Alejandro Aguilar

Después de intensos días afinando los últimos detalles del vestido de novia, eligiendo los encintados de matrimonio y seleccionando las frases de amor para declarar en sus votos, la luna de miel es todo lo que necesitan para desconectarse en un 100 por ciento.

Y qué mejor si lo hacen con un viaje completamente a su medida recorriendo los bellos paisajes de Chile. Ya sea en su propio auto o arrendando uno equipado según la travesía, lo cierto es que una luna de miel on the road será la aventura perfecta para esos novios que no siguen protocolos.

Recuerden que, para viajar más informados sobre los destinos, alojamientos y atracciones, siempre es recomendable consultar en alguna agencias de viajes; porque, aunque sean ustedes quienes definirán sus propias rutas y tiempos, el consejo y asesoramiento de un profesional nunca está de más. Si les atrae esta idea, aquí encontrarán 5 rutas escénicas que seguro los cautivarán. 

1. Ruta de los cielos

El Valle del Elqui es reconocido como un lugar abundante en energías puras y sanadoras, además de poseer una gran vegetación. Este valle, recorrido por el río Elqui a lo largo de 140 km hasta adentrarse en las costas de La Serena, es ideal para conocerlo en vehículo, pues amerita muchas paradas.

Entre ellas, el pueblo de Vicuña, donde nació la poetisa Gabriela Mistral y que vale la pena visitar pues encontrarán comida típica chilena y productos artesanales desarrollados por los lugareños, como mermeladas, manjar y pan amasado.

Además, Vicuña es un lugar ideal para la observación astronómica, pues a 9 km al noreste está el centro astronómico Mamalluca, un paraíso para quienes les gusta apreciar el cielo estrellado y observar el cosmos.

Paihuano, en tanto, es otro pueblo que cautivará especialmente a los amantes de la meditación, con campings, picadas, almacenes y todo lo necesario para abastecerse y recorrer desde ahí los alrededores. Entre otros, están los pueblos Pisco Elqui y Horcón, a 10 km uno del otro, donde lograrán conectarse aún más con la naturaleza y sus raíces.

2. Un tesoro escondido

Otra propuesta on the road para celebrar su postura de anillos de oro la encuentran cerca de la capital; un lugar paradisíaco al que muy pocos acceden. Se trata de la Laguna El Encanto, que se ubica en la región del Libertador General Bernardo O'Higgins, a 45 minutos de San Fernando.

Desde Santiago, el viaje dura dos horas y media, y es un tanto confuso, así que se recomienda ir con mapa en mano. De hecho, la laguna se encuentra al interior de la hacienda particular El Encanto, también conocida como Campo de José Manuel Gallinato, por lo que deben pagar una entrada para poder pasar.

Corresponde a una laguna de agua dulce, con una profundidad de unos 8 metros y con una cascada de 15 metros de altitud. Asimismo, encontrarán diversas cuevas aledañas en el lugar, producto de antiquísimas erupciones volcánicas, y que representan una gran aventura para quienes visitan la zona y desean explorarla.

Por otro lado, además de nadar en la laguna, podrán hacer caminatas, bicicleta y pesca con mosca, entre otras actividades para una luna de miel outdoor. Si desean pueden acampar en el lugar, o bien, alojarse en el pueblo más cercano.

3. Paisajes de ensueño

Adentrándonos ya en el sur de Chile, otra alternativa que pueden realizar en auto es la que comprende entre Llanquihue y Puerto Octay, un recorrido con paisajes naturales privilegiados.

El Lago Llanquihue es el segundo más grande de Chile y desde el pueblo que lleva su mismo nombre, hasta Puerto Octay, encontrarán lomajes verdes que se pierden en el horizonte, junto con vistas panorámicas del lago y los volcanes como telón de fondo.

Además, podrán detenerse a disfrutar de la gastronomía de Frutillar o, si bordean la rivera en sentido contrario, pasar por Puerto Varas, Ensenada y Las Cascadas. Por ejemplo, entre Puerto Varas y Ensenada hay 48 kilómetros y uno más en dirección al este encontrarán el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, con atractivos como El Lago Todos Los Santos, Los Saltos del Petrohé y La Laguna Verde.

