Tabare Fotografía
Tabare Fotografía

Arcos de rosas, peinados de novia con coronas florales, tortas de matrimonio con lirios naturales, pétalos arrojados en el camino al altar… Las flores son una tendencia nupcial que no pasa de moda y en los centros de mesa no ocurre la excepción.

Por lo tanto, si ya están abocados a la decoración de matrimonio y, particularmente a los centros de mesa, tendrán que decidir qué flores elegir de acuerdo al tipo de celebración. Chequeen las siguientes propuestas que podrán tomar de inspiración.

1. Vintage

Si planean realizar una ceremonia con aires vintage, las flores en colores pasteles serán protagonistas indiscutidas y así también en sus centros de mesa. Eso sí, busquen un elemento propio de esta tendencia, como tazas o teteras de porcelana, para que sirvan de soporte a las flores escogidas. Inclínense, por ejemplo, por unas bellas peonias en colores lavanda, rosa, crema o vainilla.

2. Rústico

Si se decantarán por una decoración para matrimonio campestre, pueden mezclar diversas flores silvestres para que parezcan como recién cortadas. Entre ellas, armar un arreglo con amapolas, dedales de oro, alhelís, jacintos, margaritas, dientes de león, azaleas o caléndulas. Todas ellas son flores silvestres, que crecen en estado salvaje y de manera espontánea. Es decir, que no son sembradas ni plantadas. Bastará un bote de vidrio para completar su centro de mesa rústico.

BrasaViva
BrasaViva

3. Minimalista

La cala es una flor simple, esbelta y muy elegante, ideal para intercambiar anillos de oro en una ceremonia muy discreta. Por lo tanto, si desean configurar un centro de mesa en clave minimal, no necesitarán más que un par de calas blancas y un recipiente de cristal. Sorprenderán con este delicado arreglo. No obstante, si buscan algo aún más sofisticado, pueden utilizar cilindros altos transparentes y sumergir las calas completamente en el agua.

4. Romántico

Un matrimonio con toques románticos es sinónimo de rosas rojas. Por lo tanto, si buscan un centro de mesas que derroche pasión, pueden rellenar una pecera de cristal con agua, velas flotantes blancas y pétalos de rosa rojos, contorneando por fuera el recipiente con más pétalos. Se verá romántico y muy elegante. Ahora, si prefieren algo más sencillo, un pequeño florero con un par de rosas se verá elegante y clásico, además de muy romántico.

BrasaViva
BrasaViva

5. Boho

Si lucirán en su gran día un vestido de novia hippie chic o de inspiración boho, entonces repliquen la tendencia también en sus centros de mesa. ¿Cómo lograrlo? Utilicen como base un pedazo de tronco circular y coloquen sobre él un frasco de vidrio reciclado relleno con paniculata, también llamada velo de novia. Si desean, pueden complementar con hojas de eucalipto, aunque esta flor en realidad no necesita compañía.

6. Excéntrico

¿Buscan un arreglo floral que destaque por su excentricidad? Si es así, entonces elijan la protea como protagonista de sus centros de mesa para matrimonio. Con la forma similar a una alcachofa, las proteas son flores enormes y vistosas, con colores que van desde el blanco cremoso y el rosa pálido, hasta el profundo carmesí. Pueden configurar los centros con una o más proteas, acomodándolas en recipientes de cristal o cajas de madera.

Florería Lavanda
Florería Lavanda

7. Folk

Por último, si desean imprimir en su matrimonio la nostalgia folk de los años ’70, no encontrarán centros de mesa más apropiados que aquellos confeccionados con flores secas. Las hallarán en diversidad de colores, a la vez que estas flores, por su tamaño, son muy fáciles de montar. Por otro lado, si se casarán en otoño-invierno, las flores secas también son una muy buena opción.

Más allá de la temporada en que intercambien sus anillos de matrimonio, las flores siempre tendrán un lugar privilegiado en la decoración nupcial. Desde engalanar letreros con frases bonitas de amor, hasta colgar en guirnaldas desde los propios árboles.