Soto & Sotomayor
Soto & Sotomayor

Aunque tradicionalmente el novio entrega el anillo de compromiso al momento de pedir matrimonio, también es posible hoy en día que ambos integrantes de la pareja lo luzcan. Además, la tendencia es personalizarlo con una frase de amor corta, la fecha en que decidieron casarse o simplemente con sus iniciales. Sea como sea, esta joya será tan emblemática como los anillos de matrimonio y, por lo mismo, deben elegirla con especial cautela. Estilos encontrarán muchos, aunque sin duda hay uno que se destaca por sobre el resto. Se trata de las sortijas de compromiso vintage, que recogen inspiración de décadas pasadas.

Por qué escogerlos

Joyas Diez
Joyas Diez

Los anillos de compromiso vintage tienen el encanto y la elegancia de la joyería antigua, lo cual los convierte en piezas de irresistible belleza. En la vereda opuesta a la joyería minimalista, estas alianzas son ideales para aquellas parejas que desean marcar la diferencia e imprimir identidad en cada detalle. ¿Cómo conseguirlas? Si no tienen la opción de heredar el anillo de compromiso de su abuela o de su madre, existe la posibilidad de comprar auténticas joyas confeccionadas en años pasados. Sin embargo, es bastante complejo dar con esas piezas, a lo que se suman sus valores muy elevados de encontrarlas.

La mejor apuesta, por lo tanto, será escoger un anillo de inspiración vintage, que podrán adquirir sin dificultad, y en diversidad de modelos y colores. Por otra parte, entregar o recibir un anillo vintage puede ser el primer paso hacia un matrimonio temático. Es decir, si les gusta esta tendencia, ¿por qué no plasmarla en la estética de su enlace nupcial? Entre otras cosas, podrán elegir desde la papelería hasta los adornos de matrimonio en clave retro.

Sus características

Artejoyero
Artejoyero

Los anillos de matrimonio vintage pueden estar inspirados en diversas épocas, lo que les dará características específicas.

Argollas influidas por la época georgiana (1714-1837), por ejemplo, suelen ser anillos de oro amarillo, con piedras en variedad de colores, que caracterizan por su opulencia y majestuosidad. Y es que en esa época, la joyería era exclusivamente para los adinerados.

Los anillos basados en la época victoriana (1831-1900), en tanto, pueden ser de plata, oro y oro rosado, que fue especialmente codiciado en ese tiempo. Como curiosidad, cabe destacar que, durante el primer tercio de ese periodo, los anillos de compromiso se fabricaban con piedras brillantes, generalmente con la gema asociada al signo de la novia. Posteriormente, se popularizaron los anillos con diamantes solitarios.

Las argollas con referente a la época eduardiana (1901-1910), por su parte, generalmente son de platino y oro con piedras preciosas como diamantes, rubíes, ópalos negros, zafiros o peridotos. En general son grandes y se caracterizan por formar diversas figuras con sus gemas, por ejemplo rombos.

¿Y las piezas que evocan al art nouveau? Los anillos basados en la corriente que se extiende entre el 1890 y el 1910, exhiben elementos de la naturaleza, como diseños de hojas y no llevan diamantes como motivo central. Lo que se usa en estos anillos art nouveau son perlas blancas y piedras como aguamarina.

Nelson Grandón Fotografía
Nelson Grandón Fotografía

Por otra parte, si prefieres el estilo art decó (1915-1935), encontrarás argollas inspiradas en ese corriente que se distinguen por sus colores brillantes, líneas rectas y formas geométricas. Son principalmente argollas de plata o platino, con el protagonismo centrado en los diamantes.

En el periodo de 1935 a 1950, conocido como retro, la joyería estuvo marcada por los años dorados de Hollywood y, por lo mismo, los anillos influenciados en ese tiempo son piezas de oro blanco muy grandes o tridimensionales, con diseños curvos y motivos como arcos, cintas, volantes o flores. Llevan diamantes, aunque también piedras como zafiros y esmeraldas, siempre a gran escala.

Por su parte, los anillos inspirados en la década de los 60, los 70 y los 80 siguen siendo muy exuberantes, con diamantes con formas de fantasía y gemas de colores que se roban toda la atención. Muestra de ello es, por ejemplo, la emblemática joya de compromiso de Lady Di, un anillo de oro blanco con catorce diamantes y un zafiro oval de Ceilán, que ahora está en manos de la Duquesa de Cambridge, Kate Middleton.

Sea como sea, distinguirán a un anillo vintage en cuanto lo vean y sin duda caerán rendidos a sus encantos.

Dónde encontrarlos

Joyas Diez
Joyas Diez

Gracias al revival que ha experimentado la decoración, la moda y la joyería vintage, entre otros tópicos, es que no les costará encontrar anillos de compromiso que evocan tiempos pasados. De hecho, la mayoría de las orfebrerías y joyerías incluyen estas piezas en sus catálogos y con precios muy diversos según del diseño y los materiales empleados. De este modo, encontrarán anillos vintage desde los $200.000 hasta creaciones de lujo que superan los dos millones. Incluso, en algunas joyerías les ofrecerán la opción de crear el anillo de compromiso a medida, a partir de sus propias ideas. Más personalizado, ¡imposible!

Además de anillos y joyería en general, también está muy de tendencia la decoración de matrimonio vintage, que recurre a máquinas de escribir, libros viejos, maletas gastadas o biombos retro. Son elementos fáciles de hallar que le darán un toque muy romántico a su celebración, a la vez que podrán adaptar igualmente el traje de novio y el vestido de novia a este concepto.