de novios con que hicieron ese inolvidable brindis.

Anticiparse a los detalles

Nectar Ideas

No todo se ha terminado después de la fiesta de matrimonio, pues aún quedan algunos detalles como enviar las tarjetas de agradecimiento, o saber qué se hace con algunos arreglos de matrimonio, como las flores y banderines. Para lo primero, les sugerimos que con cada regalo que vaya llegando hagan inmediatamente la tarjeta de agradecimiento y tachen ese nombre en una lista con registro. En cuanto a las flores, en caso que decidan llevarse algunas, hablen con su wedding planner y pídanle que ella se encargue de llevárselas a su casa al día siguiente.

¡Luna de miel, check!

BluePlanet Travel

La tan esperada luna de miel debe ser solo motivo de relajo y de frases bonitas de amor, por lo que no solo el destino y la estadía deben estar listos, sino que absolutamente todos los detalles extras, como con quién se queda la mascota en caso de tenerla, dejar todo avanzado en el trabajo para no pensar en él, hacer una lista con los documentos que necesitan llevar en sus bolsos de manos para no olvidar absolutamente ningún detalle. En fin, todo los que les permita salir y partir fácilmente.

Lista de regalos

Hotel Santa Cruz

Muchos invitados comprarán el regalo post-matrimonio, lo que les impedirá saber en su totalidad qué les han regalado. Pero esto no será un problema para armar su casa o sacar un presupuesto antes de la luna de miel, ya que la mayoría de los regalos estarán listos, por lo que no esperen a recibir todos los regalos para organizarse.

Hidratarse y descansar

ChrisP Photography

Por lo general, los novios cuidan su alimentación antes del gran día, para desquitarse con todo en su matrimonio. Puede que la novia haya hecho una dieta muy estricta para lucir perfecta ese vestido de novia con encaje, lo mismo con el novio con ese traje a medida que tan bien lució. Eso, sumado a los nervios, los hará tener una resaca aún más fuerte que el resto. Para evitarlo, intenten tomar mucha agua durante la fiesta y tengan un kit anti resaca con aspirinas y bebidas isotónicas, entre otros. Y, por supuesto, no olviden dormir, descansar y tomarse el día siguiente con calma.

Hasta la torta de matrimonio o también, algunos de los adornos de matrimonio deben ser guardados luego de la fiesta, por lo que asegúrense de tener todos estos detalles listos con anticipación para que a la mañana siguiente puedan disfrutar de un día lleno de grandes recuerdos y no seguir preocupados por si dejaron o no algo olvidado en el centro de eventos.