Por su parte, una vez llegados a Puerto Octay, se sorprenderán con una arquitectura de influencia alemana y caminatas a la orilla del lago, en medio de una vegetación exuberante con volcanes y cascadas. Hallarán rústicos hospedajes para alojar y podrán disfrutar del amor en un mágico lugar suspendido en el tiempo. Además, si les toca buen tiempo, podrán descubrir sus playas de arena fina, aptas igualmente para la práctica de deportes acuáticos. Será el escenario perfecto para desconectarse después de tantos meses pendientes de los adornos de matrimonio y souvenirs.

4. Carretera patagónica

La Ruta 7 de Chile, internacionalmente conocida como la Carretera Austral, une Puerto Montt con Villa O´Higgins en un trayecto de 1.200 km a través de la Patagonia Chilena. Esta ruta empieza en la Región de Los Lagos y atraviesa toda la Región de Aysén, por lo que es ideal para una luna de miel sobre ruedas.

Entre otros paisajes asombrosos, podrán deleitarse con bosques, glaciales, parques naturales como Pumalín, Puyuhuapi y Queulat, y tesoros acuíferos como el río Palena, el río Baker, el Futaleufú y el lago General Carrera.

Por otro lado, encontrarán una atractiva oferta hotelera que incluye instalaciones con aguas termales en entornos sorprendentes, a la vez que podrán deleitarse con una gastronomía basada en los frutos del mar y de la tierra, con cartas que incorporan desde el curanto hasta el cordero al palo.

Además de hacer excursiones en bicicleta o caballo, trekking y ecoturismo, entre otras posibilidades, el mismo viaje en auto les permitirá descubrir hermosos rincones de esta carretera. Eso sí, necesitarán de todas maneras un vehículo 4 x 4 y harta memoria para tomar fotos. Y es que, al igual que el día en que partieron su torta de matrimonio, la luna de miel les dejará cientos de momentos para recordar.

5. Ruta del fin del mundo

Tierra del Fuego es la isla más grande de Chile, con 29.484 km2. Un maravilloso lugar, cuya riqueza de recursos patrimoniales, junto a su remota localización geográfica, la han convertido en un destino exótico, ideal para novios tan románticos como aventureros.

En el centro-sur de Tierra del Fuego, escondido entre laberintos de valles, montañas y bosques de lengas, se encuentra el Lago Deseado, el secreto mejor guardado de la región. Es uno de los últimos territorios chilenos que se mantienen vírgenes y salvajes, donde podrán practicar buena pesca, travesías en kayak, y caminatas en medio de cascadas secretas y bosques inexplorados.

Asimismo, en los alrededores encontrarán hostelería y gastronomía de alto nivel con toques regionales, incluyendo adictivas tortas de ruibarbo y reponedores calafate sour que podrán degustar con sus copas de novios. Eso sí, la ruta desde Tierra del Fuego al Lago Deseado no está pavimentada, por lo que tendrán que arrendar un vehículo 4 × 4. La distancia es de aproximadamente 350 kilómetros entre ambos lugares.

Ventajas de una luna de miel en auto

Mat & Fer

  • 1. Tendrán la oportunidad de improvisar en el itinerario, quedándose más días en un lugar o llegando a destinos que no tenían contemplados al inicio.
  • 2. Podrán llevar todo el equipaje que deseen mientras tengan espacio suficiente en el vehículo. Bicicletas o motos acuáticas, por ejemplo, para su excursión.
  • 3. El tiempo que pasen juntos arriba del auto les permitirá conectarse más como pareja, pues tendrán largas horas para conversar sin distracciones.
  • 4. Se conocerán en un plano muy distinto al cotidiano y acumularán un sinfín de experiencias sin las comodidades de todos los días.
  • 5. Podrán turnarse y compartir el volante para que el viaje no resulte pesado ni aburrido para ninguno de los dos.
  • 6. Podrán llegar a lugares recónditos que, de no andar en vehículo, de otra forma no podrían. Por ejemplo, adentrarse en una montaña o arrimarse a la orilla de un lago.
  • 7. Serán los dueños de sus tiempos y horarios, así como del dinero que desean gastar, sin pagos previos, ni reservas, ni comisiones.

Chile siempre será una buena opción para la luna de miel así que, ya con sus anillos de matrimonio en mano, prepárense a disfrutar del mejor viaje de sus vidas. Además, después de meses organizando la ceremonia, eligiendo arreglos para matrimonio y tantas cosas más, se merecen vivir una experiencia única e inolvidable. Y si la travesía será sobre ruedas, ¡mucho mejor!