¿Quieres añadir un toque personal a tu enlace? Entonces, atrévete con una preciosa corona de flores de manera muy fácil y con muy pocos elementos tanto para la decoración del matrimonio como para el outfit nupcial. Y es que puedes hacer desde adornos de matrimonio para la Iglesia o el salón, hasta confeccionar una corona para acompañar tu peinado de novia o, incluso, para las niñas que hagan de damitas.

¿Qué materiales necesitas?

  • Alambre forrado de plástico verde
  • Cinta adhesiva de floristería de color verde
  • Alicates
  • Tijeras pequeñas de jardinería
  • Un rollo de alambre fino
  • Una cinta de raso del color que prefieras (opcional)
  • Y por supuesto, ¡paniculatas!

¿Cómo es el paso a paso?

  • Primero debes forrar el alambre verde con la cinta de jardinería, enrollándolo por completo de manera que quede liso y flexible.

  • Dobla el borde de los extremos del alambre con ayuda de los alicates. Después da forma a la corona cerrando la circunferencia, pero sin enganchar todavía las puntas. Si te es más fácil, puedes trabajar con el alambre levemente curvado y ajustar la circunferencia al final. En caso de que sea para una persona en particular, será conveniente cerrarla ajustándola a la medida de la cabeza de quien la llevará.

  • Corta las flores y haz ramitas, dejándoles un tallo de unos 5 cm de largo. Con ayuda del rollo de alambre, ve juntándolas en ramilletes para darle volumen a la corona. Debes hacer la cantidad que la circunferencia del alambre principal te requiera.

  • Al alambre principal únele un extremo de alambre fino. Te será fácil manipularlo, ya que es muy flexible y te puedes ayudar de los alicates.

  • Engancha los ramilletes al alambre principal y ve poniéndolos en la corona uno junto a otro, asegurándote de que queden bien firmes. Aquí puedes agregar otro tipo de hojas verdes de tu gusto con el mismo método.

  • Una vez que has cubierto por completo el alambre y tienes formada la corona, cierra la circunferencia enganchando los dos extremos del alambre.

  • Ata la cinta de raso con un nudo simple o enlazada con la forma que prefieras. Queda muy linda dejándole los extremos más bien largos. 

¡Y ya tienes tu corona de paniculata! Como ves, es un proceso muy fácil y adaptable como arreglo de matrimonio o para ti, si tienes pensado usar un vestido de novia de estilo boho. ¡El resultado será increíble!